CARRILLO, Toño - Roban la campana y el yugo en la ermita de la Virgen de Torrearévalo

Roban la campana y el yugo en la ermita de la Virgen de Torrearévalo

La pieza de bronce pesa 32 kilos, data del siglo XVII y se trasladó desde la iglesia parroquial

La espadaña de la ermita de la Virgen de Loreto en la tarde de ayer, sin la campana - Autor: GUISANDE, Valentín
La espadaña de la ermita de la Virgen de Loreto en la tarde de ayer, sin la campana - Autor: GUISANDE, Valentín

El patrimonio soriano ha vuelto a sufrir un expolio. En esta ocasión, ha sido en la pequeña localidad de Torrearévalo, donde los vecinos despertaron el domingo sin la campana de la ermita de la Virgen de Loreto, a la entrada de la localidad pero algo apartada del casco urbano como tal. Junto con ella ha desaparecido su yugo, muy deteriorado pero que igualmente ha resultado ‘apetitoso’ a los ladrones.

La denuncia se interpuso el martes en el Puesto de la Guardia Civil de Almarza. Esta sustracción se produjo, según consta en la denuncia, entre las 17.00 y las 21.00 horas del día 16 de mayo, sábado. La campana, que está recogida en el inventario de campanas de Castilla y León y data del siglo XVII, no ha sido valorada económicamente.

No obstante, para los vecinos si tiene su significado. El pequeño templo «es el que se usa normalmente en invierno para dar misa porque es más pequeño», según explicó ayer una vecina.

«El campanillo», como le denominó por tamaño contenido, estaba antes en la iglesia parroquial. Sin embargo, como ya cuenta con unas hermosas campanas, se decidió bajarlo a la ermita como decoración. De hecho «no se tocaba» y «no estaba cogida con cemento, esta sobrepuesta», lo que posiblemente facilitó su robo.

Además, «no pesaba nada». De hecho, según la ficha del registro de campanas de Castilla y León aproximadamente alcanza los 32 kilos de bronce. Tiene una altura de 40 centímetros, un diámetro de 38 centímetros y un grosor de cuatro centímetros de metal.

Su destino, aunque oficialmente incierto, puede ser el de pieza decorativa. «Para usarlo como chatarra no se llevan el campanillo», indicó la vecina. «Con el viento que había el sábado hay que estar muy convencido para subirse al tejado» cuando en otras ocasiones los hurtos de chatarra se han centrado en explotaciones agrarias ‘en llano’.

«Estoy convencida de que está predestinada a algún sitio, si no, no se llevan el yugo con lo mal que estaban. Alguien se ha encaprichado de la campana o quería una pieza así, porque para chatarra no se llevan el yugo», aseveró, aunque no obstante todavía se desconoce la autoría del robo y su destino.

La campana se encontraba a unos cinco metros de altura en una pequeña espadaña. El templo es de escasa altura -de hecho la puerta tiene unos 160 centímetros de altura- y existe anexo a la ermita un soporte para los cables de la luz que queda a poco más de dos metros del suelo y por el que se podría haber accedido a la campana.

Según los registros, cuenta con la inscripción ‘María, ano 1687’ con la ‘n’ escrita al revés. Asimismo la ficha detalla que «hay tres cordones en el medio pie. A las 12, la cruz se alza sobre basa escalonada decreciente de cuatro alturas, hecha con cuadrados que contienen estrellas de ocho puntas. Estas se repiten en el interior de la cruz». Al estar catalogada, se cuenta con imágenes para su identificación si pudiese ser recuperada.

CARRILLO, Toño

Diario de Soria (21-05-2015)

  • ARÉVALO DE LA SIERRA: Campanas, campaneros y toques
  • Robo de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Soria (2015)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 20-09-2018
    Convertir a PDF