MARIANO GARCÍA - El reloj de la DGA ya no marca las horas

El reloj de la DGA ya no marca las horas

Uno de los sonidos más antiguos de Zaragoza, el de las campanas del reloj de la DGA, ha enmudecido, al parecer por una avería, aunque posiblemente cuando se repare ya no dará ni los cuartos ni las medias horas. Las campanas que sonaban son del siglo XIX

El reloj de la DGA, que se ubica en una de las torres de la antigua iglesia de la Casa de Misericordia, ya no marca las horas. Llevaba décadas dando los cuartos, las medias horas y las horas, pero ha "enmudecido" desde hace unos meses, siguiendo así el camino de otros, históricos, que han dejado de oírse en la ciudad. Pero ¿se ha silenciado por avería o por quejas de los vecinos? Aunque el cierzo zaragozano puede llevar el sonido muy lejos, la iglesia está relativamente aislada de las viviendas más cercanas, por lo que la causa más probable es la avería.

Así lo confirmaban ayer fuentes del Gobierno de Aragón, al asegurar que "el reloj se averió hace unos 5 meses, desde Navidad más o menos", al tiempo que se subrayaba que "daba las horas repetidas, lo que generaba molestias al personal que está más próximo a él. Nadie se ha quejado de que no tenga sonido".

EL RELOJ FUNCIONANDO Y EN HORA

El reloj en sí mismo, según dichas fuentes, funciona y está en hora, y la DGA estudia la posibilidad de programarlo "para que dé únicamente las horas, excluyendo los cuartos y medias". En los próximos días se avisará al relojero, Pérez de Mezquía, para que realice la oportuna reparación.

El reloj se encuentra en una de las torres de la antigua iglesia y es del siglo XIX, al igual que las dos campanas conectadas a él y que son las que daban los cuartos y las horas. "El reloj ha sonado siempre, es un sonido tradicional de la ciudad, y no hay motivo para silenciarlo", aseguraba ayer el carillonista Ignacio Navarro. Según este especialista, el reloj daba las horas merced a dos campanas golpeadas por mazos exteriores.

Ambas fueron realizadas por la fundición catalana de Ysidro Pallés e hijos en 1866, y la de los cuartos pesa 70 kilos y la de las horas 160. Están marcadas con un San Isidro y una cruz con pedestal. En la otra torre, la iglesia tiene otras tres campanas.

El silencio del reloj se ha sumado a otros casos destacados que han pasado casi inadvertidos en los últimos meses, como el del popular Reloj del Coso o el del Mercado Central. En octubre pasado dejó de sonar la histórica Campana de los Perdidos, cuya historia se remonta al siglo XVI, cuando dos mujeres murieron de frío cerca del Huerva al no encontrar la entrada a la ciudad, pero el párroco de la iglesia de San Miguel hizo que la repararan casi de inmediato.

MARIANO GARCÍA

HERALDO DE ARAGÓN (04-06-2013)

  • ZARAGOZA: Campanas, campaneros y toques
  • NAVARRO GIL, IGNACIO (ZARAGOZA): Toques y otras actividades
  • RELOJERÍA PÉREZ DE MEZQUÍA (ZARAGOZA): Intervenciones
  • RELOJERÍA PÉREZ DE MEZQUÍA (ZARAGOZA): Inventario de relojes
  • Relojes: Bibliografía
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © HERALDO DE ARAGÓN (2013)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 17-10-2017
    Convertir a PDF