LLOP i BAYO, Francesc - Protección de las campanas y sus toques en la Comunitat Valenciana

Protección de las campanas y sus toques en la Comunitat Valenciana

La protección de las campanas o mejor dicho de los toques de campanas en la Comunitat Valenciana se está realizando desde diversas perspectivas.

En primer lugar los Inventarios: para proteger el patrimonio es preciso conocerlo. La Generalitat Valenciana, en tiempos más prósperos, financió el inventario de las campanas de unas doce comarcas de la Comunitat, aproximadamente el 40 % del territorio. A esto debe añadirse el trabajo de diversos investigadores, como Salvador-Artemi MOLLÀ i ALCAÑIZ, que hizo su tesis sobre epigrafía de campanas de la Comunitat, los míos propios, y los más recientes de Joan ALEPUZ CHELET, para su Master de Patrimonio, sin olvidar las aportaciones numerosas de miembros de nuestra asociación y de otros aficionados que enriquecen el inventario de campanas ubicado en http://www.campaners.com/php/valencia.php y que la Generalitat reconoce como propio. De las más de 12.000 campanas del inventario general, 4.714 pertenecen a la Comunitat Valenciana, lo que supone seguramente el 75 % de su inventario.

De este primer inventario se propuso en su momento proteger individualmente como bienes muebles de interés cultural (la máxima protección que da la ley) a las campanas anteriores a 1701, e incluir en el Inventario General de Bienes Muebles (la segunda división en la protección) a las campanas entre 1701 y 1840. Esta propuesta, que suponía varios cientos de expedientes, no se ha llevado a cabo. Si está a punto de declararse Bien Mueble de Interés Cultural las campanas góticas de la Comunitat Valenciana, que son unas 66 conocidas, aunque por motivos de seguridad solamente figuran 64 en el inventario público http://www.campaners.com/php/gotiques.php

No hay que olvidar que las distintas guerras, y lo que casi es peor, las precipitadas mecanizaciones, han destruido gran parte de las campanas antiguas valencianas. Aquí se dió un fenómeno particular, muy valenciano, de aplicar nuevas tecnologías "antes que nadie": en 1923 ya estaban electrificadas para el volteo las campanas de la Seu de Xàtiva, y en 1932 las de Borriana. Tras la enorme destrucción del 36, donde unas 1.500 o 2.000 campanas fueron destruidas, a los cinco años yas se había repuesto la práctica totalidad. Fue la edad de oro de los fundidores, que se repitió veinte años más tarde, ya que entre 1965 y 1980 se mecanizaron más de 1.200 campanarios valencianos, sustituyen (y destruyendo) los yugos de madera por otros de metal, y con motor continuo. Aquí no se mecanizaron porque no había campaneros, que los había en todos los pueblos, sino por modernismo, para ser más modernos que el pueblo de al lado.

En 1987 propusimos, y desde que comenzamos a trabajar en la Generalitat Valenciana en 1988 aplicamos, hasta ahora, 2014 en que nos hemos jubilado, un nuevo modelo de restauración de campanas basado en la recuperación sonora, recuperación de los toques, y recuperación de los toques manuales. De manera general consiste en reponer los yugos de madera al estilo valenciano (cada territorio tiene los suyos con características rítmicas y acústicas diferentes), poner motores y electromazos que reproduzcan en la medida de lo posible los toques tradiciones, e instalar los mecanismos de manera que no impidan el toque manual.

Hay que tener en cuenta que aquí los toques se basan sobre todo en el volteo: si unas campanas no voltean para fiestas es lo mismo que si no tiramos pólvora o no hay banda de música: no son fiestas ni son nada. Y los repiques de aquí son muy lentos, comparados con los castellanos o leoneses.

Pero sobre todo, y tomando como ejemplo los campanarios de toque manual como la Catedral de Segorbe o de València, están surgiendo numerosos grupos de campaneros que voltean para fiestas, ahora con muchas ganas (cuando hace unos años era un castigo tener que subir en fiestas a tocar). Hay un fenómeno muy curioso en estas tierras, y es que salvo un par de excepciones (como los Campaners de Castalla, que por cierto fueron diócesis de València hasta los 60) solamente hay grupos de campaneros manuales en las diócesis donde la Catedral (o la Concatedral) es manual. Así, al norte, en la diócesis de Tortosa, cuya catedral está mal automatizada, no hay campaneros, y lo mismo ocurre en la diócesis de Orihuela - Alacant con la salvedad antes apuntada. Sin embargo en la diócesis de Segorbe - Castelló y aún más en la de València, la existencia de campaneros en las catedrales ha propiciado el mantenimiento de los grupos locales como Albaida o le creación de numerosos grupos de nuevos y jóvenes campaneros manuales (hasta superar la cifra de 30 o 35 hasta el momento).

Por eso, primero inventario, luego restauración y tercer paso protección. Hay que tener en cuenta que la Comunitat Valenciana también fue pionera en la Ley del Patrimonio Cultural que considera el patrimonio inmaterial del mismo grado de importancia y de protección que el patrimonio inmueble o el mueble. No olvidemos que nuestro Misteri d'Elx fue declarado Monumento Histórico por la República, en 1931, incluso antes que la propia ley de patrimonio histórico.

Por tanto aquí, ya en la primera declaración de Bien de Interés Cultural de Carácter Inmaterial y Religioso, la procesión del Corpus de la Ciutat de València, hay dos actores principales, Cabildo y Ayuntamiento, y tres secundarios (pero necesarios, claro) los Amics del Corpus (unos 450 personajes de la procesión), els Músics i Dansants (hay una 20 de danzas en la procesión y la víspera) y los Campaners de la Catedral de València http://www.campaners.com/php/textos.php?text=6317.

Posteriormente se ha protegido de manera más explícita los toques manuales de campanas en la Iglesia Parroquial de la Asunción de Ntra. Sra. de Albaida, en el campanar de la Vila de Castellón de la Plana, en la Santa Iglesia Catedral Basílica de Santa María de la Asunción de Segorbe y en la Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María de Valencia declarándolos Bien de Interés Cultural Inmaterial, y por tanto reconocidos como tales por el Estado http://www.campaners.com/php/textos.php?text=5942

Hay una posterior protección, que también es importante, como es la declaración en la Ordenanza Municipal de València contra la contaminación acústica, que los toques manuales de campanas, especialmente de la Catedral, se eximen del cumplimiento de los niveles máximos de perturbación permitidos http://www.campaners.com/php/textos.php?text=2876

Con todo esto vemos como la protección pasa por diversos niveles: los inventarios, la restauración respetuosa, la protección legal. No tenemos (ni nos preocupa) la declaración de interés turístico, que tiene poco valor o ninguno para la protección del patrimonio, mientras que la declaración de Bien de Interés Cultural es la máxima recompensa patrimonial posible.

LLOP i BAYO, Francesc

(02-09-2014)

  • ALBAIDA: Campanas, campaneros y toques
  • CASTALLA: Campanas, campaneros y toques
  • CASTELLÓ DE LA PLANA: Campanas, campaneros y toques
  • SEGORBE: Campanas, campaneros y toques
  • VALÈNCIA: Campanas, campaneros y toques
  • AMIGOS DE LAS CAMPANAS (SEGORBE) : Toques y otras actividades
  • CAMPANERS D'ALBAIDA (ALBAIDA) : Toques y otras actividades
  • CAMPANERS DE CASTALLA (CASTALLA) : Toques y otras actividades
  • CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA (VALÈNCIA) : Toques y otras actividades
  • Protección legal campanarios y campanas: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía
  • Francesc LLOP i BAYO: bibliografia

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-11-2017
    Convertir a PDF