GARCÍA HERRANZ, Cristina - Segovia a 88 metros de altura

Segovia a 88 metros de altura

La torre de la Catedral, el mirador más alto de la ciudad, ha sido restaurada y se puede visitar

Vista de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de San Frutos, en Segovia - Autor: BLUEJAYPHOTO / ISTOCK
Vista de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de San Frutos, en Segovia - Autor: BLUEJAYPHOTO / ISTOCK

La catedral de Nuestra Señora de la Asunción de San Frutos, considerada la dama de las catedrales por su dimensión y elegancia, es uno de los monumentos más emblemáticos de Segovia. Su poderosa torre, de 88 metros de altura –en su momento fue la más alta del país con 108 metros, un incendio destruyó el chapitel superior–, define el perfil de la villa y levita entre los diversos torreones y agujas de menor tamaño que despuntan en otros templos de la ciudad, componiendo el skyline segoviano.

La catedral aumenta cada año el número de visitantes, que pueden realizar y disfrutar de una ruta guiada por su riqueza arquitectónica y artística, así como por su propia historia. Una historia que, dada la longevidad del templo, está plagada de curiosidades y anécdotas. Fue la última catedral gótica de España y la tercera catedral que ha tenido Segovia; tres puertas, 19 capillas y dos órganos que da para muchas peculiaridades. Dicen, por ejemplo, que si se pide un deseo mientras se pisa la piedra más pequeña de la Catedral, éste se cumple. El desgaste en este punto, ubicado en la capilla de San Pedro, demuestra que la mayoría de quienes la visitan anda deseosa de buenos augurios…

También se dice que el fin del mundo llegará el día que los segovianos oigan tocar la trompeta a uno de los dos ángeles situados en el exterior de la catedral, una melodía que, afortunadamente, todavía no ha sonado… Historietas y la posibilidad de celebrar misas en varios idiomas aparte, desde finales de 2014 se puede subir, además, a lo alto de la torre, una experiencia no apta para temerosos de las alturas, ya que se trata del mirador más elevado de la ciudad.

Una subida en tres paradas

Una escalera de caracol de 200 peldaños separa la tierra del cielo en Segovia. Una ascensión con tres paradas y una recompensa final: disfrutar desde el campanario de maravillosas vistas hacia la meseta castellana y el Sistema Central rodeados de nueve impresionantes piezas de bronce claro, la más pesada de 1.400 kilos.

La visita comienza en el interior de la catedral, desde la Capilla de San Blas, con un experto guía –José María, quien realiza la visita tres veces al día, a las 10.30, las 12.30 y las 16.00–. Se hacen tres pausas durante la ascensión. En el primer nivel, 70 escalones después, un vídeo en el que Juan Rodríguez, fabriquero del templo y responsable de las obras de restauración, explica cómo ocurrió el histórico incendio de la torre, ocurrido en 1614, y la actual rehabilitación. Además, esta primera parada permite contemplar cuatro de los ocho tapices flamencos del siglo XVII que se encuentran en el interior del torreón y recrean escenas de la vida del general romano Pompeyo Magno.


Campanario de la Catedral de Segovia. Autora: Cristina García Herranz

El segundo alto en la subida resulta muy interesante, ya que se visita la antigua Casa del Campanero, quien residía con su familia en estas dependencias mientras realizaba su trabajo (la mecanización de este oficio llegó en la década de 1950). Desde aquí se accede a la Sala del Reloj –más parecido a un desván–, en la que campanero realizaba su labor, informar a la comunidad con el tradicional lenguaje de las campanas: un fallecimiento, un día festivo o cualquier otra anuncio.

La tercera y última parada es la que crea más expectación, ya que sitúa a los visitantes en el mismo campanario de la torre, a 88 metros de altura y flanqueados por nueve espectaculares campanas de diferentes tamaños y apodos (la mediana, la sermonera, la tormentera…). La majestuosidad de estas piezas de bronce sumada a la panorámica que se contempla desde aquí ponen el punto y final a una visita que nos acerca un poquito más al cielo desde el mejor mirador de Segovia.

La visita guiada a la torre de la Catedral cuesta 5 euros.

BLUEJAYPHOTO / ISTOCK

El Viajero - El País (06-04-2016)

  • SEGOVIA: Campanas, campaneros y toques
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Viajero - El País (2016)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF