ALBO, J.; PÉREZ, P.J. - Repique de campanas

Repique de campanas

Estollo reinstala las cuatro campanas de su torre y Valgañón envía dos de su ermita a los talleres de restauración

Las campanas de la torre de Estollo no repicaban por miedo a su desprendimiento

Las campanas de Valgañón que serán restauradas pesan 245 y 401 kilos


Las cuatro campanas de Estollo ya lucen en su torre. Una de ellas permanecía desde hace años desprendida en el suelo y otras tres no volteaban para evitar su caída. Su sonido era una asignatura pendiente para unos vecinos que, empujados por el párroco, realizaron una colecta para poder arreglarlas. Un donativo importante que llegó a través de una testamentaría fue el empujón definitivo para hacer un importante lavado de cara a las cuatro piezas y también para crear un sistema que evita la presencia de palomas en el campanario.

La empresa 2001 Técnica y Artesanía, de Massanassa (Valencia), donde se han restaurado en los últimos años numerosas campanas, fue la encargada de los trabajos. Sus operarios corrieron con el desmontaje, recuperación y vuelta a instalar, que se produjo el miércoles de la semana pasada.

Las cuatro campanas de Estollo habían sido contruidas en 1776, 1873 y 1940. Las dos mayores tenían la madera en buen estado, por lo que solo hubo que limpiarlas. A las otras dos hubo que reemplazarles los yudos. Asimismo se limpiaron los bronces con un chorro de arena muy fina que permite realizar un trabajo a medida y con seguridad, según explica la empresaria Antonia Molina.

El turno de Valgañón

Por otro lado, el pasado viernes le llegó el turno de las campanas llegó a Valgañón, de momento el camino de ida a tierras valencianas, si bien solo a dos de la ermita de San Andrés. Las de la iglesia parroquial de Tres Fuentes, también deterioradas y junto con las anteriores objeto desde hace más de tres años de diversas iniciativas para recaudar fondos con los que arreglarlas, deberán esperar mejor ocasión. Las dos que ya se encuentran en Valencia para ser restauradas por la empresa '2001 Técnica y Artesanía' van a ser financiadas por el consejo parroquial, con el dinero de una campaña específica, y otra por el Gobierno regional.

Las campanas, sin embargo, irán mucho más lejos de Levante. «En España no existe ninguna empresa especializada en este tipo de soldaduras de bronce y son enviadas a Alemania, donde se halla una de las pocas empresas en el mundo que realizan estas soldaduras especiales», explica Gonzalo Abajo, experto conocedor del mundo de las campanas. En Valencia se limpiarán mediante chorro de arena; se realizarán nuevos yugos de madera -en lugar de los de hierro que tenían, causantes de la rotura-, y los badajos. Las campanas estarán fuera «entre tres y cuatro meses».

La menor está dedicada a Santa Barbara, pesa 245 kilos y fue refundida en 1852. La mayor, dedicada a San Andrés, pesa 401 kilos y se refundió en 1887. «Antiguamente las campanas no se soldaban puesto que no existía esta técnica, y, a medida que se rompían con el paso de los siglos, con ese mismo bronce se fundía y se hacía nueva, por eso son refundidas», cuenta Abajo. La campana del reloj es la única que se ha quedado. «Va aparte, puesto que no es de uso litúrgico sino civil, y, aunque está en la espadaña, es propiedad, junto con la maquinaria, del Ayuntamiento de Valgañón, no de la parroquia», relata.

ALBO, J.; PÉREZ, P.J.

La Rioja (30-07-2013)

  • ESTOLLO: Campanas, campaneros y toques
  • VALGAÑÓN : Campanas, campaneros y toques
  • 2001 TÉCNICA Y ARTESANÍA, S. L. (MASSANASSA) : Intervenciones
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Rioja (2013)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 20-11-2017
    Convertir a PDF