GAITERO, Ana - «Este año las tormentas no pasan por aquí»

«Este año las tormentas no pasan por aquí»

Pedro Delgado y sus aprendices repican las campanas de Villabalter invocando al santo Tormentero para espantar la nube.


Pedro Delgado, bajo la mirada atenta de sus aprendices, renovó ayer la tradición del tente nube en Villabalter. Autor: F. SALVADORES, Jesús


BODEGA, Antonio Tocar a tente nube (01-01-2018)

La tradición del tente nube está asegurada en Villabalter. El campanero Pedro Delgado, enseña a tirar del badajo y voltear las campanas como Dios, y sobre todo la tradición, mandan a cuatro aprendices del pueblo. Lidia, que dominó los toques de Santa Brígida y el Santo Tormentero con tan solo diez años, Pedro, Patricia y Elena renovaron ayer la costumbre de repicar las campanas la víspera de santa Brígida y san Severo, el santo Tormentero, que se celebran hoy 1 de febrero, para espantar piedras, granizadas y hielos sobre la contorna. «Este año las tormentas no pasan por aquí», aseguraba el veterano campanero, que bebió la tradición de su padre y de sus hermanos. «Cuando era un crío de cinco o seis años mi padre me subía a cuestas al campanario y yo me quedaba así (pegado a la pared) impresionado por el volteo de las campanas», recuerda.

Ahora que tiene 85 años se encarama con energía por las estrechas escaleras de caracol que suben al campanario de la iglesia, seguido por sus pupilas y pupilo. Maestro y aprendices llevan el mismo entusiasmo. Animados por el padre de Silvia y Pedro, empezaron hace tres años y cuando la chavala se estrenó con el tente nube en el certamen de Villavante, con tan sólo diez años, llovieron los aplausos del público como repiques de campana. Confiesan que su toque favorito, sin duda, es el tente nube.

—«Ya tocaste a tente nube, no se te olvida, ¿eh?», le para una mujer en el pueblo.

—¿Cómo se me va a olvidar? Lo bueno no se olvida, responde el hombre.

Y no sólo eso, sino que sus enseñanzas traspasan ya tres generaciones. Los toques de tente nube que, como todos los demás, excepto el de arrebato, que se tocaba para llamar a la gente a apagar el fuego, se inician con el ritual repique de oración. Y luego se recita la letanía: «Tente nube, tente tú, que Dios puede más que tú», que en algunos lugares completan con esta otra frase: «Tente nube, tente ya, que Dios puede más que el diablo».

En Villabalter tienen por costumbre declamar al ritmo de las campanas unos ripios dedicados a los protagonistas del santoral en el primer día del mes más corto del año, que empieza muy refranero. «El primero tormentero (o brigidero), el segundo candelario y el tercero blasero o gargantero», haciendo honor al santoral y a los poderes que se les atribuye, heredados de tradiciones paganas.

Santa Brígida y san Severo son las advocaciones católicas a las que se encomienda sujetar las nubes para que no caigan pedradas, granizos o los matadores hielos sobre las fértiles tierras leonesas. Quizá este año en algunos sitios hayan repicado las campanas pidiendo también un poco de agua o que nieve con ganas para llenar los pantanos.


Los chicos y chicas renuevan la tradición del renuberu en la capital del pimiento morrón, en Fresno de la Vega.
BODEGA, Antonio Tente nube en Fresno de la Vega (01-01-2018)

GAITERO, Ana

Diario de León (01-02-2018)

  • SAN ANDRÉS DEL RABANEDO: Campanas, campaneros y toques
  • DELGADO GONZÁLEZ, PEDRO (VILLABALTER) (SAN ANDRÉS DEL RABANEDO) : Toques y otras actividades
  • Tormentas y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de León (2018)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 20-09-2018
    Convertir a PDF