CORRAL, Sergio - Campanas a ritmo de móvil

Campanas a ritmo de móvil

Una empresa de Burgos ha instalado un sistema de control a distancia en más de 300 campanarios de la provincia

Antonio Cano ante uno de los cuadros de control que ha instalado en las agujas de la Catedral de Burgos
Antonio Cano ante uno de los cuadros de control que ha instalado en las agujas de la Catedral de Burgos

Una tarea tan tradicional y cotidiana como es el tañido de las campanas en las iglesias de la región, habitualmente llevada a cabo por los propios párrocos o por personas cercanas a los mismos, puede hacerse ahora con una simple llamada de móvil desde cualquier parte del mundo. Basta que la persona responsable envíe la orden concreta para que el sistema diseñado por la empresa Antonio Cano se ponga en marcha y emita la orden para que una o varias campanas suenen con el tañido adecuado.

El sistema que hace sonar la mayoría de las campanas que se encuentran en activo no tiene demasiadas complicaciones tecnológicas. Así lo asegura por lo menos Antonio Cano, gerente de la empresa de relojería industrial que lleva su nombre, quien explica que “sólo en Burgos son más de 300 las iglesias que cuentan ya es sus sacristías con un pequeño ordenador de 20 centímetros de alto por 15 de ancho que lleva incorporado un software especialmente diseñado para recibir y ejecutar las órdenes. “Cada parroquia tiene un software propio porque cada párroco tiene unas necesidades concretas”, explica Antonio Cano, quien asegura que “no hace falta que el párroco vaya a la iglesia a tirar de la cuerda, ya que se hace una llamada desde el móvil, el software la recoge y accede a lo que el párroco quiera hacer en ese momento: repicar, voltear, tocar a difuntos, ángelus...”. Lo que sin duda facilita mucho el sistema, añade Cano, es que hoy en día la mayoría de los párrocos tienen su teléfono móvil particular.

El sistema y su uso es sencillo: por parte del campanero sólo es necesaria una llamada de móvil a un número concreto. Una pequeña antena recoge la señal del móvil en el ordenador de la iglesia y éste dirige todas las operaciones. “Las campanas llevan unos motores electrónicos que regulan las vueltas y la intensidad del sonido. Nosotros damos la orden a ese motor para regularle las vueltas y la intensidad, ya que todo es automático. El golpeo contra las campanas existe, no se trata de una grabación, y se realiza a través del motor que está ubicado en las torres, junto a las campanas”, explica Antonio Cano a DICYT.

Panel de control del software que controla las campanas
Panel de control del software que controla las campanas

Las campanas, a examen

En muchas ocasiones la empresa de Antonio Cano también lleva a cabo un completo análisis de las propias campanas, que con frecuencia necesitan de algún tipo de reparación. Antes de iniciar cualquier trabajo de restauración en campanas que, a simple vista, se nota que son de mala calidad, “hacemos un análisis en el laboratorio y le decimos al párroco la campana que tiene exactamente, el material del que está compuesta, cómo está construida y, lo que es más importante, si le merece la pena o no arreglarla”.

Los análisis, que se realizan en un laboratorio de Madrid, se llevan a cabo de la siguiente manera: “se coge un trocito de campana y se introduce en unas probetas que se someten a temperaturas altas de calor para que se deshaga el bronce. Este elemento está compuesto por cobre y estaño, aunque bien es cierto que también suelen llevar cinc, plomo, arena y hierro. De hecho, a veces lo que menos llevan es estaño y es muy importante que lo lleven en su justa medida. Cuando tienen una alta concentración de plomo o cinc solemos rechazarlas”, puntualiza. En función de los resultados, “nosotros decidimos si nos merece la pena o no y la cantidad de materiales nuevos que, en el caso de restaurarla, tenemos que echar para tratar de recuperar la campana”.

Gracias a las nuevas tecnologías, continua Cano, es posible que una persona que se encuentra en Burgos pueda programar, a través de su teléfono móvil, las campanas que se encuentran a miles de kilómetros de distancia. “Hemos puesto en marcha este sisterma en Tetuán, las Islas Canarias, Sevilla y El Escorial. Debido a la distancia, cuando quieren cambiar los programas me llaman y desde aquí vuelvo a programar las campanas satisfaciendo las necesidades de su responsable”.

Un motor de volteo recibe las ordenes del ordenador y acciona una campana en una de las agujas de la Catedral de Burgos
Un motor de volteo recibe las ordenes del ordenador y acciona una campana en una de las agujas de la Catedral de Burgos

Proceso de fabricación

El proceso de fabricación de las campanas comienza con la construcción de la plantilla con el perfil de la misma, partiendo de los conocimientos sobre acústica y comportamiento de los materiales de que dispone el maestro fundidor. Una vez construida la plantilla, que será el único elemento que va a conservarse al final del proceso, se procederá a la fabricación del molde. La fabricación de este molde, único para cada campana que se fabrica y que se destruirá al final del proceso, conlleva un tiempo de trabajo que suele superar los 20 días entre las distintas fases y periodos de secado.

La fabricación del molde en cada una de sus etapas es asimismo bastante compleja. La técnica que se emplea es una técnica mixta entre el moldeo con arena y el procedimiento que recibe el nombre de "cera perdida". El moldeo con arena se emplea para la construcción del macho del molde -parte interna del mismo-, la falsa campana y la capa exterior -que contiene el material fundido durante la colada-. El procedimiento de "cera perdida" se emplea para las inscripciones y ornamentos que van a colocarse sobre cada campana.

Este proceso terminará con la disposición del molde en el foso de colada, lugar en el cual una vez adecuadamente preparado se procederá a introducir el material fundido. Para ello se funde el bronce en un horno específico para cada campana. Cuando el material de colada alcanza el estado líquido y la temperatura determinada, se conduce hasta la boca del molde. Tras un periodo de enfriamiento, el molde se destruye para extraer de él la nueva campana.

CORRAL, Sergio

Agencia Iberoamericana para la difusión de la Ciencia y la Tecnología (16-03-2005)

  • BURGOS: Campanas, campaneros y toques
  • CANO, ANTONIO (BURGOS) : Intervenciones
  • Empresas de restauración de campanas: Bibliografía
  • Fabricación, fundición de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    Convertir a PDF