ROGLAN, Joaquim - Una ciudad endiablada

Una ciudad endiablada

En el lugar de Barcelona donde desembarcó san Jaime para predicar está Santa Maria del Mar, catedral de los pobres y de los marineros y la joya más pura del gótico catalán. Se comenzó a elevar en 1329 y si tiene dos campanarios es gracias a la rivalidad con la iglesia de Santa Maria del Pi, a la que iban los ricos y sólo tiene un campanario con fama de ser el más alto de España. La cuestión es que un campanario de Santa Maria del Mar crecía solo cada noche, mientras que el de Santa María del Pi es más alto porque al llegar al escalón número cien el maestro de obra resistió a la tentación del diablo, cuyo rastro de piedra aún se ve en ese escalón. Presente en muchas gárgolas góticas de la ciudad, la afición del diablo por las iglesias de Barcelona comenzó en la ermita de Santa Madrona. Pasó que Lucifer envidiaba a santa Madrona y quiso hundir la montaña de Montjuïc para sepultar Barcelona. Para ello, llamó en su ayuda a legiones de diablos de todo el mundo y les hizo cavar una mina en el monte donde había las huertas de san Bertran. Pero santa Madrona salió de su ermita, hizo una señal de la cruz y los demonios huyeron cual alma que lleva el diablo. ...

ROGLAN, Joaquim

La Vanguardia (01-08-2010)

  • BARCELONA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Vanguardia (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 16-12-2017
    Convertir a PDF