LINARES ORDÁS, Sonia - La campanada

La campanada

Debería de estar prohibido y hasta tipificado en el código penal, exhibir ya en los lineales de algunos supermercados, los turrones de la navidad 2016. ¡Qué espectáculo más desafortunado!. Tabletas de turrón, y peladillas, compartiendo protagonismo en pleno Octubre con calabazas, huesos de santo, buñuelos y dulces del acoplado Halloween, en un empeño por mezclar fechas y tradiciones, que este año pueden verse amenazadas, por una cita electoral que está en el aire, como el amor de la famosa canción.

El caso es que todavía desconocemos si nuestros políticos darán la campanada antes del día 31, o acabaremos todos alterando la armonía navideña, obligados por los acontecimientos. El villancico de la “Campana”, se ha adelantado como los turrones, a su fecha natural y llevamos con el ritmo pegadizo muchos, muchos meses…. “Campana sobre campana, y sobre campana una, campana sobre campana” y así… hasta: “campana tres”, pues por tres veces nos quieren llevar al campanario…” para seguir tocándonos el badajo, como lo vienen haciendo desde hace tiempo. Si todos ellos tuvieran un poco de cultura general, ligada a las tradiciones, hubieran sido capaces de tocar las campanas con maestría, y trasmitir lo que el pueblo necesita. Y si no que se lo pregunten a las pedanías y colectivos culturales del Bierzo, que impulsan la creación de una especie de escuela de campaneros, para tratar de recuperar esa práctica tradicional. Idea impulsada desde la Asociación de vecinos de Columbrianos, y en la que también participa la Asociación “A Carqueixa” de Santa Marina de Torre, que siempre ha estado pendiente de las campanas de su pueblo.

Y es que, antiguamente, el toque de campanas era uno de los medios de comunicación más importantes. A través de sus diferentes sonidos se informaba a los vecinos de lo que pasaba: si se acercaba alguna tormenta importante, un fuego, la muerte de alguna persona… Con las campanas, se tocaba a fiesta, a muerte, a nacimiento y a urgencia. Una tradición que con el paso del tiempo se ha ido perdiendo y que la mayoría de los jóvenes apenas conocen.

Dicen los veteranos del lugar, que hoy en día en los pueblos, se gastan importantes cantidades de dinero en bombas de palenque, cuando las campanas son un gran medio para animar la fiesta y comunicar cualquier cosa importante. No hay dos, que tengan el mismo sonido, incluso hay quien sostiene que puede distinguirse perfectamente si la campana la toca un hombre o una mujer. Y que con cada frecuencia de sonido, parece que la campana habla, ríe o llora. No en vano en la Rusia antigua, se concebía la campana como un ser con alma.

De momento la asociación “A Carqueixa” ya ha comenzado a celebrar cada año un encuentro de campaneros, donde participan decenas de personas que aún saben tocar las campanas y que no quieren que la tradición desaparezca. Desde aquí felicitamos la iniciativa, que es parte viva de nuestra historia.

LINARES ORDÁS, Sonia
El Bierzo Digital (19-10-2016)

  • PONFERRADA: Campanas, campaneros y toques
  • TORRE DEL BIERZO: Campanas, campaneros y toques
  • Escuelas de campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Bierzo Digital (2016)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-10-2017
    Convertir a PDF