P. C. P. - Las campanas asesinas de Quintanilla de Urrilla

Las campanas asesinas de Quintanilla de Urrilla

Los vecinos comtemplan, entre estupefactos y divertidos, el impacto de la campana sobre el capó del turismo - Autor: DIARIO DE BURGOS
Los vecinos comtemplan, entre estupefactos y divertidos, el impacto de la campana sobre el capó del turismo - Autor: DIARIO DE BURGOS

En el Valle de Valdelaguna ya nadie se pregunta por quién doblan las campanas de Quintanilla. Saben que no van a oírlas en una buena temporada, so pena de exponerse a que se venga abajo la torre de la iglesia al completo. Es lo único que falta por salir volando desde ese lugar al que desde el viernes nadie se atreve a aproximarse. Y menos en coche.

«Goza de clima fresco, y las enfermedades que comunmente se padecen son las tercianas. Tiene 30 casas de mala construcción; una iglesia parroquial (San Martín) servida por un cura y un sacristán, y una ermita dedicada a San Bartolomé, a unos pasos N. del pueblo». Así es como describe Pascual Madoz en su diccionario de los pueblos de España a la localidad de Quintanilla de Urrilla, entre Barbadillo del Pez y Vallejimeno y Huerta de Abajo, a mediados del siglo XIX. Hoy las casas están mucho mejor que el templo, que a punto ha estado de dar una trágica campanada.

El volteo de esos instrumentos da comienzo a las fiestas de esta localidad, mientras los niños recorren el pueblo en la cacerolada previa al reparto de chocolate. Unas 80 personas, prácticamente todas las que viven en algún momento del año o tienen casa, estaban allí presentes. El repicar entraba en su recta final cuando la campaña más grande salió literalmente disparada, tras romperse la madera que la sujetaba. Afortunadamente con poca fuerza, porque ya volteaba despacio.

El elemento cayó varios metros hasta impactar contra el capó delantero del turismo aparcado justo debajo. Brillante y sin un rozón, como si le acabaran de sacar del taller de chapa y pintura. Porque eso es precisamente lo que había hecho su propietaria 5 horas antes, tras pagar la factura de un golpe contra un corzo, uno de los peligros mayores de las carreteras de la Demanda.

La campana fue a golpear exactamente en el mismo punto que el animal había dañado, si bien se desconoce si además provocó daños en el motor, porque el capó no se podía abrir. Una grúa retiró ayer por la mañana el turismo.

Para más inri, conductora y tañidor son matrimonio e iniciaban ayer sus vacaciones. Lo hicieron, sí, pero en un coche prestado y con la promesa de que el Arzobispado se hará cargo de la reparación del propio. Tendrá además la diócesis que revisar y reparar el campanario, que ya avisó el año pasado, cuando un badajo salió también volando. Al menos, las campanas no han tocado a muerto.

P. C. P.

Diario de Burgos (11-08-2015)

  • VALLE DE VALDELAGUNA: Campanas, campaneros y toques
  • Accidentes con campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Burgos (2015)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 12-12-2017
    Convertir a PDF