PÉREZ HERRERA, Manuel - De campanero

De campanero

Hoy el tema es de campanero,
Que ahora no es valorado.
Antes había muchos de ellos,
Como un oficio y pagado.

Esto ahora es impensable,
Que paguen por, repicar.
Quizás no se tiene en cuenta,
Que lo mismo es informar.

Debe pensar que los toques,
Bien más lento o más aprisa.
No es tan solo para el culto,
Ni que al tercero ir a misa.

Por qué apunto todo esto,
Que parece "alto y repico".
Es un oficio en olvido
Que ahora si puedo, lo explico.

Pues hay que tener en cuenta,
Que antes no era tan frecuente.
Recibir tantas noticias,
Con los medios tan carentes.

Había que usar el ingenio,
Para informar pronto y bien,
E idearon las campanas,
Que avisan allí donde estén.

Así es como consiguieron,
Con todos comunicarse.
Porque había situaciones,
Que era eficaz avisarse.

Éxito y de qué manera,
Con los toques de campana.
Bien de actitud o presencia,
Sea tarde, noche o mañana.

De ocurrir una alegría,
El campanero avisaba.
Igual de haber peripecias,
Porque también las tocaba.

Recuerdo por cincuenta,
O puede que fuese antes.
Sonaron que ardía la casa,
Donde atendía el practicante.

Toda la gente acudiendo,
La joven o más, madura.
Para ayudar, si es preciso,
A la calle la AMARGURA.

Por ser donde estaba el fuego,
Que presenciarlo fue duro.
Al carecer de bomberos,
Se echaba el agua con cubos.

Todo el pueblo en el incendio,
Y la campana avisaba.
Que todo el mundo acudiese,
A casa del que pinchaba.

Por cierto que tuvo un hijo,
Porque hembras fueron dos.
El "ZAGAL" fue, deportista,
De casado AGRICULTOR.

Y volviendo a las campanas,
De lo que hoy quiero hablar.
Ahora algunos campanarios,
Se intentan MECANIZAR.

Pero no suenan, lo mismo,
No tiene "CUERPO" ese son.
Parece faltarle un ALGO,
Y es, sentimiento y PASIÓN.

A mano, tiene otras cosas,
Que es un lujo el transmitir.
El sentimiento y la PAZ,
Que se disfruta al subir.

La cima de nuestra torre,
Es un lugar de primera.
Con vistas, privilegiadas,
Casas campo y carreteras.

Pues para mí, es todo un LUJO,
El poderla DISFRUTAR.
Con todo un pueblo a los pies,
Del que sube a repicar.

Ahora se hace en compañía,
Con toque ameno y sincero.
Pues gozamos de hace tiempo,
De un OFICIAL CAMPANERO.

Lo suyo son las campanas,
Su gran pasión, REPICAR.
Forma parte de un equipo,
Que actúa en la CATEDRAL.

Como apunto es un delirio,
Su penar es la abstinencia.
Es de hace años del gremio,
ELS CAMPANERS DE VALENCIA.

Diré que estos componentes,
Son de un caso muy… formal.
Pues el toque de los mismos,
Es de INTERES CULTURAL.

Son un grupo muy unido,
Con ilusión a raudales.
Tienen su página, webs,
Del que forma parte, Ares.

No lo hacen solo en Valencia,
En la torre de la CATEDRAL.
Sino recorren varios pueblos,
Donde tienen que actuar.

Estos buenos campaneros,
Son dignos de admiración.
Dan conciertos por doquier,
Porque hacerlo es su pasión.

Para aclarar lo del grupo,
Os lo explico acto y seguido.
Y copio unas pinceladas,
De cuál es su cometido.

Los campaneros de la Catedral de Valencia, son los encargados desde 1988 del toque en la Catedral, de su mantenimiento y su difusión. Entre otras actividades, aparte de tocar a lo largo de todo el año litúrgico, en su página Web difunden numerosas informaciones en torno a las campanas, inventarios, fotos, artículos, grabaciones etc.

Estos campaneros de Valencia forman parte de un gremio de campaneros, una asociación cultural fundada en 1989 refundada como federación de campaneros en 2012 dedicada a la tradición de tocar las campanas manualmente, sus miembros más de 220 (entre los cuales está Ares). A parte de la actividad sonora se dedican al estudio, investigación, conservación, seguimiento de reparaciones entre otros.
El toque MANUAL

PÉREZ HERRERA, Manuel (2018)

  • VILLAMALEA: Campanas, campaneros y toques
  • SOTOS ESCRIBANO, ARES (VILLAMALEA) : Toques y otras actividades
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 23-09-2018
    Convertir a PDF