GARCÍA, Catalina - El lenguaje de las campanas

El lenguaje de las campanas

Juana Martín, campanera mayor de Tuineje, enseña su arte en un curso

Llamada a misa. Con la de los jueves y la de San Miguel, Juana (derecha) da un toque primero y luego repica para llamar a misa. En la foto, enseñando a sus alumnos.

La de los jueves, la de San Miguel, la de los difuntos, Juana Martín Betancor (Las Casitas, 1931) conoce las cuatro campanas de la iglesia de Tuineje como si fueran sus hijas. No en vano, desde hace más de 30 años, las hace sonar para llamar a misa, las fiestas y los entierros.

Los conocimientos y amor de Juana Martín Betancor por estos instrumentos de metal los divulgó durante esta semana en un curso de repique con motivo de las fiestas juradas en honor a San Miguel Arcángel que conmemoran el 265 aniversario de la batalla de Tamasite que terminó con la victoria de los majoreros contra los piratas ingleses. Durante varios días, las campanas repicaron y doblaron fuera de hora por los alumnos y su maestra.

Desde hace tres siglos, las cuatro campanas avisan al pueblo de misas, entierros y fiestas. Donadas por una familia de Tuineje, Juana Martín se acuerda de oír que se colocaron en el campanario «muy deprisa, incluso antes de terminar la obra de la torre de la iglesia». También en la crónica de la batalla de Tamasite, el repique intempestivo alerta en 1740 a los vecinos del desembarco de los invasores ingleses en la playa de Gran Tarajal.

Todavía a mediados del siglo XX, cuando los coches no habían quebrado el silencio de los pueblos, los más viejos de Tuineje se acuerdan de que las campanas se oían «desde allá lejos, desde las playas de Jacomar y Gran Valle». Y al revés, la mar del norte retumbaba en las calles y la plaza: «escucha la Peña la Vieja, oye los ronquidos del tiempo malo».


EN BURRO. En burro desde Juan Gopar acudía Juan Ojeda fielmente a tocar las campanas para las fiestas de San Miguel. Cuando murió, las campanas se quedaron sin brazos y manos que las tañera. Ojeda las hizo repicar durante más de 50 años, desde que era pequeño y ayudaba en misa como monaguillo. Entonces tomó el relevo Juana Martín.

Media hora antes de la misa

Juana Martín viene caminando desde el cercano El Llano del Florido hasta la iglesia dos veces por semana: los jueves y los domingos para convocar a la misa media hora antes. También acude para doblar las campanas por el entierro de un vecino. Para las dos fiestas, la campanera tiene más trabajo: toca durante siete días antes de la festividad y la media hora de procesión.

Catalina GARCÍA
"Canarias 7" (09/10/2005)
  • TUINEJE: Campanas, campaneros y toques
  • MARTÍN BETANCOR, JUANA (TUINEJE) : Toques y otras actividades
  • OJEDA, JUAN (TUINEJE) : Toques y otras actividades
  • Campaneros: Bibliografía
  • Cursos de introducción a campanas y toques: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Canarias 7 (2005)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF