MONTES, Rubén - La Nit de l’Albà envuelve Elche entre cohetes y palmeras

La Nit de l’Albà envuelve Elche entre cohetes y palmeras

La Palmera de la Virgen iluminó la ciudad a 300 metros de altura con un diámetro de 600 metros

Elche celebró anoche la Nit de l’Albà, una noche en la que el ruido de los cohetes inunda las calles de la ciudad, que se recubren de pólvora tras el estallido de los petardos. Una noche en la que el número de palmeras que crecen en los huertos ilicitanos se duplica con aquéllas que ascienden y explotan en un cielo multicolor.

Con la mirada puesta en el cielo durante todo el día, los ilicitanos no daban crédito a lo que veían. La lluvia caía intermitentemente durante la tarde amenazando la fiesta. “Nunca ha llovido un 13 de agosto”, decían los vecinos. Pero al final “la mare de Déu les dio una tregua” y la pólvora cubrió la ‘nit’ ciudad. Alrededor de las once de la noche los ilicitanos se reunieron en sus terrazas para contemplar el espectáculo de fuegos artificiales que estaba a punto de comenzar. Entre petardos, carretillas y demás artículos pirotécnicos, la Nit de l’Albà descargó este año un total de 9.500 docenas de cohetes, 1.500 carcasas de trueno, 400 carcasas de silbato, 90 palmeras de tronco y la tradicional palmera de la Virgen. Instalado en varios puentes que cruzan el río Vinalopó y en las azoteas ilicitanas, el material pirotécnico se repartió por todo el término municipal para expandir la fiesta desde el centro de la localidad hasta las partidas rurales y pedanías ilicitanas.

Un año más Pirotecnia Ferrández fue la encargada de lanzar desde el campanario de la basílica de Santa María la monumental palmera de la Virgen, que iluminó y abrazó con sus palmas a todo el pueblo ilicitano. Alrededor de las doce de la noche, cesó el ruido de los cohetes y se desconectó el alumbrado municipal para centrar todas sus miradas en el lanzamiento de la palmera. Formada por más de 3.000 cohetes y con un diámetro de 600 metros, la palmera de la Virgen subió 300 metros y quedó suspendida durante 25 segundos. Instantes en los que los ciudadanos concentrados en varios puntos de la ciudad se deshicieron en vítores y aplausos. Cuando las últimas pavesas de la gran palmera se apagaron, sonó desde el campanario el popular himno “Aromas ilicitanos” y los vecinos reunidos en las terrazas procedieron a degustar varias tajadas de sandía como ordena la tradición, para refrescar y eliminar de la boca el gusto a pólvora.

Refuerzo policial y sanitario

Alrededor de 300 efectivos (110 de la Policía Local, 80 del Cuerpo Nacional de Policía, 40 de Protección Civil, 30 de DYA y Cruz Roja, y 30 del Cuerpo de Bomberos), se encargaron de velar por la seguridad de los ciudadanos. Asimismo el Hospital Universitario de Elche y el nuevo Hospital del Vinalopó redoblaron el número de personal sanitario con el fin de atender con mayor rapidez a los heridos por quemaduras que llegaron durante toda la noche. En esta línea, los dos centros actuaron de forma coordinada con la Unidad de Quemados del Hospital General de Alicante.

Tal y como adelantó hace unas semanas el concejal de Seguridad, Emilio Martínez, está previsto reforzar la seguridad durante toda la jornada de hoy, pues se espera una gran afluencia de público, ya que el Elche C.F. y el Hércules C.F. se disputan el trofeo Festa d’Elx, además de ser fin de semana y ser éste uno de los días con más concentración de jóvenes en las barracas.

Tras la popularidad que ha alcanzado esta fiesta y el fervor que despierta en los ilicitanos, el alcalde, Alejandro Soler, ha adelantado que ya se han iniciado los trámites para que la Nit de l’Albà sea declarada Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad Valenciana.

MONTES, Rubén

El Periòdic.com (14-08-2010)

  • ELX: Campanas, campaneros y toques
  • Campanarios: usos visuales y simbólicos: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Periòdic.com (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 22-09-2018
    Convertir a PDF