MAZKIARAN, Nerea - El repique anuncia la Cruz de mayo en Alsasua

El repique anuncia la Cruz de mayo en Alsasua

El concierto de las campanas a mediodía se sucederá hasta la Cruz de septiembre

Jesús Bengoetxea, Félix Martínez, Iñaki Bengoetxea y Enrike Zelaia, ayer tras el repique - Autor: mazkiaran, nEREA
Jesús Bengoetxea, Félix Martínez, Iñaki Bengoetxea y Enrike Zelaia, ayer tras el repique - Autor: mazkiaran, nEREA

Poco antes del mediodía, los hermanos Iñaki y Jesús Bengoetxea así como Félix Martínez, miraban ayer hacia el reloj de la iglesia de Alsasua. Era la festividad de la Cruz de mayo, un día que la tradición manda que sea el primer repique del año, un pregón sonoro que se repetirá todos los mediodías hasta la otra cruz, la de septiembre, el día grande las fiestas de la villa.

A falta de unos minutos, estos tres alsasuarras subieron al campanario para renovar esta costumbre que pierde su origen en el tiempo. Poco después apareció Enrike Zelaia. "Me ha hecho mucha ilusión oír el repique. Ya puedo estirar la pata tranquilo", bromeaba. Y es que el akordeoilari alsasuarra fue el artífice de la recuperación de esta tradición y otras más que desaparecieron a mediados del siglo pasado, tiempos de grandes cambios en la villa. En el caso del repique, volvió en los años 60. "La gente estaba emocionada. Algunas mujeres me traían productos de la huerta para estimularme", recordaba Zelaia.

Los cuatro se alternaron ayer en un concierto que duró más de 20 minutos. Primero eran tañidos ligeros, con las campanas pequeñas, para continuar con la campana mayor, que aportó solemnidad. Tres toques separados para después unirse la otra campana grande, turnándose ambas campanas.

El repique tiene partitura, al que cada uno da su impronta. Para que perdure en el tiempo, Zelaia recopiló el repique de tres veteranos campaneros: los hermanos Mariano y Daniel Martiarena, así como Anacleto Zelaia.

El akordeoilari destacaba que el origen de esta tradición es pagana. "Comienza a realizarse con cencerros como conjuro para proteger la economía doméstica en época pagana, el cristianismo la adapta y es una llamada de oración. Después es una referencia horaria, sentido que pierde al pasar a una sociedad industrial, que es cuando desaparece", apuntó. Recuperada la tradición en los años 60, el akordeoilari destaca la importancia del relevo generacional.

Lo cierto es que son cinco décadas en las que año tras año, el repique se puede oír de todos los rincones de la villa gracias al empeño de varios alsasuarras. Los hermanos Bengoetxea, de 43 y 30 años respectivamente, y Martínez, de 33 años, son fijos estos últimos años. Ayer aseguraron que subirán siempre que puedan a bailar las campanas, en función de sus obligaciones laborales. Zelaia, que vive a unos metros de la iglesia, será el comodín. "Cuando veo que no hay nadie, subo a cubrir calvas", apuntó.

MAZKIARAN, Nerea

(04-05-2014)

  • ALTSASU / ALSASUA: Campanas, campaneros y toques
  • CAMPANEROS DE ALTSATU (ALTSASU / ALSASUA) : Toques y otras actividades
  • Toques manuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF