yporquenounblog.com - Calendura y Calendureta

Calendura y Calendureta

Calendura y Calendureta - Autor: yporquenounblog.com
Calendura y Calendureta - Autor: yporquenounblog.com

Dos niños trabajando en un bancal del campo de Elche en un punto no determinado entre la ciudad y los Carrizales. Se llaman Chambín y Chambón y son hermanos. De pronto unos piratas berberiscos se acercan dispuestos a todo. Tras muchas peripecias consiguen escapar ocultándose en las acequias hasta llegar por los pelos a una torre, tocar las campanas y avisar a todo el mundo. Esa es la versión básica. En otras el sonido de las campanas se usa para impedir que los gritos de los niños se escuchen (“¡Tocar las campanas que no se oigan sus gritos!” gritaba a su vez el terrible jefe de la banda). En este apunte está el argumento de un cuento infantil, probable invención de mi padre, con el que nos atormentó (porque se sufría de lo lindo, menos mal que siempre había final feliz) a todos.

La siguiente generación (mis hijas) tuvieron a su vez que soportar mis cuentos en una liturgia que se cumplió casi a diario durante bastantes años. No usé el de mi padre por muchas razones entre las que cito en especial la ausencia de acequias en el campo de Elche, siempre húmedas y llenas de vida y de verde, que ya habían sido sustituidas por tubos. Entre los cuentos que les soltaba hoy quiero recordar en especial el de Calendura y Calendureta, dos hermanos que apenas se diferencian por su tamaño, viven sobre otra torre en la Plaça de Baix, también tocan las campanas y son a su vez entrañables espectadores del devenir cotidiano de nuestra ciudad. Se me fué ocurriendo sobre la marcha a partir de un montaje infantil de La Carátula sobre la dualidad que sirve de estructura a toda pareja de payasos: el pequeño y el grande, el bueno y el malo, el listo y el tonto, el intercambio de papeles... todo junto.

Hoy una nueva pareja de hermanos se va acercando a esa dichosa edad en la que se es capaz de vivir y disfrutar de la misma historia cada noche como si fuera la primera vez que se escucha, en la que se desea y se exige a veces que se renueve el momento mágico en el que un adulto con su voz y sus gestos enciende la maravilla de los fuegos de artificio en mitad de la noche, peldaño imprescindible para el tránsito al sueño y a la inteligencia.

yporquenounblog.com

¿... Y por qué no un blog...? (26-08-2009)

  • ELX: Campanas, campaneros y toques
  • Tardones o autómatas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © ¿... Y por qué no un blog...? (2009)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-10-2017
    Convertir a PDF