SERRANO, Ana María - San Timoteo, espíritu joven con 100 años

San Timoteo, espíritu joven con 100 años

Chambrones por decenas y la campana que volvió a sonar

Pocos olvidaron llevar a la fiesta la tradicional camisa con la «T» de Timoteo, que tuvo su repique en la capilla tras el fallo del año pasado

Al santo más famoso de Valdés no le faltaron ayer los agasajos de nadie. El campo de San Timoteo celebró por todo lo alto su fiesta más esperada, la romería del campo, que este año cumple un siglo de vida. Y lo hizo a base de música, comidas campestres y mucha sidra. «Un día así tiene que vivirse por todo lo alto», explicó David Puga, de Luarca, justo al mediodía, cuando se disponía a abrir la primera botella de sidra. «Estaremos aquí hasta que el cuerpo nos diga que paremos», añadió. El festejo no defraudó a todos cuantos participaron en él, que fueron muchos. Para eso San Timoteo está de centenario.

A primera hora de la mañana, el campo de la fiesta se llenó de los más madrugadores. «Teníamos que coger sitio», explicó Jorge Barza, también de Luarca y asiduo, desde muy muy joven, a la fiesta más grande de Valdés. Horas después llegaron las charangas procedentes de la villa luarquesa y después se celebró la misa. Seguida, fue la procesión con San Timoteo, el santo de cumpleaños y que para la ocasión se vistió de gala. Un pañuelo recordó que San Timoteo, que un año más recorrió el campo a hombros del alcalde de Valdés, Juan Fernández Pereiro, y del presidente de la Cofradía timoteína, José Antonio Álvarez, celebra su centenario.

«Este año será por todo lo alto», comentó Irene Fernández. La joven, de Barcia, esperó con ansia el gran día. Lo habitual para los luarqueses y seguidores de esta fiesta timoteína es que la movida dé inicio la noche anterior, con los fuegos artificiales que se tiraron desde el muelle nuevo y que un año más encandilaron a miles de personas. Pero no fue el caso de Irene y sus amigos. «Ayer no salimos de fiesta, para celebrar bien el día del campo». Cada año visten ropas diferentes, pero lo dejan claro: «Vamos juntos y somos de la misma peña».

Unos grandes sombreros de colores fue el atuendo estrella de este año. Y para algunos, el carro con la sidra fue la atracción. Numerosos grupos se acercaron hasta el campo timoteíno con todos los bártulos para celebrar el gran día. Antes de la misa, cada uno había elegido su sitio. La protagonista: la sidra. Un total de 120 botellas se llevó el grupo de Rafael García, de Otur. «Seguro que lo bebemos todo», vaticinaron.

La mayor parte de los grupos organizó la fiesta desde días antes. Es cuando se ponen de acuerdo para cocinar la comida campestre, comprar la bebida y saber cuál va a ser el atuendo: habitualmente una camisa con una «T», más conocida en la villa como chambrón. Ayer se contaron por decenas en el campo.

David Barreiro asegura que un día así no se puede contar: «Tienes que vivirlo». Y es que fueron muchos los que ayer, y un año más, volvieron a emocionarse con los festejos de San Timoteo, con la imagen del santo y con la canción del cumpleaños feliz, que este año, cuando se cumplen 100 de la fiesta, sonó con más fuerza. Los timoteínos danzaron al son de la música y de las charangas.

Fueron muchas horas de fiesta que dieron para divertirse por todo lo alto. Como lo hizo Diego López. El joven de Luarca es uno de los asiduos a tocar la campana de la capilla de San Timoteo. Esa que suena por todo el campo cuando se inicia la romería. Y este año no sucedió como el pasado, cuando se rompió el cordón. «Estamos más preparados», rio.

El día del centenario, esperado en Luarca desde el 1 de enero, cuando la Cofradía de San Timoteo celebró el inicio del año que conmemora los 100 de fiestas de verano luarquesas, quedó en el recuerdo de muchos.

Y por si acaso, una placa, descubierta ayer, recuerda ahora en la capilla el año del centenario, el día que el santo bailó como nunca durante la procesión. La ocasión lo merecía.

Unos grandes sombreros de colores fue el atuendo estrella de este año. Y para algunos, el carro con la sidra fue la atracción. Numerosos grupos se acercaron hasta el campo timoteíno con todos los bártulos para celebrar el gran día. Antes de la misa, cada uno había elegido su sitio. La protagonista: la sidra. Un total de 120 botellas se llevó el grupo de Rafael García, de Otur. «Seguro que lo bebemos todo», vaticinaron.

La mayor parte de los grupos organizó la fiesta desde días antes. Es cuando se ponen de acuerdo para cocinar la comida campestre, comprar la bebida y saber cuál va a ser el atuendo: habitualmente una camisa con una «T», más conocida en la villa como chambrón. Ayer se contaron por decenas en el campo.

David Barreiro asegura que un día así no se puede contar: «Tienes que vivirlo». Y es que fueron muchos los que ayer, y un año más, volvieron a emocionarse con los festejos de San Timoteo, con la imagen del santo y con la canción del cumpleaños feliz, que este año, cuando se cumplen 100 de la fiesta, sonó con más fuerza. Los timoteínos danzaron al son de la música y de las charangas.

Fueron muchas horas de fiesta que dieron para divertirse por todo lo alto. Como lo hizo Diego López. El joven de Luarca es uno de los asiduos a tocar la campana de la capilla de San Timoteo. Esa que suena por todo el campo cuando se inicia la romería. Y este año no sucedió como el pasado, cuando se rompió el cordón. «Estamos más preparados», rio.

El día del centenario, esperado en Luarca desde el 1 de enero, cuando la Cofradía de San Timoteo celebró el inicio del año que conmemora los 100 de fiestas de verano luarquesas, quedó en el recuerdo de muchos.

Y por si acaso, una placa, descubierta ayer, recuerda ahora en la capilla el año del centenario, el día que el santo bailó como nunca durante la procesión. La ocasión lo merecía.

La sidra fue una de las protagonistas de la comida campestre, a la que las peñas fueron bien pertrechadas de alimentos

SERRANO, Ana María

La Nueva España (23-08-2010)

  • VALDÉS: Campanas, campaneros y toques
  • Toques manuales de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Nueva España (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF