RUIZ DE LIHORY, José (Barón de Alcahalí) - La Música en Valencia - Campanas de Valencia

La Música en Valencia - Campanas de Valencia

La relación que tienen las campanas, especialmente las de Valencia, con el asunto que nos ocupa, y la rareza y curiosidad del documento que transcribimos, nos deciden á discurrir ligeramente sobre esos sencillos instrumentos musicales que presiden casi todos los actos de nuestra vida, y se asocian á todas las emociones populares, tañendo lúgubremente con ritmo monótono ó dítono en los momentos de duelo, y volteando con harmónica nerviosidad en las jubilosas manifestaciones de regocijo público.
Muy justificada es la atracción que para todos, grandes y pequeños, tiene la melancólica voz de ese instrumento, que hora tras hora dirije la marcha de nuestra vida, ya anunciando el alba cuando la dormida naturaleza siente los primeros extremecimientos del día, ya deslizando sus ondas sonoras entre la penumbra brumosa del crepúsculo vespertino, con el toque del Angelus, poética invitación á la plegaria y al reposo, ya como atalaya de nuestros hogares que, colocada entre el cielo y la tierra, nos interrumpe el sueño con su tañer acompasado y pavoroso cuando algún peligro se avecina. Instrumento, en suma, que diríase tiene algo de humano, porque se la bautiza, tiene su nombre, su patria, sus alegrías y sus tristezas, reflejo siempre de los que con ellas están tan identificados, que su voz conocen y sus mandatos acatan. Y para que en todo sean similares á la vida humana, tienen también sus historias y sus leyendas. Son éstas innumerables en todos los países, pero sin rebasar los límites de nuestro reino, pueden citarse como ejemplo, entre otros, el de la Campana de la Unión, cuyo metal fundido hizo tragar D. Pedro IV de Aragón á los rebeldes valencianos, y la del Monasterio de Nuestra Señora del Puig, que, movida por invisible fuerza, dobló á muerto, anunciando lúgubremente de esta suerte el inesperado retorno de Fray Gilabert Jofré, que dejó de existir al trasponer los umbrales de aquella santa casa.
La antigüedad de la campana se pierde en las penumbras del tiempo. Dícese que en la época de los Emperadores se utilizaban en Roma para anunciar la apertura de los baños públicos, pero hasta que el cristianismo pudo dar publicidad á su culto y á sus plegarias, no adquirió la campana verdadera importancia.
Francisco B. de Ferrara y Baronio aseguran que las campanas se introdujeron en la Iglesia Católica por Constantino Magno, y Angel Roca supone fuera su inventor San Paulino en 431, pero no aportan documento alguno que justifique sus afirmaciones, ni aun el mismo Santo, en la descripción que hace de la Iglesia de Fondi fundada por él, menciona á las campanas. Lo único que sabemos es que en el año 590 eran ya convocados los eclesiásticos al oficio divino al son de campanas, según atestigua San Gregorio Turonense.
La campana de más venerable antigüedad se conserva en el Museo de Colonia; lleva por nombre Sanfang y tiene la forma de un cencerro. La de mayor tamaño es la de Moscou, que pesa 198.000 kilogramos, y las de mayor tonalidad los bordones de Nuestra Señora de Paris y Basílica de San Pedro en Roma.
Sabido es que en los comienzos del siglo XV las catedrales debían tener de 5 á 7 campanas, las iglesias colegiales 3, las parroquiales de 2 á 3, regla que no se ha cumplido nunca con exactitud, como lo prueba Valencia, donde fastuosos en todo, según nuestro carácter, reunen, entre la Catedral y las parroquias, 181, distribuidas en esta forma: en la Basílica 11, San Martín 6, San Andrés 6, Santa Catalina 7, Santos Juanes 7, Santo Tomás 4, San Esteban 5, San Nicolás 6, San Salvador 4, San Lorenzo 4, San Bartolomé 5, Santa Cruz 5, San Valero 6, San Miguel 3, San Juan del Hospital 3, Corpus Christi 8, Escuelas Pías 4, Compañia 3, Colegio de Carmelitas 3, ídem de Niños de San Vicente 3, Misericordia 1, Beneficencia 3, Hospital 2, Asilo de San Juan Bautista 2, Capilla del Milagro 2, Casa Natalicia de San Vicente 2, Seminario Conciliar 2, Colegio de San Pablo 2, Convento de la Trinidad 2, Santa Mónica 2, Zaidía 2, San Julián 2, San José 2, Corpus Christi (convento) 2, San Sebastián 2, Encarnación 2, Belén 2, Jerusalén 2, Santa Teresa 2, Santa Maria de Jesús 2, San Agustín 1, Santa Lucía 2, San Carlos 1, La Sangre 1, Presentación 1, Marchalenes (Nuestra Señora del Rosario) 2, Franciscanas Terciarias 2, San Gregorio 2, Pie de la Cruz 2, Temple 1, Santa Catalina de Sena 2, Nuestra Señora de los Angeles 2, Capuchinas 1, Adoratrices 2, San Pío V 1, Monte Olivete 2, San Juan de la Ribera 1, Puridad 2, Colegio de Santo Tomás de Villanueva 1, Santa Ursula 2, San Antonio 2, Sacramentarias (Reparadoras) 1, Asilo Marqués de Campo 2, Exconvento de Santo Do mingo 1, Santa Rosa de Lima 1, San Vicente de la Roqueta 1.
Las principales del Miguelete ó torre mayor, que son las que dan el tono en los volteos generales, tienen los siguientes nombres y cualidades: La María pesa 3.360 kgs., se fabricó á expensas del Cabildo y de la Cofradía de Nuestra Señora de la Seo en 1544, y su tono es perfecto en fefaut de órgano. —El Jaime pesa 2.280 kgs. y se vació para la antigua cofradía del Santo.—Manuel, la vació Miguel Bielsa en 1621. Su tono es cuatro comas sobre la Maria, que es un semitono menor, y así es el sostenido de refaut. —Andrés, pesa 1.990 kgs., la fundió Vicente Martínez en 1605; y su tono es solreut.—La Vicente, 1.632 kgs., la yació Joaquín Bellama en 1569, y su tono, que es algo más que tritono, viene á ser próximamente en Re Mi.—Narciso, de la Cofradía de este Santo, 1529, 1.990 kgs.; tritono sobre la octava más alto que la María.—Pablo, 672 kgs., 1487; tono, décima sobre la María.—Bárbara, 624 kgs., vaciada por Luis Castañeda en 1681, más que séptima y menos que octava sobre la María.—Violante, 384 kgs., la hizo Miguel de Bielsa, 1621; cuarta más alta que la María.— Ursola 288 kilogramos; tritono sobre octava.— Catalina, 480 kgs., 1350; su tono es sexta y una coma sobre la Maria. Todas estas campanas son de un timbre harmonioso, y al voltear combinando sus sonidos en las grandes festividades, especialmente en la alborada del día de Corpus-Christi, producen un efecto muy semejante al de las Basílicas de Roma en solemnidades análogas, poniendo en tensión los nervios de los valencianos, que consideran tan harmoniosos ecos como celestiales heraldos de sus alegrías y tristezas.
No deben citarse como notables sólo las campanas del Miguelete, porque las parroquias de San Andrés, San Bartolomé, Santa Catalina, Santa Cruz, los Santos Juanes y San Valero merecen el mismo calificativo, especialmente las de San Valero (Ruzafa), y la bautizada con el nombre de Pedro, de San Andrés, que por su dulcísimo timbre puede competir con las más notables de España y del extranjero.
La campana, que durante muchos siglos estuvo solo destinada á fines religiosos, cumpliendo la misión de transportar con su lenguaje suprasensible, en oscilantes y aéreas sonoridades, -el pensamiento humano á las más puras regiones de lo ideal, á lo incognoscible, á lo absoluto, admitida por las corrientes civilizadoras del siglo, se ha llevado á los talleres para regularizar las horas de trabajo, á las estaciones ferroviarias para avisar al pasajero con sus tres sonidos la proximidad y salida de los trenes, y â tos buques para comunicarse entre si en momentos de peligro y con sus tripulantes y viajeros en períodos normales. Los manes de Dante y de Byron (1) tal vez protesten de la vulgarización de la campana, tan poéticamente descrita por ellos; pero las tendencias utilitarias actuales se imponen. También se ha generalizado la costumbre de asociar á los regocijos cívicos los vuelos de campanas, hasta el punto de figurar como número obligado en todos los programas de fiestas y solemnidades de carácter patriótico y político. Buen ejemplo de esta afirmación es el dato de que el campaneo más general y solemne de que se guarda memoria en Valencia, fué el que se hizo con motivo de la proclamación de la República en España.
En el Archivo de la Basílica Metropolitana existe una pragmática dada por el rey D. Jaime acerca de la manera de tocar las campanas en Valencia para avisar á los vecinos que acudieran á la defensa el Justicia ó del Baile.
Merece también citarse como cosa curiosa la consueta del siglo XV sobre la manera de tañer las campanas del Miguelete. Dice así en su parte substancial:
«Lorde del tocar les campanes axi en dominiques com en qualsevol festivitat per ....a vedar alegries al temporal... a larma com qualsevol manera de tocar en tot lany.
Tocar per a vedar.
Primo, toquen tres vegades la campaneta del sembori cascuna vegada tant cons anar daçi á la carneceria nova y tornar e no la dexen parada sino solta del tot. A la tercera vegada que toque tosttemps fins que responen al campanar y en responent no tocar mes E responen ab lo Manuel pujantlo... poch mes y dexenlo del tot caure fins que no toqua y en dexarse de tocar la darrera badallada tantost inmediate lo tornen apujar axi mateix y aço fan tres vegades E acabada la tercera vegada tantost apres toquen la vedada tres vegades axi com lo Manuel fins a mes de mija finestra y a la tercera vegada... aran prest atesant. La vedada y... y tocaran un... ma (falta esta media hoja).
En temps de entredit.
Primerament fan senyal ab la campaneta del sembori, corn se acostuma fer senyal entre lany quant no es vedat y lo campaner y segon responen ab la vedada y aventanla sense may parar a matines obra de rnitg cuart y a misa y vespres hun quart poch mes o menys y a queden ab la campaneta del cimbori y dexen caure la vedada fins que no toca Y en acabar de tocar la darrera badallada tantost tornen a pujar la vedada aximateix y tornen a quedar ab la campaneta del sembori de manera que tres vegades aqueden y tres vegades aventen y la dexen caure tres vegades la vedada y altra vegada atesen prest la vedada y acabant de tocar posen lo gantcho en lo batall y toquen xxxx batallades poch mes o menys ni masa gran ni masa prest E a la darrera tocaran unes huit o deu badallades axi prestes molt mes que les altres E acabat aso fan senyal ab la campaneta del altar major y comensen Iofficii a la cartoxana en lo cor y quant ve al dir de la missa venen los capellans â la capella y aqui diuen la misa â la cartoxana e accabada misa tornen al cor a dir nona... (Falta media hoja)...
Pera desvedar.
Per toquen la campaneta del sembori tres vegades axi corn la toquaren quant volgueren vedar y a la tercera no para fins que responen al campanar y respon primer lescola de les chiques aventant la chica y doblant la despertada e lo campaner y segon pujen lo Vicent fins a mitja finestra. Se llavors lo campaner va a doblar lo Manuel hun poch apres torna ajudar a puiar lo Vicent fins a mija finestra e torna a doblar lo Manuel hun poch y dexen caure lo Vicent y aqueden doblant ab la despertada de la mateixa manera ques toca la vigilia de la festa doble que no es Bisbal E si era día Bisbat toquen totes les campanes repicant com al tornar de la processo.
Tocar á temporal.
Per algun temporal o d Trons// Lamps// pedra o aire terrible Lo guardia o lo del altar encen lo ciri de la fe davant lo altar major e Lo campaner aventa la morlana asoles / e si lo temporal es gra aventen lo Arcis y la despertada y la chica E si tan gran era y de tanta durada aventen lo Vicent.
Tocar a larma
Toquen la Maria/ a badallades ab lo pancho pres i com qui dobla un poch E altre poch lo Jaume despres lo Manuel apres lo esquellot y axi de corrent per tots los quatre senys.
Tocar a cors general
Si morra algun canonge de Valencia o arribase nova de mort del Rme Sor Archebisbe o de Rey ó princep/ persona real per la qual mane tocar lo Reuerent Capitol. Primerament toquen la campaneta del sembori tres vegades cascuna vegada tant corn anar á la carneçeria nova y tornar y la tercera vegada no paren fins que responen les campanes totes exceptant les morlanes y toquen tres trachs aquedant les campanes y... al altre dita de hun miserere a esme y acabant lo darrer trach dita de hun credo responen les campanes la chica y la despertada prestes y la vedada y lo Arcis un poquet mes espau y lo Squellot y lo Vicent hun poquet mes espau y lo Jaume toca a dos bandes y reprenen la Maria y responen ab lo Manuel y si ha compliment de gent y major solemnitat aventen lo Manuel y doblen ab la Maria una y una emxo lo aventar del Manuel es atart y cosa voluntaria als escolans.
Per lo marques de Azenete y per lo marques de Brancomburg marit qui fon de la Reyna Germana se tocaren trachs// Per Virrey e per gobernador preminent tambe poden tocar trachs.
Per los altres cosos generals nos toquen trachs sino totes les campanes segons damunt dit es y no pot esser cors general sense que no toquen les campanes a cors general ni per lo contrari.
Tocar a cors ab qtre campanes.
Tosttemps que la creu mijana de la Seu hix pera soterrar algun cors/o/a remernbransa no pot exir sense que no toquen les quatre campanes si no ia exit gratis per fer honra/a algun capella/o amich// E toquen desta manera que aventen la chica y doblen ab la despertada una y una y quant es alta aventen lo Vicent y doblen ab lo Manuel una y una y axi van les quatre campanes.
Cascun toch aixi de general com de quatre campanes dura una hora en la qual fan tres parades y cadascuna parada dura una quarta e lo intervall de una parada al altra mija quarta en axi en les tres parades ab los dos intervalls dura huna hora E com lo cors general hix de fora de la Seu exint la processo comensen â tocar y no paren fins que tota la processo es tornada dins la Seu tocant per ses parades de una quarta y sos intervalls de mija quarta E axi mateix se fa aquatre campanes E si lo cors/ o remembrança y les obsequies esen en la Seu y la vespra apres completa dihen la letania per dirla mes a plaher corn se acostuma de fer algunes vegades volent dir la letania fan un toch e lo dia de la remembrança ara... hara letanya / o no es lo costum fer dos tochs lo hu apres que son tocat a misa dihen terça o festa fins al Evangeli y laltre apres obsequis///
Senyal a morts.
Tosttemps quey ha de hauer demorts Los tres scolas del campanar inrnediate ans de tocar a vespres fan senyal ab lo Manuel quel aventen fins a mes de mija finestra y deixenlo caure alguna vega per no esser auisats ab temps per lo baser ó sotcabiscol ó per oblit dells fan senyal tocant lo primer toch ço es que posen la campana y fan lo senyal apres tornen a tocar lo primer toch.
Senyal de processo.
Sis fa processo de fora la Seu quei hagen de venir la parochia Si es de mati fan lo senyal apres que son acabat de tocar a misa y si la proçesso es apres vespres fer senyal apres que han tocat a vespres ço es que aventen lo Manuel e parenlo tres parades apres soltanlo.
Quan torna la processo.
Essent les creus en vista de la Seu lo campaner aventa la morlana ab la una ma e ab laltra quan la rnorlana es quasi alta toca tres badallades lo Manuel espau fent hun poch de espay de una badallada a laltra E parada la morlana apres repica un poch lo Manuel y dexa de doblar la morlana y lo campaner y ell comensen á tocar les altres campanes que estan ya atesades ab temps per lo campaner E lo scolá de les chiques comensa a repicar les chiques y tocant aixi totes les campanes toquen hun toch fins que tota la processo es dins la Seu.
E acaben de tocar aquedant primer les chiques lo Arcis lo Esquellot lo Vicent e lo Jaume e lo Manuel e apres dexen caure la morlana questaba parada doblant ab laltra fins acabar de tocar.
Tocar a capitol.
A capitol toquen ab lo Jaume ço es XV o XX badallades prestes ab lo pancho apres altres tantes molt espau apres altres tantes prestes corn les primeres.
A matines.
Al primer toch campaner y segon aventen lo squellot fins tant que aqueden ab la campaneta del sembori los capellans que venen a matines y ans de tot en acabar de tocar XII hores Lo escola del altar fa senyal ab la dita campaneta del sembory e may parar fins tan qui responen al campaner ab lo squellot lo qual toquen per parades fins quels aqueden ab la dita campaneta com dit es y sellavors dexenlo caure apres de una bona stona tant corn staria aIgu en putjar y avallar lo campanar fan lo segon toch ço es que lo campaner y segon tiren lo Vicent un poch y apres paren lo Vicent y lo segon aventa la chica y dobla la despertada e quant la chica es alta Lo campaner dexa caure lo Vicent y dobla ab lo Manuel, y a la fi lo segon dexa caure la chica doblant ab la despertada y axi acaben de tocar a matines.
A lalba tot lany.
Lo guardia que de mija nit amunt te carrech de guardar, la Seu y star al postich del Bisbe questa tancat ab lo forrellat pera obrir y tancar ais capellans de matines quant sera hora del alba en lo hivern á les cinch hores o poch apres en lo stiu entre quatre e cinch va a despertar al campaner segon y... ab la campaneta del campanar y aixi pugen y aventen lo Manuel fins a mes de mija finestra y dexenlo hij han de respondre al alba totes les parrochies a pena de hun real tosttemps quels voldra executar lo campaner E los disaptes apres que han tocat lo Manuel lo campaner aventa la chica y dobla ab la despertada per hun ben tret.
Missa major.
Lo campaner / segon,// chiques,// y guardia apres que lo guardia ha fet senyal ab la campaneta del sembori pugen seny lo del altar guarda la sagrestia e aparella lo mester e toquen lo Manuel aventant una mija hora poch mes o menys e com volen aquedarlo del altar hix á la porta el campaner per fer senyal que aqueden que quant fan de dominica o de festa simple o semiduplex en dcoma. no aqueden al primer toch ab la campaneta del sembori sino corn dit es e se llavors paren lo Manuel si ya no era parat/ e lo de les chiques aventa la chica y dobla la despertada y quant es alta dexa lo Manuel lo campaner al segon y guardia e va a doblar la Maria hun poch e aqueden lo Manuel y la Maria y apres la chica y despertada y axi es lo primer y segon toch tot en una.
A missa solta.
Lo campaner// segon y chiques tiren lo Manuel fins a mes de mija finestra quant lo del altar los ha fet senyal ab la campaneta del sembori dient la postcomunio.
Les batallades de Levar Deu.
Sis celebraben dos/ o tres mises cantades hans de tocar les badallades en la darrera misa cantada encara que sia de requiem y acabat lo prefaci lo guardia agenollas en lo graho mes baix davant la porta de la capella y fa senyal ab la campaneta del sembori de dos ó tres badallades per que lo campaner se pose apunt y en haber consagrat ques abaixa lo domer a la hurnillacio primera del levar de la hostia revolta la campaneta lo guardia y lo campaner toca la primera badallada ab la Maria quant te la hostia alta torna á revoltar la campaneta y respon la segona badallada e avallant la hostia torna / á revoltar la campaneta y respon la tercera badallada y aixi mateix a les atres tres badallades del alsar del sanguis.
Senyal de Vespres.
De la vespra de Santa Creu de setembre fins al dia ans de la vespra de Santa Creu de Maig lo campaner qui guarda la Seu tocant una hora fa senyal a vespres ab la campaneta del sembori e obri les portes e puja sen a tocar a vespres E aiximateix en lo stiu tocant dos hores lo divendres e dies de dijuni que no ía despertada.
Vespres.
Al primer toch habent fet senyal a la huna hora en lo hivern lo qui guarda la seu que es lo campaner o a les dos hores en stiu lo del altar o lo campaner si no es dia de despertada Lo campaner essent arribat al campanar aventa la morlana y lo segon dobla laltra morlana e aixi toquen per sis parades fins quel lo del altar aqueda ab la campaneta del sembori ques acap de mija hora que han fet senyal a vespres poc mes/o menys y sellavors dexa caure la morlana tostternps doblant ab laltra fins ques aquedada y axi es lo primer toch.
Al segon toch pugen lo de les chiques y lo guardia y tots quatre tiren lo Manuel y quant es alt lo campaner dexal als tres y va a doblar ab la Maria fins ques parat lo Manuel// quant es prat dexenlo al quil para/ y lo de les chiques y laltre van y lo hu aventa la morlana y lo de les chiques dobla laltra rnorlana y parenla y sellavors lo de les chiques repica les chiques y lo segon e guardia toquen les altres campanes ab lo campaner y comensant á repicar dexa caure lo Manuel y axi fan un bell repich y si es festa de huit capes e huit bordons fan un toch molt llarch y a mitjan toch fan senyal al altar y comensen vespres.
Tocar alarma quant trau Valencia la bandera.
Tosttemps que Valencia vol traure la bandera en trahenla a la finestra de la sala han de tocar /alarma cada dia de mati y apres dinar la major part del dia y la ciutat paga ais escolans Aquest tocar dura fins que la bandera es tornada della hon va Lo propi tocar es ab lo Jaume/a badallades prestes corn qui dobla y per ço hi son menester tres o quatre escolans pera descansarse Y si haura alguna gran necesitat/ e presa toquen lo Jaume com dit es hun poch altre poch lo Manuel/ e lo Visent/ y lo Squellot tots estos quatre senys lo hu apres del altre. Y segons es la presa y la necesitat axi han de saptar lo tocar.
La mayoría de estos toques subsisten aún hoy, y hasta hace poco los dirigía el campanero mayor Mariano Folch, verdadera institución entre los de su clase, porque durante 58 años ha vivido solo en un pequeño aposento, irregular y lóbrego á pesar de su altura, que hay bajo el cuerpo de campanas del Miguelete, y que por su férrea puerta y paredes de siete metros de espesor, más semeja calabozo que vivienda. Allí, teniendo á sus piés una escalera de 207 escalones que, retorciéndose sobre su eje entre las tinieblas, parece que descienda al abismo por el taladrado centro de la torre, y suspendidas sobre su cabeza las gigantescas campanas, cuyo lenguaje le era familiar, porque á nadie más que á él respondían; allí ha permanecido ese ser excepcional aislado del mundo, oyendo con desdeñosa indiferencia los mugidos del viento, que después de arrancar á las campanas melancólicos lamentos, se precipita por la espiral de la tenebrosa escalera; y mirándolo todo empequeñecido desde aquella vertiginosa altura, la ciudad y la campiña, los hombres y las pasiones.
Ese hombre misterioso, cuyos únicos goces eran percibir los extremecimientos de la torre en los volteos generales, respirar el primer aire de la mañana y contemplar los últimos destellos del moribundo sol cuando todo á sus piés estaba sumido en la penumbra, ese hombre ha sido jubilado, y hoy ocupa su plaza Vicente Narciso, que ya no habita la celda del Miguelete porque no quiere sujetarse á quedar allí encerrado todas las noches desde la caída de la tarde al amanecer del siguiente día, y prefiere subir varias veces á tocar Alba, Coro matutino, Alzar, Golpes de misa mayor, Medio día, Coro vespertino, Oración, Ave María y Queda, que son los toques que dan diariamente las campanas de la torre de la Catedral.

(1) Dante Divina Comedia; Purgatorio; canto VIII——Lord Byron: El Ave Maria.

RUIZ DE LIHORY, José (Barón de Alcahalí)
La Música en Valencia – Diccionario biográfico y crítico – València 1903 – f. 39-47
Librerías París – Valencia Copia Facsímil
Servicio de Reproducción de Libros – Valencia (1987)
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • BALLE, JOAQUIM: Inventario de campanas
  • CASTAÑER, LLUÍS: Inventario de campanas
  • MARTÍNEZ, VICENT: Inventario de campanas
  • VIELSA, MIQUEL DE: Inventario de campanas
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Campanas (historia general y tópicos): Bibliografía
  • Lista de toques: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Librerías París – Valencia Copia Facsímil – Valencia (1987)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF