MORENO, Juan Carlos - La Campana de la Mata, la otra olvidada

La Campana de la Mata, la otra olvidada

Ruinas de San Gregorio (Iglesia de Santa María de la Mata) - Autor: FERNÁNDEZ, Yolanda
Ruinas de San Gregorio (Iglesia de Santa María de la Mata) - Autor: FERNÁNDEZ, Yolanda

Cuando desde Navalmoral tomamos la carretera hacia Peraleda de la Mata y Guadalupe, una vez pasado el enlace con la A-V, a unos cientos de metros y a mano izquierda, muy cerca de la calzada, destaca una torre campanario y algunos muros aledaños en estado ruinoso, en el que sus únicos moradores son desde hace algunos años una decena aproximada de cigüeñas. Son las ruinas de San Gregrorio.

Se trata de otra de las edificaciones medievales con mayor valor histórico de la zona y que se mantiene en el más absoluto de los olvidos, a pesar de estar tan a la vista de miles y miles de personas en su caminar o circular dirección a la vecina Peraleda de la Mata o de paso hacia las comarcas de Los Ibores, Las Villuercas o la puebla de Guadalupe.

A simple vista parecen unas ruinas sin más, como tantas otras jalonan el paisaje extremeño, pero para la historia del Campo Arañuelo tienen un significado especial. En su día, allá por el s. XIV, estos muros fueron la flamante Iglesia de Santa María de la Mata, sede y cabecera del Concejo de la Campana de la Mata, una institución medieval promovida por la Iglesia, que tuvo una función cívico-religiosa a especie de organización mancomunal de las aldeas de la zona (en principio Santa María, Navalmoral, Valaparaíso, Torviscoso y Malhincada, a las que se sumaron más tarde Millanes, Talayuela y Peraleda de la Mata). Una organización que despareció para siempre con la Desamortización de Madoz en 1855.

Las ruinas de San Gregorio pertenecen actualmente a Peraleda de la Mata y salvo el vallado que delimita la finca de Valparaíso con la carretera nada protege estas ruinas, de las que quedan apenas la torre y algunos muros de la portada principal y del ábside, sobre los que viven afincadas prácticamente todo el año una pequeña colonia de cigüeñas. Ni un triste cartel indicador referenciando la naturaleza del edificio y la importancia histórica que alberga.

Evidentemente no se trata de una reivindicación nueva ni original sino de algo que es latente en el tiempo, como puedo comprobar al repasar el estudio “Estado del patrimonio artístico y arqueológico en las comarcas del Campo Arañuelo, La Jara y los Ibores” que presentó el historiador y arqueólogo moralo Antonio González Cordero en los V Coloquios Histórico-Culturales del Campo Arañuelo (1998). Ya entonces, en el estudio realizado en colaboración con la Asociación de Arqueología “Ausgustóbriga”, González Cordero recomendaba un “programa de consolidación, limpieza y puesta en valor de edificios religiosos aislados” en la zona, “especialmente el de Santa María de la Mata, edificio de importancia histórica para la Campana de la Mata”, considerando “necesaria la creación de una pequeña infraestructura de mantenimiento y la instalación de carteles informativos”.

Pues eso, como en muchos casos, ha pasado el tiempo y nada de nada. A seguir perdiendo patrimonio. Con lo simple que sería la consolidación de las ruinas –compatibilizando el hábitat de las cigüeñas como en tantos otros edificios extremeños-, una adecuada protección para evitar visitas indeseables y añadir una buena información arqueológica, histórica y natural del paraje, para conocimiento y mejor disfrute del visitante.

MORENO, Juan Carlos

(22-07-2014)

  • PERALEDA DE LA MATA: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-10-2017
    Convertir a PDF