SILVÁN, V. - Los repiques de Villavante

Los repiques de Villavante

Encuentro de campaneros

Esta localidad recupera la tradición del toque de los bronces con una nueva edición de su encuentro de campaneros, con cerca de 40 participantes

Santiago Calderón, a sus 92 años, es el decano de los campaneros - Autor: GARCÍA, Peio / DIARIO DE LEÓN
Santiago Calderón, a sus 92 años, es el decano de los campaneros - Autor: GARCÍA, Peio / DIARIO DE LEÓN

«Las campanas y el pendón del pueblo son», reza el dicho popular que es bien conocido en el pueblo de Villavante, donde este domingo se celebró un nuevo encuentro de campaneros, con el único ánimo de hacer sonar sus bronces para mantener viva una tradición de siglos. Cerca de 40 campaneros de diversos puntos de España participaron en esta cita en la que el sonido de las campanas es protagonista con sus toques a fiesta, ‘tente nube’ o fuego.

Los campaneros exhibieron su control del sonido de las campanas con diferentes repiques que existen desde la antigüedad, para terminar con el repique «a fiesta». «Es el toque más bonito y más difícil y al que la mayoría de campaneros se apunta», señala el portavoz de la Asociación Cultural y Deportiva Guays, Jorge Juan Fernández, que organiza este encuentro junto a la Escuela de Campaneros de Villavante.

En esta localidad alzaron su voz los bronces para hacer un recorrido desde el toque al alba, que marcaba el comienzo de la jornada, al toque de oración, con el que se acababa el día y su vecinos, la mayoría agricultores y ganaderos, regresaban a casa después de la labranza y daban gracias a Dios por ese día que terminaba. Entre medias, el toque del Angelus, al medio día, para hacer una parada en las tareas del campo y rezar esa oración.

Y es que que son muchos de los toques relacionados con esas tareas diarias que marcaban la vida en unos pueblos, en los que el reloj era prácticamente un objeto de lujo. Así, se usaba el toque a nube o ‘tente nube’ cuando se veía que amenazaba la tormenta que podía destrozar las cosechas, con su melodía de «tente nube, tente tú, que más puede Dios que tú», o el toque de vecera por la mañana para sacar el ganado a la puerta de casa, que era recogido por un encargado que iba recogiendo a todas las reses de pueblo para llevarlas al pasto común, y por la tarde, en el momento de volver casa los rebaños.

También se oyeron otros repiques, que aún se mantienen en los pueblos, como es el toque a muertos con sus variantes, según el fallecido sea un niño, un hombre o una mujer. «Cuando el fallecido era un niño, el toque lleva la melodía de Din, dan, din din, dan, al cielo va», mientras que el toque de hombre empieza con la campana grande porque tiene un tono más grave y en el de mujer se empieza por la pequeña, con un sonido más suave y agudo», explica Fernández, que también señala el toque de fuego «más llamativo y que intenta crear alerta entre los vecinos» o el toque de concejo o hacendera para convocar a los habitantes del pueblo.

SILVÁN, V.

Diario de León (05-08-2016)

  • SANTA MARINA DEL REY: Campanas, campaneros y toques
  • CALDERÓN, SANTIAGO (VILLAVANTE) (SANTA MARINA DEL REY) : Toques y otras actividades
  • ESCUELA DE CAMPANEROS DE VILLAVANTE (SANTA MARINA DEL REY) : Toques y otras actividades
  • Concursos, encuentros, muestras de campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de León (2016)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-12-2017
    Convertir a PDF