MATEO, C. - El campanario del dinero

El campanario del dinero

Los ovetenses han escuchado casi un millón de veces las melodías del reloj de la sede central de Cajastur, inaugurado en el año 1960

Desde hace más de cuarenta años, la melodía de la capital es la del reloj de la sede central de Cajastur, inaugurado en 1960. Desde entonces, los ovetenses han escuchado el himno de Asturias más de 200.000 veces y la melodía de la canción asturiana «Santa María» casi 600.000. El reloj original, que costó 150.000 de las antiguas pesetas, era un organillo con campanitas y un cilindro que, programado, movía las mazas haciendo sonar el carillón. Así fue hasta los años setenta, cuando una avería movió a la entidad bancaria a grabar las melodías.Actualmente, se emplea un sistema digital de altavoces

Un ovetense de 44 años que haya vivido durante toda su vida en la capital habrá escuchado casi 600.000 veces la melodía de la canción asturiana «Santa María, en el cielo hay una estrella que a los asturianos guía...» y más de 200.000 el himno de Asturias. El causante de tan repetida melodía es el campanario del dinero, el reloj del edificio central de Cajastur, en la plaza de la Escandalera. El edificio de la sede bancaria asturiana fue inaugurado en el año 1957, si bien el reloj comenzó a sonar en noviembre de 1960. Desde entonces, y hasta hace sólo dos años, cuando se recortó la frecuencia una hora a consecuencia de las quejas vecinales, cada cuarto, media hora y tres cuartos de hora el estribillo de esta melodía se ha repetido constantemente, salvo dos averías registradas en la historia, una de días, y la última, hace dos años, de un mes, con motivo del arreglo de toda la fachada.

Aquel noviembre de 1960, LA NUEVA ESPAÑA recogía la noticia del estreno del reloj. El redactor apuntaba: «(...) En lo alto de la torre cuatro potentes altavoces, orientados hacia los cuatro puntos cardinales, proyectan la música a todos los vientos, en todas las direcciones, y la hacen llegar allá lejos (...)». Y desvelaba el porqué de la elección de esta melodía. «Cuando se decidió instalar este carillón de la Caja de Ahorros se encargó a la Banda de Música de Milán la adaptación de varias canciones populares asturianas, en concreto cuatro; tras un estudio minucioso en el que se tuvo en cuenta la distinta sonoridad del carillón respecto a otros instrumentos musicales, estas melodías fueron enviadas a San Sebastián, donde se construyó el aparato». Según fuentes de Cajastur, «este reloj fue un encargo a la empresa Indapel de la capital de Guipúzcoa que, a su vez, realizó las campanas y el carillón de la plaza de la Escandalera, bajo una licencia de otra empresa de Versalles, Constant Martin». El reloj original, que costó 150.000 pesetas, era un organillo con campanitas y un cilindro que, programado, movía las mazas haciendo sonar el carillón. Así fue hasta los años setenta, cuando una avería movió a la entidad bancaria a grabar las melodías y sonidos del carillón.Actualmente se emplea un sistema digital de altavoces.

Aunque la melodía protagonista de cada cuarto es «Santa María», los ovetenses identifican el reloj de Cajastur con la música que marca las horas, el himno de Asturias. Sin embargo, ésta no fue la pieza escogida en un inicio. Según fuentes de Cajastur, «hubo una temporada en la que sonaba "Virgen de Covadonga"». Además, coincidiendo con las Navidades, en el reloj se escucha, cada hora, «Noche de paz». Durante años, añaden, la melodía de las horas se retransmitió por radio.

C. MATEO
"La Nueva España" (17/07/2005)
  • OVIEDO: Campanas, campaneros y toques
  • Carillones: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Nueva España (2005)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF