DUVA, Jesús - La Guardia Civil recupera en Sevilla un busto de mármol de Marco Aurelio

La Guardia Civil recupera en Sevilla un busto de mármol de Marco Aurelio

Recuperada una cabeza en mármol del emperador Marco Aurelio robada en una iglesia de León y otras 50 piezas sacras sustraídas en un museo de Sevilla

Unos meses atrás, unos ladrones intentaron apoderarse del busto de mármol del emperador romano Marco Aurelio, que estaba encastrado en la espadaña de la iglesia de San Pedro de Quintana del Marco (León). Entonces no tuvieron éxito. Pero la noche del 9 de febrero pasado, otros cacos lograron robar la pieza tras encaramarse al campanario con arneses, cuerdas y poleas de montañero. Ahora, la Guardia Civil los ha detenido y ha recobrado la pieza, valorada en unos 400.000 euros.

Ahora también, la policía de Sevilla ha arrestado a dos hermanos —uno de ellos imaginero de profesión— acusados de haber esquilmado la Casa de la Provincia de Sevilla, así como varias iglesias de Andalucía y Portugal, de donde proceden más de 50 piezas de arte sacro “de valor incalculable”, según los investigadores.

En el caso del robo de la cabeza de Marco Aurelio, esculpida en el siglo IV, los ladrones accedieron al campanario por la escalera exterior de la iglesia de Quintana del Marco, a 60 kilómetros de León. Desde ese punto, ayudados por maderos y cuerdas de alpinismo, saltaron hasta la pared donde estaba el busto marmóreo, a unos 15 metros del suelo.

La estatua imperial estaba fracturada a la altura del cuello desde hace mucho y desde hace mucho la cabeza estaba unida al resto del busto con un pegamento. Los ladrones se adueñaron de la cabeza y abandonaron el resto. En su huida precipitada dejaron allí mismo cuerdas, maderos y otras herramientas.

El Grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO) y la Comandancia de la Guardia Civil de León se hicieron cargo del caso. Los arneses y las cuerdas aportaron la primera pista para llegar hasta los ladrones: vieron que este material había sido comprado en un gran centro comercial de la provincia de Sevilla. De modo que ahí se centraron todas las pesquisas y, sobre todo, en varios individuos residentes en un barrio de Alcolea del Río.

La Guardia Civil, que puso en marcha la operación Versus, supo que alguno de estos sujetos estaba en contacto con un intermediario que planeaba sacar la cabeza ilegalmente de España para venderla por unos 80.000 euros. Y entonces se desató la alarma: si la pieza rebasaba las fronteras españolas, sería mucho más difícil recuperarla.

Durante las vigilancias de los sospechosos, los guardias civiles observaron que aquellos se movían con gran sigilo y adoptando medidas de contravigilancia para asegurarse de que nadie les seguía, según fuentes de la investigación.

El pasado junio, una patrulla de la Guardia Civil de Córdoba paró a un coche. Dentro del maletero descubrió una cabeza de mármol cuya propiedad no pudieron acreditar los ocupantes del automóvil. Era la testa de Marco Aurelio, emperador de Roma entre los años 161 y 180, que quedó bajo custodia de las autoridades.

A partir de ahí, la operación se precipitó: fueron detenidas seis personas y registradas siete viviendas (seis en Alcolea del Río y una en Brenes), alguna de ellas tomada al asalto por guardias civiles. Allí se encontró material arqueológico, equipos de escalada y 6.000 euros en metálico.

Los presuntos autores del robo llevaban entre cinco y diez años desvalijando yacimientos arqueológicos de Castilla y León, según un comandante que ha dirigido la investigación. Mediante detectores de metales, destripaban los yacimientos para apoderarse de monedas, anillos y objetos metálicos. Varios de ellos ya habían sido sorprendidos en repetidas ocasiones por la Guardia Civil. Pero las denuncias quedaron siempre en nada.

El busto de Marco Aurelio procede de la espléndida villa romana de Los Villares, de Quintana del Marco. Fue empotrado en la espadaña de la iglesia de San Pedro en el siglo XVIII, quedando expuesto a las inclemencias del tiempo de forma. Incomprensible. Claro que otros mosaicos y otros objetos del mismo yacimiento, descubierto en 1899, fueron saqueados sin piedad.

La segunda operación policial se ha saldado con la detención del imaginero sevillano Juan Javier R. A., de 39 años, y de su hermano Eloy Manuel R. A, acusados de estar implicados en el robo de al menos 50 piezas de arte sacro, que han sido recuperadas. Las sustracciones venían produciéndose desde el año 2006 en la Casa de la Provincia, dependiente de la Diputación de Sevilla, así como en centros eclesiásticos e iglesias de Écija y otros pueblos de Andalucía y Portugal.

El imaginero accedía a los depósitos de la Casa de la Provincia —que alberga unas 2.000 piezas— aprovechando que su hermano tiene una llave maestra por ser empleado de mantenimiento. Así supuestamente se fue apoderando de forma subrepticia de esculturas, mantos, pinturas, cálices y cruces religiosas, sin que lo advirtieran los responsables del centro. Además, se aprovechaba de sus buenas relaciones con diversas hermandades sevillanas para choricear objetos como una valiosa saya de Virgen del siglo XVIII, que ya había sido vendida.

Agentes del Grupo de Robos y Patrimonio Histórico de Sevilla registraron la vivienda y el taller de Juan Javier R. A., donde hallaron buena parte del botín. Otras dos piezas han sido descubiertas en las casas de unos amigos.

DUVA, Jesús

Cultura - El País (29-07-2013)

  • QUINTANA DEL MARCO: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Cultura - El País (2013)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 12-12-2017
    Convertir a PDF