BURGOS, Antonio - Campana de seises

Campana de seises

Son los toques de la Giralda en estas tardes de seises como de torre de pueblo llamando a misa mayor de los domingos

Te pones en la calle Cuna, en la esquina de la Ciudad de Londres, y las oyes tan cercanas y claras como si estuvieras en la Cuesta del Bacalao. Si vienes por Santa María la Blanca, su voz de bronce te habla como si te tuviera al lado. En Adriano, suenan cercanas y familiares. Ocurre cada tarde en esta Octava de la Purísima, que es el nombre que Sevilla le pone al Domingo de Gaudete del Adviento. Sí, Gaudete: alegraos porque bailan los seises. Y las campanas de la Giralda, en este pueblo grande que todavía sigue siendo Sevilla, lo anuncian con un rito antiguo de calles vacías, con un frío de alhucema y de copa de cisco picón, y con esa humedad tan nuestra, tan del río, tan de los ocultos arroyos como el Tagarote o la Laguna del Compás. Dan las cinco en la Plaza y la Giralda se pone a repicar. Es un toque distinto al que se oye cuando salen la Virgen de los Reyes o la Custodia. Son los toques de la Giralda en estas tardes de seises como de torre de pueblo llamando a misa mayor de los domingos, a nervios de solteronas:

—¡Niña, aligérate, que ya han dado el segundo toque!

Sevilla los oye con calma. Con rito de silencio en las calles aún sin la animación del temprano atardecer. Suenan distintos a todos estos toques de la Giralda anunciando el baile de los seises ante el Santísimo y en honor de la Pura y Limpia. Toques como con latido humano, que los oyes iniciar, tímidos, para luego ir «in crescendo» poniendo en volteo toda la campanería de la alta torre, con la blanquiceleste bandera concepcionista junto a las azucenas, como si la Calle Real de Castilleja hubiera alzado pendones de su fe chorreona en lo más alto del cielo de Sevilla, más azul Inmaculada que nunca.

Dicen que todos los santos tienen octava. Depende. Unos más que otros. Octavas, octavas, lo que se dice octavas, las que celebra Sevilla tras el Corpus y después de la Purísima. Una octava sin seises y sin exposición solemne del Santísimo, ni es octava ni es nada. Por eso la Giralda desgrana sus mejores octavas musicales, todas las notas de su bronce, para anunciarlas.

Son ya las cinco y cuarto y otra vez suena la Giralda con este toque tan antiguo que resiste al tiempo, que se escuchó desde hace siglos en una ciudad que, siendo la misma, era distinta, con otras costumbres, otros sonidos, con carros de mulas por las calles y serrín en el suelo de las tabernas de mosto de Umbrete y tapa de tajadita de bacalao crudo.

La Giralda en estas tardes se hace voz de Sevilla: «Todo el mundo en general, / a voces, Reina escogida,/diga que sois concebida / sin pecado original». Lo dice la Giralda en su lenguaje de bronce, que no necesita traducción, sólo sentimientos, cuando ahora a las cinco y media ya está dando el último toque, y aunque estés lejos y en otros menesteres, casi estás viendo cómo del coro salen hacia el altar mayor estos seises que en la aritmética mágica de Sevilla son diez. Y aunque no te hayas podido acercar a la Catedral, te imaginas las capas de los canónigos, y el rigodón a lo divino de la orquesta de cámara, y esas voces de «En las hojas del tiempo», la copla más nueva en la más vieja tradición, los versos del canónigo Gil Delgado con la música de Manuel Castillo: «Se abrieron los mares / desde aquesta orilla, / rezaban las velas, / Virgen sin mancilla. / Llevamos tu nombre / hasta la otra orilla / y América dijo: Virgen sin mancilla». Y pasa un buen rato, y te olvidas de la Giralda, hasta que a las seis en punto vuelve el repique. Están dando la bendición con el Santísimo. En el coro, dos esquilitas tocan y las acompaña al punto la Giralda con todo su bronce. ¿Campanas de Belén? Para campanas de diciembre, las de los seises en Sevilla, cuando finalmente atruena en la montaña hueca el órgano, al que el padre Ayarra hace cantar como un seise para certificar con las centenarias coplas de Miguel Cid que todo el mundo en general ha proclamado, con Sevilla, la Purísima Concepción de María.

BURGOS, Antonio

La Voz de Cádiz (13-12-2016)

  • SEVILLA: Campanas, campaneros y toques
  • Toques actuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Voz de Cádiz (2016)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 21-09-2018
    Convertir a PDF