MATEOS, Claudio - Vuelven las campanadas de la catedral

Vuelven las campanadas de la catedral

Marcarán a diario las horas y las misas, y sonarán para anunciar acontecimientos extraordinarios como el nombramiento del nuevo obispo

El Obispado de Plasencia restaura cinco campanas del templo que llevaban décadas sin funcionar

Un sistema informático controla los distintos tipos de toque que se usarán en la catedral

La campana mayor y más antigua, llamada 'María de la O', necesita una intervención especial para que pueda volver a sonar

La sala de campanas de la catedral donde se encuentran los ejemplares restaurados - Autor: SOLÉ, Andy
La sala de campanas de la catedral donde se encuentran los ejemplares restaurados - Autor: SOLÉ, Andy

El pasado martes los placentinos, en especial los que viven en la parte antigua, se vieron sorprendidos por un sonido que llevaban décadas sin oír, salvo en muy contadas ocasiones: el de las campanas de la catedral. Cinco de las seis que se encuentran en la sala de campanas acaban de ser restauradas por el Obispado con una inversión de 10.779 euros, y desde esta semana suenan cada hora entre las 9.00 y las 21.00, y también repican para la misa de coro diario de las 10.30 y la dominical de las 12.00.

El conjunto de campanas de la catedral de Plasencia es uno de los más apreciados por los expertos. En la sala donde se ha llevado a cabo la restauración hay seis, y se han arreglado todas menos la conocida con el nombre de 'María de la O', que data de 1491 y es la más antigua de ellas, además de la mayor, con un diámetro de 168 centímetros, y la más pesada, con 2.745 kilos. Las otras cinco, que son las que ya funcionan de nuevo son 'Esquilón' (1524), 'Santa Bárbara, la Sermonera' (1746), 'Santa Eulalia de Mérida' (1894), y otras dos que no tienen nombre y que datan de 1746 y 1960.

El estado de conservación de todas ellas era muy malo, al igual que el del otro conjunto de campanas de la catedral, el de la espadaña, que tiene cuatro. En un estudio elaborado en 1991 por Pascual Calvete Hernández y otro posterior de Mari Carmen Álvaro y Francesc Llop i Bayo, de 2005, se calificaba ya de «francamente penoso», pese a que «se cuentan entre estas campanas algunas de las más interesantes de todas las catedrales de España». Se hacía especial referencia a las de las horas del reloj, situada en la espadaña y fundida en el siglo XV, de la que se decía que es «la más interesante» de todo el país por las inscripciones góticas y bajorrelieves que presenta. La otra que más llama la atención es la 'María de la O' de la sala de campanas, en la que hay una inscripción que recuerda la toma de Granada, pese que fue fundida dos semanas antes de que la conquista de ese reino fuera efectiva.

La actuación en el campanario ha consistido en reparar y sustituir los yugos, reemplazar herrajes, colocar cuñas nuevas y renovar los amarres de los badajos. Para poder recuperar el sonido se han sustituido tres martillos electromagnéticos que estaban defectuosos, y también todo el cableado eléctrico. También se ha instalado un nuevo sistema informático en la sacristía que será el que controle los distintos tipos de toques y de melodías. Los martillos de dos campanas inferiores se han conservado porque funcionaban correctamente. El estado de conservación de este conjunto de campanas era tan deficiente que en las últimas décadas no se han hecho sonar sino de manera muy excepcional, ya que algunas de ellas corrían incluso el riesgo de desprenderse de sus soportes. Hay que tener en cuenta que entre las cinco que se han restaurado la más pequeña pesa 296 kilos, y la mayor 2.416.

Ahora ya podrán repicar a diario, y el sistema informático permite además distintos tipos de toque como el de misa de difuntos, Sábado de Gloria, o acontecimientos extraordinarios como el nombramiento de un nuevo obispo. De hecho, a modo de anécdota la Diócesis señaló que cuando el martes sonaron por primera vez las campanas hubo vecinos que pensaron que se debía a la llegada del nuevo prelado, pues hay que recordar que la sede placentina se encuentra vacante desde mayo de 2016. Eso sí, las campanas han quedado fijas y sonarán mediante un mazo controlado por el sistema informático, y no volteándose desde la planta baja de la catedral, como se hacía en la antigüedad, y como de hecho se recomendaba en algunos de los estudios antes mencionados.

Ahora queda pendiente restaurar el resto de campanas. La 'María de la O' es un caso especial y no se ha incluido en esta intervención porque necesita su propio proyecto, ya que presenta un pequeña grieta que hace que suene mal y la única manera de restaurarla es volver a fundir el bronce. Después están las cuatro de la espadaña, donde destaca la campana de las horas, y cuya conservación también es mala, en su caso agravada por los nidos de cigüeña que durante mucho tiempo ha habido en ese lugar. Por el momento, el Obispado no tienes planes inmediatos de restauración para estas otras cinco campanas.

Una de las principales causas del deterioro en el interior del campanario ha sido la proliferación de palomas, cuyos excrementos han ensuciado las campanas y estropeado los mecanismos hasta hacerlos inservibles. Ahoya hay mallas metálicas para impedir que entren.

MATEOS, Claudio

Hoy (19-02-2017)

  • PLASENCIA: Campanas, campaneros y toques
  • CALVETE HERNÁNDEZ, PASCUAL (HUESCA) : Toques y otras actividades
  • LLOP i BAYO, FRANCESC (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • Reparación de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Hoy (2017)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-11-2017
    Convertir a PDF