MARFAGÒN, Santiago - Cuidados que necesita un Reloj de Torre

Relojes de torre

INSTALACIONES SENCILLAS Y ESPECIALES

SANTIAGO MARFAGÓN

Dª Blanca de Navarra (Mercaderes 23 PAMPLONA)

Documento original, ubicado en el cuarto del reloj de la torre de Ihabar - Foto BERÁSTEGUI ZUBIRÍA, Rogelio (06/08/2004)

INDICACIÓN DE LOS CUIDADOS QUE NECESITA UN RELOJ DE TORRE

Un engrase regular y la mayor limpieza en el mecanismo son necesarios para asegurar la buena marcha del reloj.

El mecanismo ha de mantenerse engrasado y en el mismo estado de limpieza que el día de su instalación.

ENGRASE: Cada quince días, poner algunas gotas de aceite en los contactos del áncora con las clavijas de la rueda de escape y en los rozamientos de los dientes de acero que sirven para hacer levantar el martillo. Cada mes, poner aceite en todos los cojinetes así como en los contactos de los pasadores, piezas de la sonería y volantes.

Cada dos meses, poner aceite en las poleas, ejes de los engranajes cónicos, en los cojinetes del martillo, en los ejes de las ruedas de la esfera del frente del mecanismo y por detrás de las esferas exteriores, en los rozamientos de las palancas de sonería, en las escuadras, en todos los anillos del tiro del martillo, y en los muelles y trinquetes de los rochetes de dar cuerda y de los volantes.

Cada tres meses, es preciso quitar el aceite caído y el sucio de los cojinetes así como el polvo de todas las piezas y ruedas del reloj. Con un trapo de hilo o algodón humedecido en aceite, se limpiarán todos los dientes de las ruedas y piñones, las piezas bruñidas y los árboles o ejes y donde no pueda penetrar el trapo se hará con una brocha o cepillo pequeño.

Todas las gotas de aceite viejo deben ser quitadas con gran esmero y lo mismo las manchas de óxido humedeciéndolas después con aceite.

CUERDAS METÁLICAS: Para asegurar una larga duración a las cuerdas metálicas y facilitar su enrollamiento en los cilindros y poleas, es preciso que dichas cuerdas sean engrasadas en todo su largo, cada seis meses, por medio de un trapo empapado en sebo o grasa pura sin sal. Para evitar la rotura de las cuerdas es preciso que la pesa no dé golpes, dejando de dar cuerda un poco antes de que llegue la pesa arriba para no dar tirones que tienen por efecto quebrar los hilos y destorcerlas.

REGULACIÓN: Se obtiene la regulación del reloj por medio de la tuerca puesta debajo de la lenteja del péndulo. Una vuelta y media de la tuerca corresponde a un minuto de adelanto o retraso en 24 horas. Hay que girar la tuerca segÚn están colocadas las letras en la lenteja, Girando la tuerca hacia la letra R (a izquierdas) retrasa el reloj y girando hacia la A (a derechas) adelanta. Por este medio se consigue la afinación y una marcha exacta.

PUESTA EN HORA: Para mover las agujas hay que desatornillar la tuerca con alas puesta al frente de la máquina, haciendo girar las agujas hacia delante hasta llegar a la hora deseada, apretando después la tuerca. Si se desea que no toque horas mientras dicha operación, levántese con la mano el contrapeso y en esta forma puede hacerse girar las agujas en sentido inverso.

El aceite se dará con una pluma recortada como indica la figura a fin de que no coja más que una gota, pues el mucho aceite no conviene.

El aceite puede ser de oliva, bien frito y filtrándole por papel de estraza para que no contenga ácidos ni residuos y conservándole en frasco bien tapado.

Relojes de Torre SANTIAGO MARFAGÓN
  • IHABAR (ARAKIL): Campanas, campaneros y toques
  • MARFAGÓN, SANTIAGO (PAMPLONA): Inventario de relojes
  • Relojes: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Relojes de Torre Santiago MARFAGÒN (2004)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-10-2017
    Convertir a PDF