CALVO, Juan - Miden el ruido de las campanas de la excolegiata en la casa del vecino que reivindica el "derecho al silencio"

Miden el ruido de las campanas de la excolegiata en la casa del vecino que reivindica el "derecho al silencio"

Las pruebas se realizaron con las ventanas y puertas cerradas


Campanario de la excolegiata de Cangas - Autor: NÚÑEZ, Santiago / FARO DE VIGO

Técnicos de la empresa especializada en medición de ruidos Virocem estuvieron ayer en la casa de la persona que denunció el excesivo sonido de las campanadas de la excolegiata de Cangas ante el Concello. Las mediciones se realizaron a las 08.30 horas, cuando el sacristán realiza la llamada a la primera misa del día. Se llevaron a cabo desde el interior de la vivienda y con las ventanas y puertas cerradas. Después también se midió el ruido de las campanas desde el exterior. Según comentó el alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, los resultados de las mediciones se sabrán la próxima semana. Ayer aseguró a FARO DE VIGO que no disponía de ellos.

El denunciante explicó que antes de presentar su queja formal ante el Concello de Cangas intentó hablar con el párroco Severo Lobato, pero que fue recibido con una mala contestación, sin que dejara alguna opción a llegar a un entendimiento. Asegura que su posición nada tiene que ver con una cuestión de religión, que simplemente defiende el derecho al silencio.

Por otra parte, el relojero vigués Pedro Pagán, cuya relojería fue la encargada de realizar, ya hace más de diez años, el arreglo del reloj que marca las horas de la excolegiata de Cangas, quiso arrojar ayer un poco de luz sobre este asunto y recordó que los toques litúrgicos de las campanas de las iglesias están considerados por la legislación europea como sonidos patrimoniales, por lo que están protegidos, aunque manifestó que el grado de protección es diferente en cada país. Asegura que los toques litúrgicos no se pueden prohibir, otra cosa es que se pueda reducir la cantidad de los mismos o el volumen de sonido, harto complicado esto último si el toque de las campanas se realiza de forma manual.

Pedro Pagán asegura que otra cosa diferente es el sonido del reloj que marca las horas, que sí se podría prohibir que sonara. Afirma que hace algo más de diez años su padre realizó una modificación en el reloj de la excolegiata para, precisamente, reducir el volumen del ruido y que los toques de día se realizaran a 240 voltios (intensidad de corriente que se le otorga al martillo electromagnético que hace sonar las campanas) y durante la noche a 180. Aunque cree recordar que a partir de las 10 de la noche el reloj ya no suena. También señala que cada vez más, en los pueblos de Galicia, los vecinos piden que suenen con mayor fuerza las campanas de sus templos, como consecuencia de que ahora hay un cura que atiende 5 o 6 parroquias y los fieles quieren saber a qué hora es la misa, ya que cambia con frecuencia.

CALVO, Juan

Faro de Vigo (16-12-2017)

  • CANGAS: Campanas, campaneros y toques
  • PAGÁN, RELOJERÍA (VIGO): Intervenciones
  • PAGÁN, RELOJERÍA (VIGO): Inventario de relojes
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Faro de Vigo (2017)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 13-11-2018
    Convertir a PDF