TEZANOS, Aitor - Un trayecto de casi 200 escalones hasta la cúspide de la capital de la Plana

Un trayecto de casi 200 escalones hasta la cúspide de la capital de la Plana

La labor de la colla Pixaví permite a los vecinos conocer la historia del campanario y disfrutar de grandes vistas de toda la ciudad

Los miembros de la colla Pixaví explican a los visitantes al Fadrí la historia del campanario - Autor: BOIA, Gabriel / MEDITERRÁNEO
Los miembros de la colla Pixaví explican a los visitantes al Fadrí la historia del campanario - Autor: BOIA, Gabriel / MEDITERRÁNEO

Recordando su niñez, un día, un grupo de castellonenses solicitaron al Ayuntamiento permiso para subir al Fadrí, como hacían cuando eran pequeños. El monumento había sido cerrado, tras la muerte del campanero. Logrado el consentimiento subieron y, cuando bajaron, vieron una cola de gente que también quería hacer lo mismo, y de ahí nació una idea. De eso hace 28 años, los mismos que estos vecinos, miembros de la colla Pixaví, llevan organizando la tradicional subida al Fadrí.

Ayer, la cola para acceder al emblemático monumento ocupaba buena parte de la calle Colón. Muchos de los que esperaban, prácticamente el 50%, repiten experiencia todos los años, cuentan desde la colla Pixaví. En cada una de las cuatro plantas --cámara del reloj, prisión de eclesiásticos, vivienda del campanero y sala de campanas-- hay una persona que explica con detalle la historia de cada estancia del recinto, cuya construcción se remonta a 1591.

Arriba, tras subir 198 estrechas escaleras, los castellonenses pudieron disfrutar de vistas de toda la capital de la Plana, una ciudad que vibra en Magdalena.

TEZANOS, Aitor

El Periódico Mediterráneo (01-03-2016)

  • CASTELLÓ DE LA PLANA: Campanas, campaneros y toques
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Periódico Mediterráneo (2016)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 21-10-2017
    Convertir a PDF