S. RUIZ, Alfonso - La Giralda entra en urgencias

La Giralda entra en urgencias

El monumento sevillano estará cubierto hasta finales de año por un gran andamio para realizar reparaciones urgentes

Turistas junto a La Giralda - Autor: GUERRERO, Jorge / AFP
Turistas junto a La Giralda - Autor: GUERRERO, Jorge / AFP

Una labor compleja, costosa y que exige una gran dedicación. El Cabildo Catedral de Sevilla acomete desde hace unos días trabajos de restauración estructurales, epidérmicos y de instalaciones en la cara oeste de la Giralda, el más reconocible símbolo de la ciudad. Es la primera vez en la historia que un gran andamio cubrirá desde la base hasta el cuerpo de campanas de una de las caras del antiguo alminar almohade.

No se puede esperar más y los trabajos son urgentes ante el riesgo cierto de que se pueda producir desprendimiento de material o de adornos, así como otras anomalías menores. Los problemas de la torre afectan a sus cuatro caras, pero las intervenciones se irán realizando a medida que haya dinero. De momento, esta primera costará cerca de 340.000 euros. La cara oeste servirá de experiencia para los posteriores trabajos.

Después de tres informes técnicos, elaborados entre el 2014 y el 2016, se han constatado problemas como alteraciones cromáticas en los azulejos, fisuras superficiales y grietas, humedades persistentes, pérdida de materia, alteraciones antropogénicas y la acción de agentes bióticos, como algas y musgos, arbustos y plantas superficiales.

La presencia de estas plantas preocupa especialmente ya que se trata de una vegetación espontánea que florece buscando los huecos y las llagas de las cornisas, donde echa raíces. El problema es que consigue levantar baldosas y provoca que se disgregue el mortero, incluso de las piedras de mayor tamaño, con el consiguiente peligro de desprendimiento.

“La Giralda se ha estado interviniendo desde siempre”, señala Eduardo Martínez, responsable de la obra. “Desde finales del siglo XII ha habido retoques y también de manera continuada desde el siglo XVI”, añade. El peor momento del antiguo alminar llegó con el terremoto de Lisboa de 1755, cuyos efectos se hicieron sentir en la Giralda, pero desde 1982 no se procedía a una intervención de envergadura similar a la actual.

La torre presenta desperfectos con riesgo de desprendimiento de materiales que podrían caer a la calle

Las obras tienen un importante impacto visual en plena temporada turística. Para minimizar en lo posible este problema, la intervención se hará por fases y se ha empezado por la cara menos visible desde el exterior de la catedral, la que mira al Patio de los Naranjos, donde se encontraba la primitiva fuente de las abluciones musulmanas. Una vista más escondida, pero de las más impresionantes que se pueden tener de la torre y el conjunto de la catedral. Pese a todo, las visitas turísticas a la Giralda se mantendrán sin variaciones.

Las obras presentan una gran dificultad, por lo que el Cabildo Catedral habla de una “reparación muy compleja”. No sólo se trata de trabajar a sesenta metros de altura, sino que hay que hacerlos en condiciones complejas ya que se dispone de muy poco espacio físico para hacerlo. El tiempo para llevar a cabo la intervención está muy ajustado por las limitaciones presupuestarias y una vez retirado el andamio los resultados apreciables no podrán retocarse. Así que los trabajadores deberán realizar las reparaciones sin poder tener una buena perspectiva de lo que van haciendo.

La Giralda, el campanario de la Catedral de Santa María, mide 97,5 metros de altura, que se elevan hasta los 101 si se tiene en cuenta la figura del Giraldillo, la veleta que culmina el conjunto y que representa el triunfo de la fe cristiana en el mundo. Los dos tercios inferiores corresponden al alminar de la antigua mezquita de la ciudad, de finales del siglo XII, mientras que el tercio superior es una construcción superpuesta de la época cristiana, construida para albergar las campanas. Desde 1987 la Giralda está considerada patrimonio de la humanidad.

S. RUIZ, Alfonso

La Vanguardia (05-08-2017)

  • SEVILLA: Campanas, campaneros y toques
  • Restauración de campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Vanguardia (2017)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 15-12-2017
    Convertir a PDF