JESÚS - Defendiendo lo nuestro

Defendiendo lo nuestro

Somos dos campanas, una grande y otra más chica, por circunstancias de la vida llevamos muchos años juntas, tanto que somos como hermanas. Yo, la más grande, casi no he podido lucirme en mi toque, me compraron para el campanario de la iglesia de San Martin de Tours del pueblo nuevo de Rodén, era feliz en mi cometido, pero un día mis paisanos los rodeneros decidieron cambiarme por otra, otra que muchos años les había acompañado día a día, la bandeaban con motivo de alegría, las mujeres en honor a Santa Águeda, y los hombres San Martín y San Gregorio y los monaguillos, anunciaban el día del señor con los toques que llaman para ir a misa. Aunque me puse triste enseguida comprendí que era justo y fácil de entender su cariño por su campana Bárbara, ella nos acompañó en el pueblo viejo de Rodén, junto a mi hermana chica me guardaron en una habitación en la casa del cura. Cuando acabo la guerra civil y construyeron su iglesia nueva, y aunque necesitaban dinero para “vestir” su iglesia no nos quisieron vender, cada vecino ayudo como pudo y poco a poco su iglesia fue luciendo sin que le faltara ningún detalle. Años más tarde necesitaban dinero para pintar la iglesia, oímos rumores sobre vendernos, pero una vez más, los parroquianos “escotaron”, pintaron y seguimos más años aquí, en la casa del cura, oyendo a través de las paredes las misas, canticos, y el hablar de las mujeres cuando se juntan para limpiar la iglesia. Pero todo ha cambiado, ya no estamos en esa habitación en la que un día nos guardaron, nosotras sabemos quién y cuándo se nos llevaron, a traición y cuando todo el pueblo estaba tranquilo, nadie se enteró de nada, no rompieron ninguna ventana, no forzaron ninguna puerta, porque la puerta principal de la casa del cura tiene cerraja, ésta una llave y la llave dueño o dueña. Estamos tristes como tristes están los vecinos de Rodén, porque nos demostraron que nos querían, sabemos con toda certeza, que si estuviera en su poder volveríamos a esa habitación, contentas y felices, porque nosotras siempre seremos, LAS CAMPANAS DE RODÉN.

Esto ocurría el día 16 de Agosto de 2011, pero gracias al asedio mediático por parte de los medios de comunicación, sobre todo el de Heraldo de Aragón, el ladrón devolvió las campanas bajo secreto de confesión, una cobardía más por su parte, claro que no hay ladrón que no sea cobarde.

JESÚS
Rodenpueblo (2011)

  • FUENTES DE EBRO: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Rodenpueblo (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 16-12-2017
    Convertir a PDF