La Opinión de Málaga - Proyectan la restauración de las campanas de la Catedral

Proyectan la restauración de las campanas de la Catedral

La Junta de Andalucía cuenta con un proyecto para arreglar las fisuras, los bordes deteriorados y las grietas, y equilibrar el timbre y los tonos del cuerpo de doce campanas.

Millones de repiques sobre sus espaldas y sin apenas enlucidos. Las campanas del templo mayor de Málaga necesitan renovar el lustre. Todo va por buen camino y la restauración se ve más cerca.

Todo comenzó en la segunda mitad del XVIII cuando el Cabildo Catedralicio encargó sus `nacimientos´. Las primeras campanas de la `Manquita´, cuatro, se fundieron en 1770 con cobre traído de Sevilla y estaño de Gran Bretaña, para lucir majestuosas en la Única torre terminada a cien metros de altura. Pocos años después, el maestro fundidor Fernando Venero Vizcaino realizó ocho más en Málaga, allá por 1785.

Más de doscientos años de repiques desde el campanario catedralicio y sin apenas enlucidos en sus largas vidas. Encarnación `La gorda´, La Concepción, Beato Pedro, Santiago, Sagrado Corazón de JesÚs, San José, San Ciriaco y Santa Paula, Campana Murua, San Juan Nepomuceno, San Miguel, San José y Santa María de Araceli. Son un total de doce, de las que dos son del reloj y cada una de ellas está advocada a un santo, y se han encargado de `llamar´ a los fieles al culto para las oraciones, novenas, triduos, vísperas, maitines, rogativas o plegarias.

Millones de soniquetes y `señales´ musicales que requieren una pronta restauración. El empeño y el interés del Cabildo Catedralicio, con el deán Francisco García Mota al frente, y el arquitecto y aparejador catedralicios, Álvaro Mendiola y Fernando Ramos, respectivamente, en promover la reparación están dando sus frutos. La delegación de Cultura de la Junta de Andalucía estudia en estos momentos un proyecto técnico para arreglar todos los achaques del cuerpo de doce campanas, tres a cada una de las fachadas de la torre norte del primer monumento de la ciudad, del que ya un mecenas se ha interesado por la financiación de los trabajos.

Están `cascadas´

Fisuras, grietas, llagas y con los bordes dañados han provocado la pérdida paulatina del timbre y de la sonoridad. La plata de Almadén y el cobre de Riotinto de estos instrumentos y los badajos necesitan una limpieza en profundidad, la aplicación de tratamientos contra los insectos y los efectos devastadores del tiempo, así como adaptar los tonos musicales a los sonidos actuales. La electrificación de los volteos (muchos se cambiaron hace unos 40 años), poner de madera sus `melenas´, reparar la matraca y colocar manivelas en las que lo requieran, son otras necesidades.

Modificaciones.

Una de las ilusiones del Cabildo Catedralicio es la sustitución en un futuro de los yugos de fundición por yugos de madera iguales a los originales, y cambiar el sistema de motorización instalado en 1973, de movimiento continuo, por un programa actualizado que reproduzca el toque manual original. Asimismo, lograr la instalación de un ordenador que reproduzca los diferentes toques antiguos, junto al estudio de los tonos musicales de las campanas a fin de posibilitar su adaptación a determinados toques.

Las campanas tienen también unas peculiares clasificaciones: gordas, medianas y esquilones, en función de las diferentes utilidades y repiques litÚrgicos. Así, con las primeras, se tocan la llamada a los campaneros, a cinta, prima, a fuego, vísperas, entre otros.

"La Opinión de Málaga" (29/03/2005)
  • MÁLAGA: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Opinión de Málaga (2005)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-10-2017
    Convertir a PDF