L ROMERO, José Miguel - Las campanas de la catedral vuelven a ser volteadas a mano

Las campanas de la catedral vuelven a ser volteadas a mano

El carrillón de la catedral será tañido de nuevo de forma manual, algo que no se hacía desde la Guerra Civil. El concierto, titulado ´Una mar de sons´, durará 40 minutos y constará de seis toques distintos

Dos ´campaners´ de la catedral de Valencia, Eliseu Martínez y Mauro Llop, tañerán hoy las campanas de la catedral a mano, algo que no se hacía desde que comenzó la Guerra Civil. El delegado de Patrimonio del obispado ha aprovechado la coincidencia de ambos en la isla para organizar ´Una mar de sons´, un concierto de campanas que durará unos 40 minutos y que se oirá por toda la ciudad. Pero casi nadie verá a sus intérpretes.

Hace muchos años que las campanas de la catedral de Ibiza no suenan tanto tiempo como está previsto que lo hagan hoy a mediodía, cuando tañerán durante 40 minutos. Y no lo harán de cualquier manera. Por primera vez desde la Guerra Civil serán volteadas a mano. El concierto, que ha sido bautizado con el nombre de ´Una mar de sons´, corre a cargo de un par de campaners de la catedral de Valencia, Eliseu Martínez Roig, de 29 años, y Mauro Llop, de 35 años, a los que ayudará Francesc Xavier Torres Peters, delegado de Patrimonio de la Diócesis pitiusa y canónigo de la catedral. Durante todo el concierto mantendrán abierta la boca para evitar que sus tímpanos acaben destrozados.

Sorprende la edad de ambos campaners, aunque según Martínez se debe a que ese gremio ha resucitado durante los últimos lustros, lo que le ha permitido rejuvenecer: «Es un movimiento neorromántico», algo normal, cree, tras el proceso de desapego y secularización de las últimas décadas. Se están recobrando viejas costumbres, aunque Eliseu prefiere hablar de «construir el presente» a partir de ellas. La corriente actual es eliminar los toques mecanizados y recuperar aquel viejo oficio, ahora desempeñado por aficionados que lo hacen gratuitamente. En Valencia hay numerosos grupos de campaners en sus pueblos. El gremio de la catedral de Valencia está formado por medio centenar de personas, de las que «van a tocar unas 20 y son asiduas unas 10», explica.

Coincidencia de dos ´campaners´

Eliseu empezó a tocarlas con 15 años; Mauro (corrector de textos y músico) con ocho. A este último, de casta le viene tocar las campanas. Su tío, Francesc Llop, es el creador de campaners.com, la web de referencia sobre esta temática en todo el mundo.

Francesc Xavier Torres Peters ha querido aprovechar la presencia y coincidencia de ambos campaners en la isla para organizar este concierto, histórico porque, según advierte, «es la primera vez desde la Guerra Civil» que esas campanas «se voltearán a mano». Antes era algo normal, comenta Peters, pero tras la contienda «no se hizo por falta de personal; se repicaba y punto». Posteriormente, cuando se electrificaron, se procedía de manera mecánica. En realidad, hoy no podrían ser tocadas mediante el sistema eléctrico porque un rayo lo dejó frito durante la última tormenta... Y al órgano eléctrico también.

Ha venido por los pelos, pues Eliseu Martínez, filólogo y técnico de Patrimonio y que llegó a la isla en septiembre, acaba en las próximas semanas su sustitución como profesor en un centro educativo de Santa Eulària. El campaner valenciano pudo conocer el carrillón de la catedral hace tres semanas, momento en que surgió la idea del concierto y hacerlo coincidir con el día de la Inmaculada.

Compraron entonces 60 metros de cuerda resistente, bridas y unos ganchos que el pasado martes llevaron hasta la torre del campanario para preparar la araña o encollat, el entramado de cordeles que, unido a la borsa (la cuerda central), permite tocar varias campanas a la vez o voltearlas a mano. No se podrá dar la vuelta a todas, pues la Major, que pesa aproximadamente una tonelada, no tiene suficiente espacio. Durante dos horas y media, y a pesar del biruji y el agua que el día de la Constitución se colaban por las ventanas de la sala del campanario (de unos 20 metros cuadrados y situada sobre la sala del reloj), Eliseu y Mauro colocaron las bridas en los badajos y ataron a ellas las cuerdas para controlar los golpes en la boca de cada campana, donde suenan todas las armonías de cada copa.

La influencia de la guarnición

Entre ráfaga y ráfaga de viento gélido, mientras Eliseu y Mauro tejían la maraña de cuerdas, el delegado de Patrimonio, un estudioso de la música sacra pitiusa y de la historia en general, explicaba que las campanas de la catedral se volteaban antaño totalmente, mediante una estructura que se asemejaba a la que había en Aragón. Eliseu creía que aquí solo se hacía ese movimiento a medias, como en Mallorca. Si bien no se sabe cuál es la razón, Peters cree que «la guarnición militar pudo ser fundamental» para que prendiera ese toque, muy estilado también en Castilla y Andalucía. Y si algo había en la guarnición eran castellanos, que posiblemente «influyeron» de manera decisiva. El obispo Abad y Lasierra detalló y reguló, a mediados del siglo XVIII, esos toques en el Ceremonial de la catedral, recuerda el canónigo.

Eliseu Martínez califica ´Una Mar de Sons´ como una muestra de toques tradicionales de campanas que recogen «varios sonidos de varios territorios donde se habla catalán». El concierto permitirá comprobar «cómo dentro de un mismo espacio lingüístico las campanas hablan diferente para expresar lo mismo». Se trata de un lenguaje local que se entiende solo allá donde llega el sonido de cada una de ellas, lo que construye «el espacio y el tiempo de cada comunidad».

El campaner apuesta por regresar al toque manual. Su gremio no está en contra de las mecanizaciones de las campanas, siempre que se hagan siguiendo tres condiciones: conservar o restaurar las instalaciones originales, reproducir los toques tradicionales y no impedir los toques manuales. A su juicio, «hay que considerar el conjunto (campanario, campanas, instalaciones y toques) como un único instrumento musical, que hay que conservar y mantener en uso como un singular elemento patrimonial».

El espacio de la sala del campanario es tan pequeño y está tan lleno de obstáculos que apenas queda espacio para que haya espectadores. Los vileros escucharán hoy repiques durante 40 minutos, pero no podrán ver a sus tres intérpretes.

L ROMERO, José Miguel
Diario de Ibiza (08-12-2016)
  • EIVISSA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • LLOP MIGUEL, MAURO (EIVISSA) : Toques y otras actividades
  • MARTÍNEZ ROIG, ELISEO (PAIPORTA) : Toques y otras actividades
  • Conciertos de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Ibiza (2016)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 11-12-2017
    Convertir a PDF