MUÑOZ, Norian - Las campanas de la Catedral tienen quien las defienda

Las campanas de la Catedral tienen quien las defienda

El campanario se unió a los de otras 300 iglesias de España, 1.000 en Europa, para reclamar que el toque manual sea patrimonio de la humanidad


Dos campaneros de la Catedral de Tarragona haciendo doblar (dar la vuelta) a la campana Ma. Assumpta, de 1,5 toneladas - Autor: FERRÉ, Pere / DIARIO DE TARRAGONA

Si escucha las explicaciones de Cristóbal, ‘Tóful’ Conesa, campanero de la Catedral de Tarragona, nunca volverá a escuchar el tañer de las campanas de la misma manera. Lo primero es saber que hoy la mayor parte de las veces que escuchará un repique (cuando se da la hora, por ejemplo) se trata de un toque automático.

Pero Conesa asegura que basta con poner un poco de atención para darse cuenta de si hay, o no, una persona tocando porque cada uno tiene su ritmo y, poco a poco, todos se van cansando, por lo que la cadencia cambia. Él es capaz, incluso, de distinguir si se trata de un niño, «que suelen arrancar con mucho brío», o de una persona mayor.

Patrimonio inmaterial

Ayer era uno de esos días contados en los que las campanas de la Catedral de Tarragona son tocadas manualmente. Esto normalmente no ocurre más que durante algunas fiestas litúrgicas señaladas, en las fiestas populares y el 31 de diciembre a las 12 del mediodía para desear la paz al mundo. Este año, además, por primera vez, también se tocarán el 24 de diciembre.

Pero esta vez el motivo del toque manual era diferente. De lo que se trataba era de unirse al toque simultáneo que hacían al mediodía 300 iglesias de España (algunas en municipios despoblados), unas 1.000 en otra Europa.


Las campanas de la Catedral tienen quien las defienda

La motivación principal era reivindicar la tradición del toque manual y comenzar el camino para que la UNESCO lo declare patrimonio inmaterial de la humanidad.

Pero esto no será lo único que sorprenda al no iniciado que tiene el privilegio de subir a ver en acción al Grup de Campaners de la Catedral. Eso sí, después de recuperar el aliento, que hasta llegar a las campanas hay 202 escalones bien empinados.

En la Catedral hay 19 campanas, pero sólo se tocan manualmente 12. Todas tienen nombre de mujer, todas suenan diferente y cada una tiene su función. Desde arriba vemos, por ejemplo, a la Maria Bárbara, una de las pequeñas. Salvador Gibert (padre) nos explica que aquella sonaba cuando había un enfermo muy grave y el cura acudía a darle la extremaunción... Y así una historia detrás de otra, como el toque que se hacía a las doce menos cuarto, ‘el toque de la sal’, para que las amas de casa supieran que se acercaba la hora en que venían sus maridos a comer.

Una historia en repiques

Cuando llega la hora todos se ponen firmes, comienza la función y Tóful Conesa se pone al mando como buen maestro de orquesta.


Cristóbal 'Tóful' Conesa dirigiendo el toque. Foto: N. Muñoz

El toque de hoy cuenta una historia completa, la del sitio de Tarragona, el episodio de la Guerra del Francès que enfrentó a las tropas francesas con las españolas en la ciudad.

El toque comienza con 55 golpes de la Capona, la campana más grande, de 2,2 toneladas, 55 como los días que duró el asedio. Esta vez, excepcionalmente, serán 155 golpes, en rechazo a la aplicación del artículo 155. A este toque le sigue otro, un simulacro de bombardeo en que tocan sobre todo las campanas más pequeñas. Luego viene otro toque que recuerda el enfrentamiento de las tropas y después el toque de difuntos, un momento que consigue poner la piel de gallina.

Finalmente llega el momento del tañer general de todas las campanas a la vez en señal de recuperación de la ciudad, de alegría. La emoción es inevitable viendo a dos campaneros usar todas sus fuerzas para dar la vuelta a la María Assumpta, que pesa 1,5 toneladas.

Al final se hace el silencio. Salvador Gibert (hijo) dice que por momentos como éste es por lo que repite cada vez. Es uno de los jóvenes del grupo en el que son una veintena aunque ayer no pudieron venir todos. Él, que es uno de los que ha tocado la Assumpta, cuenta que empezó «el año antes de hacer la comunión», tocando las campanas más pequeñas.

Todos siguen hablando de las campanas como de la familia. Maribel, mujer de Conesa, que también toca junto a sus dos hijos, nos presenta a la Fructuosa, también apodada ‘la loca’, aunque ella la llama ‘la querida’ porque es la favorita de su marido... Está claro, las campanas tienen quien las defienda.

MUÑOZ, Norian

Diari de Tarragona (22-04-2018)

  • TARRAGONA: Campanas, campaneros y toques
  • GRUP DE CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE TARRAGONA (TARRAGONA) : Toques y otras actividades
  • Toque para el Año Europeo del Patrimonio Cultural: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diari de Tarragona (2018)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 18-11-2018
    Convertir a PDF