NAVARRO, David - Campanas de Aragón,el Whatsapp de la Edad Media

Campanas de Aragón,el Whatsapp de la Edad Media

El Año Nuevo chino se recibía esta semana con toques a la gran Campana del Loto. Estos avisadores han sido en Aragón la herramienta de comunicación social más antigua, para anunciar muertes, nacimientos y desastres. Las hay mágicas, que suenan solas, y otras como la del Pilar, que ya repicaba en los Sitios.

Campana gótica - Autor: NAVARRO GIL, Ignacio
Campana gótica - Autor: NAVARRO GIL, Ignacio

Hubo un tiempo en que la magnitud de un reino podía medirse por la riqueza de sus campanarios. Y los de Aragón destacaban por su hermosura. Las campanas eran el ‘WhatsApp’ del medievo, la primera forma de comunicación masiva, que en Aragón se remonta al siglo IV. "No solo medían el tiempo, también avisaban de desgracias, tocaban para alejar los malos espíritus, para advertir de un ataque, o incluso para alejar el granizo", enumera Ignacio Navarro Gil, campanólogo y carrillonista, que advierte de que el riquísimo patrimonio de avisadores en Aragón se ha perdido en las últimas décadas debido a la dejadez de las instituciones e iglesias, y a la ignorancia de los ciudadanos, que ya no escuchan las campanas ni comprenden sus toques. "De hecho, a la mayoría incluso le molestan. Parece una locura, pero hace 50 años casi todo el mundo sabía lo que comunicaba cada sonido. Pocos saben, por ejemplo, que la actual campana de las horas de la Basílica del Pilar es la misma que tocaba en la Torre Nueva, y que avisó durante años y años de desgracias, incendios y de los ataques franceses durante Los Sitios".

1. Campanas mágicas

Existen en Aragón tres avisadores que tocaban sin intervención del hombre, para profetizar desgracias o asesinatos. El caso más famoso es el de Velilla de Ebro (Zaragoza), "y no lo hacían al azar, cuando tocaban solas las campanas de Velilla de Ebro venían acompañadas de tragedias y solo tres veces en su historia lo hacían ‘a gloria’ –destaca Navarro–. Comenzó tocando ya en el año 711 para profetizar la caída de España a manos musulmanas, y marcaría el fallecimiento de Pedro Arbués, Santa Isabel de Portugal, Fernando el Católico, Carlos V, Felipe II... Y está documentado, porque la fama de esta campana era tal que acudían notarios, jueces, alcaldes y vecinos a escucharla y dar fe de ello". Otras dos campanas famosas en Aragón por su comportamiento paranormal fueron la de la Abadía de Alquézar (Huesca) y las de Villarroya de la Sierra (Zaragoza). "En la primera, se decía que los abades la tocaban al ascender al cielo;en la segunda, los niños fallecidos por causas ajenas a la medicina eran devueltos a la vida por intersección de los toques".

2. Joyas de la familia

Durante generaciones, los aragoneses depositaron en las campanas toda su confianza. No solo para saber la hora del día, también para recibir todo tipo de avisos. Y su conexión con la religión llevó a muchos párrocos a tocarlas con intenciones mágicas: su tañer alejaba a los malos espíritus o podía simbolizar el deseo de los feligreses; por ejemplo, que las nubes pasaran de largo y no descargaran en forma de granizo. Por esa conexión mágica "la gran mayoría quería tener algo suyo dentro de una campana, porque ese instrumento sagrado les iba a proteger, así que muchos vertían al crisol algunas de sus joyas para que se fundiesen con el metal. Ya sabían que las campanas les acompañarían toda su vida:t ocaban en su nacimiento y tocarían su propia muerte", destaca Ignacio Navarro.

3. El alquimista

Si las campanas advertían de desgracias, alejaban al demonio o conjuraban a los elementos para disipar tormentas, el oficio de campanero debía de traer consigo una gran responsabilidad. Por ello, los fundidores eran lo más parecido a un alquimista y según Navarro "dominaban grandes conocimientos y técnicas, y manejaban las aleaciones a la perfección. En algunos casos llegaron a tener amplios conocimientos sobre astronomía, porque se creía que al fundir una campana en días concretos alcanzarían la perfección de su sonido. Un fundidor además tenía que estar confesado, porque con sus manos se proponía a crear la ‘voz de Dios’ y para ello debía estar libre de pecado en el momento de la creación", señala el campanólogo.

4. Símbolos y números

La forma de la campana simboliza la esfera celestial, y el badajo la puerta de ascenso al cielo. Tiene forma de copa (como la del Santo Cáliz), y una forma triangular que representa la Trinidad. "Es capaz de destruir y alejar demonios, de exorcizar, acompañar a un difunto en su agonía y muerte... En la Inglaterra del siglo XIV se pensaba que las campanas espantarían a los demonios que traían la peste negra. Por todo ello, las campanas tienen su propia epigrafía o inscripción, que solo se activa en el momento de su toque", afirma Ignacio Navarro. También la numerología supone un aspecto importante en el sonido de la campana, y hay una cifra que se repite en los toques, el siete. "Porque tiene relación con los siete rayos de la existencia, los siete metales con que se funden algunas campanas (hierro, cobre, estaño, mercurio, plomo, oro y plata), los siete sacramentos, los siete dones del Espíritu Santo... La Biblia lo considera el número perfecto (el sheba) y por ello hay siete sellos del Apocalipsis, siete arcángeles, siete trompetas...".

5. La gran pérdida

En los sesenta del pasado siglo se electrifican los campanarios y se olvida que la mano del hombre tiraba de la cuerda. La figura del campanero como profesión se pierde y nadie sube ya a tañer las campanas. "Se desconoce ya el estado de conservación, si hay una rotura, si algo falla... Y eso supone un peligro porque algunos instrumentos han llegado a caer". Más que el botón, lo que ha llevado al declive de la campana ha sido que nadie ya las necesita ni las escucha. El tiempo lo marcan los relojes digitales y los avisos se hacen por otros medios. Algunas campanas se han abandonado y ha habido robos y venta en el mercado negro. Apenas unas pocas campanas se mantienen, y la mayoría ya no suena por la noche. "El sonido ya no se entiende, y molesta en algunos oídos –concluye Navarro–. Está a punto de extinguirse un medio de comunicación que nos ha acompañado desde el siglo IV".

NAVARRO, David

(23-02-2015)

  • ALQUÉZAR: Campanas, campaneros y toques
  • VELILLA DE EBRO: Campanas, campaneros y toques
  • VILLARROYA DE LA SIERRA: Campanas, campaneros y toques
  • ZARAGOZA: Campanas, campaneros y toques
  • NAVARRO GIL, IGNACIO (ZARAGOZA): Toques y otras actividades
  • Campanas (historia general y tópicos): Bibliografía
  • Campanas milagrosas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-11-2017
    Convertir a PDF