NAVARRO GIL, Ignacio - Ningún perdido se puede perder.

Ningún perdido se puede perder.

El campanario - Autor:
El campanario - Autor:

…tras una solicitud de los vecinos al Jurado en Cap se decide que toque una campana de la Iglesia de San Miguel de los Navarros de media en media hora, desde el ocaso hasta las doce de la noche. Se determinó que cada uno de los toques fuese de 33 repiques, así que tuvieron que obrar una casa al campanero a pie de torre.

Desde el año 1725 solamente se tocaba a las nueve de la noche de otoño a invierno y a las diez de la noche durante el resto del año.

A partir de este momento la campana no solamente era conocida por indicar el acceso a la ciudad, sino también por hacer referencia a aquellos “galanes perdidos” que a tan altas horas proseguían sin rumbo por las tabernas zaragozanas y sin una aparente retirada a sus aposentos.

A día de hoy la campana de los perdidos sigue tocando 33 repiques a las diez de la noche, claramente no juega un papel vital en la ciudad, pero sí una de las pocas tradiciones que subsisten desde el siglo XVI, que sin duda alguna seguiremos escuchando, aunque por desgracia día a día se vayan silenciando estas voces…

“Al tocar la campana

de los perdidos

se acaban los saros

y los corrillos.

Los altares se apagan,

las rondas salen,

y aprovechan las sombras

muchos galanes.”

NAVARRO GIL, Ignacio

www.diarioaragones.com (10-02-2014)

  • ZARAGOZA: Campanas, campaneros y toques
  • NAVARRO GIL, IGNACIO (ZARAGOZA): Toques y otras actividades

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © www.diarioaragones.com (2014)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-11-2017
    Convertir a PDF