DUENDE MARTINILLO - Campanas-cohetes

Campanas-cohetes

Es demasiado. Sin ganas de molestar. Se voltean las campanas más de lo razonable, se tiran cohetes al mogollón. A veces se hace insoportable para los vecinos. Se quejan por lo bajini pero tienen miedo a decirlo por lo alto. No podemos entenderlo. Tanto ruido es perjudicial para la salud mental y física de las personas, por no hablar de enfermos, niños, ancianos... y los perros se alborotan para desesperación de los vecinos. Parece que tanto ruido se produce con mala leche, para fastidiar a los demás y... con muy poca caridad cristiana, digo yo. ¿O no? Hemos vuelto a los años del franquismo con mucho ruido de campanas, mucho cohete, muchos santos en la calle, muchas novenas, triduos, quinarios, rosarios, cánticos... y poca caridad cristiana. Porque todo lo que se gasta en esas cosillas, se podía emplear en ayuda a los necesitados que en estos momentos son muchos y más que vamos a tener.

¿Cuanto cuesta un sólo cohete? Y se tiran muchos. El arreglo de las campanas, el reloj, el salón parroquial, la iglesia, las procesiones ¿no podía su importe destinarse a la caridad que es el primer Mandamiento. A falta de caridad cristiana, mucho ruido para demostrar lo cristiano que somos. En estos momentos de penuria es cuando más rechina esta forma de entender el cristianismo.

DUENDE MARTINILLO
Bormujos Hoy (11-09-2012)

  • BORMUJOS: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Bormujos Hoy (2012)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 11-12-2017
    Convertir a PDF