GARCÍA, J. A. - La campana torera aviva Fermoselle

La campana torera aviva Fermoselle

Los sonidos que salen del Ayuntamiento y de la iglesia de Santa Colomba predisponen a los vecinos para el disfrute de un agosto festivo y de encuentros

Vecinos de Fermoselle, con el alcalde Alejandro Fermoselle (de espaldas) durante el sonido de la campana - Autor: MOYA
Vecinos de Fermoselle, con el alcalde Alejandro Fermoselle (de espaldas) durante el sonido de la campana - Autor: MOYA

La campana torera sonó ayer con cierto arrebato en la villa de Fermoselle para anunciar la entrada del mes de agosto, el más festivo y de mayor concentración humana de todo el año en este núcleo enclavado en el corazón del Parque Natural Arribes del Duero.

La población llega a multiplicarse por cuatro o por cinco, alcanzando su máxima cota demográfica a partir de mediados del mes, cuando puede superar las 7.000 personas.

Ningún hijo del pueblo quiere perderse los festejos de San Agustín, donde los toros son un aliciente tradicional y de primer orden. Pero en Fermoselle destacan además las asociaciones que organizan sus propias actividades, en el caso de la gran peña El Pulijón, con una programación rica en variedades y concebida para dar satisfacción a todos los sectores sociales.

La campana torera sonó ayer, a las 12.00 horas, tanto en la Plaza Mayor como en la Plaza de Santa Colomba, y el toque fue seguido con interés por los fermosellanos.

El campanero Emilio Díez Pardomingo, como viene siendo habitual en los últimos años, llevó las riendas del manejo del badajo de la campana instalada sobre el Ayuntamiento. "Es un toque normal, como para los encierros" expresó ayer Emilio Díez, que afirma que entró en contacto con la campana "desde crío", aunque ahora, desde hace un lustro, es el habitual a la hora de hacer vibrar a la campana torera. Sujeto con un arnés, para no sufrir percance alguno, cumple su misión encaramado en lo alto del tejado del Ayuntamiento. Su toque es seguido con entusiasmo por las personas instaladas en la plaza de madera. La finalidad, dice Díez Pardomingo, "es anunciar que entremos en agosto y que la gente se vaya preparando". Toca la campana torera con ilusión y animado. "Incluso me aplauden", afirma. Este reconocimiento de la gente le da "alegría y contento".

También se hace sonar con brío la campana de la iglesia de Santa Colomba. Los vecinos de este sector urbano gustan de acompañar este momento con sangría, aperitivos y hasta música folclórica.

A partir de este toque los fermosellanos se mentalizan para vivir un mes pletórico de expansiones, de convivencia, de reencuentros con familiares y amistades, de jornadas gastronómicas y hasta de poesía. El mes de agosto la villa de Fermoselle recobra una explosión demográfica y una vitalidad envidiable.

GARCÍA, J. A.

La Opinión de Zamora (02-08-2014)

  • FERMOSELLE: Campanas, campaneros y toques
  • DÍEZ PARDOMINGO, EMILIO (FERMOSELLE) : Toques y otras actividades
  • Toques manuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Opinión de Zamora (2014)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-10-2017
    Convertir a PDF