NAVARRO, Marcos - La campana de La Codoñera, de 1.108 kilos, vuelve a bandear tras la refundición

La campana de La Codoñera, de 1.108 kilos, vuelve a bandear tras la refundición

El Ayuntamiento, que tiene superávit, ha costeado los 20.000 euros de la reparación de una grieta

La campana de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de La Codoñera bandeó ayer de júbilo tras la refundición a la que ha sido sometida esta pieza con solera datada en 1851. Vecinos y veraneantes no dudaron en calificar el 5 de agosto de 2014 como día "histórico" para el municipio.

Los vecinos se fotografiaron con la campana, de 1851, antes de que una grúa la subiera al campanario - Autor: NAVARRO, Marcos
Los vecinos se fotografiaron con la campana, de 1851, antes de que una grúa la subiera al campanario - Autor: NAVARRO, Marcos

La campana de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de La Codoñera bandeó ayer de júbilo tras la refundición a la que ha sido sometida esta pieza con solera datada en 1851. Vecinos y veraneantes no dudaron en calificar el 5 de agosto de 2014 como día "histórico" para el municipio.

La campana fue bajada del campanario el pasado 15 de mayo, día de San Isidro, para llevarla a La Puebla de Alfindén a refundirla. "Presentaba una grieta muy grande que impedía que sonara bien y que pudiera bandear en condiciones en fiestas", explicó la alcaldesa, María José Gascón. De hecho, "la campana últimamente ya no bandeaba, por seguridad y porque sonaba muy mal desde que apareciera esta grieta hace unos cuatro años".

La única empresa que repara campanas en Aragón, Pallás Campanas y Relojes, dio dos opciones: "O la refundíamos o la teníamos que llevar a Holanda para reparar la grieta", explicó la regidora. El Ayuntamiento, que ha financiado íntegramente los 20.000 euros que ha costado el arreglo, optó por la primera opción.

Al Consistorio codoñerano no le duelen prendas "porque tenemos dinero, estamos con superávit", explicó Gascón. "Son los vecinos los que la han arreglado, ya que tenían una gran ilusión", comentó. No en vano, la campana marca no solo las horas, sino también los cuartos de hora. "La echábamos a faltar, y eso que solo ha estado dos meses fuera", explicó Maria del Carmen Bosque. "Se bandea para todas las fiestas: San Cosme, San Damián, San Valero o San Isidro; también el día del Corpus", aclaró.

Las campanas de los pueblos marcan las fiestas religiosas, los bautizos, las defunciones. En tiempos avisaban también de las tormentas y se hacían sonar para ahuyentar las pestes y a los demonios. También sirven para adornar los festejos. "Son motivo de celebración y de reunión del pueblo; son signo de alegría o tristeza; formamos todos una misma sociedad y a su voz nos reunimos todos", explicó el párroco justo antes de bendecirla.

El acto de bendición llegó cerca del mediodía, con casi una hora de retraso sobre el horario previsto debido a que la campana llegó tarde. Decenas de personas se congregaron en la plaza de la iglesia para ovacionar la entrada del objeto remolcado por un camión. Una grúa sirvió para bajarla al suelo para su bendición y después para alzarla al campanario para gozo de los presentes, que se fotografiaron junto a ella durante varios minutos mientras aún estaba en tierra.

A las siete de la tarde se produjo el acto que todos estaban esperando: el primer bandeo de la campana refundida. "Espero que se escuche como antes", deseó por la mañana Bosque. "Sonará mejor; si no, nos echan del pueblo", bromeó Alfredo Pallás, gerente de la empresa campanera, al tiempo que garantizaba un trabajo bien hecho.

Un vino español -o "aragonés", según la alcaldesa, que es del PAR- puso el sabor final a una jornada que será recordada por los codoñeranos. "Diría que este momento es histórico", destacó Marisa Sancho. "La campana forma parte de los acontecimientos sociales, está bien que la hayan cambiado", valoró Pilar Larrosa.

A María Juliana Paricio le pareció "muy bien" la reforma, ya que la campana "tiene un sonido de lo mejor que hay".

Sonará mejor e incorpora un sistema de bandeo automático

La refundición se ha prolongado durante dos meses y medio. Los trabajos han consistido en llevar a estado líquido la campana, añadiéndole otros 140 kilos de estaño y bronce para llegar a los 1.108 kilos de peso total.

Pallás aseguró que la campana sonará mejor porque "absorberá mejor el sonido". Se ha añadido más bronce y estaño para hacer el instrumento "más blando" y el badajo se ha sustituido porque "estaba fuera de medida".

Por otra parte, se ha sustituido el yugo -el anterior tenía una antigüedad anterior a la campana- por otro, en aras de garantizar la seguridad en el bandeo.

Además, se instalará un sistema automático para bandear, aunque los mozos podrán seguir haciéndolo a mano. Hasta el momento tan solo las horas estaban automatizadas.

El Ayuntamiento expondrá tanto el yugo como el contrapeso anterior, que estaba formado por cinco balas de cañón.

Pallás Campanarios y Relojes es la única empresa que trabaja con campanas en Aragón. En el Bajo Aragón ha realizado también las refundiciones de los instrumentos de Torrecilla de Alcañiz, Castelserás, Valderrobres, La Fresneda o Fórnoles. Sin embargo, su obra más importante y de la que se sienten más orgullosos es la restauración de las mismísimas campanas del Pilar de Zaragoza.

NAVARRO, Marcos

Diario de Teruel (06-08-2014)

  • CASTELSERÁS: Campanas, campaneros y toques
  • FÓRNOLS /FÓRNOLES: Campanas, campaneros y toques
  • LA CODOÑERA / LA CODONYERA: Campanas, campaneros y toques
  • LA FREIXNEDA / LA FRESNEDA: Campanas, campaneros y toques
  • TORRECILLA DE ALCAÑIZ: Campanas, campaneros y toques
  • VALL DE ROURES / VALDERROBRES: Campanas, campaneros y toques
  • RELOJES PALLÁS (ZARAGOZA): Intervenciones
  • RELOJES PALLÁS (ZARAGOZA): Inventario de relojes
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Teruel (2014)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-11-2017
    Convertir a PDF