FERNÁNDEZ, D. - Los vecinos de un pueblo de Soria ocultan las campanas de la iglesia por miedo a los robos

Los vecinos de un pueblo de Soria ocultan las campanas de la iglesia por miedo a los robos

Un pequeñísimo pueblo de Soria, Nieva de Calderuela, ha escondido su único tesoro, sus dos campanas, por miedo a que se las roben.

En los últimos años los robos en el campo se han incrementado notablemente.

Los ladrones trocean las campanas y venden el bronce a chatarreros

La iglesia de Nieva de Calderuela, sin las dos campanas - Autor: BAENA, José Ramón
La iglesia de Nieva de Calderuela, sin las dos campanas - Autor: BAENA, José Ramón

Nieva de Calderuela es un pequeñísimo pueblo de Soria, a los pies de la fría sierra del Almuerzo, que prácticamente está deshabitado. Suele tener cinco vecinos que no residen allí todo el año, por eso la gestión de la villa la lleva un municipio mayor, Arancón, que aglutina a 101 habitantes que viven en seis entidades locales (una de ellas Nieva).

Sus escasos habitantes decidieron ya hace tiempo, ante el incremento de robos en las zonas rurales, proteger el único tesoro de importancia que les quedaba: las dos campanas de la iglesia de Nieva. Una pesa 147 kilos y fue fundida en 1660; la otra es de 107 kilos y data de 1889. "Son de bronce y están protegidas a buen recaudo. No diremos dónde, para no dar pistas a lo ladrones", señala Gregorio García, alcalde de Arancón. Raúl Beltrán, presidente del Consejo Nacional del Guarderío (un cuerpo de guardias de campo regulado desde 1849), fue uno de los testigos del traslado de las campanas a lugar seguro gracias a la "ayuda de la pala de un tractor".

"El temor está fundado. Se han incrementado mucho los robos en el medio rural. No solo en casas e instalaciones agrícolas, sino también en ermitas, y últimamente se sustraen muchas herramientas y aperos, que luego se venden al peso como chatarra", explica Beltrán.

Un alto responsable de la Guardia Civil confirmó a 20 minutos que los robos en el campo se convirtieron en 2012 "en una lacra" en muchas comunidades españolas, como las dos Castillas, Extremadura, Aragón, Andalucía y la zona levantina. Asociaciones de agricultores y ganaderos han pedido a la Benemérita un incremento de los medios de protección.

La pila bautismal

Los vecinos de Nieva han sido previsores al poner a buen recaudo sus campanas, a la espera de que algún organismo público rehabilite la iglesia, muy dañada por el abandono. Ya se hizo algo parecido con la pila bautismal, románica, trasladada a otro pueblo por miedo a que también fuera robada.

No tuvieron tanta suerte los vecinos de Carrascosa del Tajo (Guadalajara). El año pasado les robaron la campana del pueblo. Por ello, el Obispado pidió "extremar las medidas preventivas" para evitar los robos en las parroquias de la provincia, sobre todo en los pueblos más pequeños. En los dos últimos años se han producido robos de campanas en iglesias y ermita de pueblos modestos de Cataluña y Galicia, como en los municipios de Abadín o Amés, o Murcia. Los ladrones las trocean y venden el bronce a chatarreros sin escrúpulos.

3.000 guardias de campo y mar

En España hay habilitados unos 12.000 guardias particulares de campo (incluidos los guardapescas marítimos), de los que solo trabajan actualmente el 25%, según Raúl Beltrán, presidente del Consejo Nacional del Guarderío. Prestan sus servicios en cotos de caza, grandes instalaciones agrícolas y en mancomunidades. "El 90% trabaja en el sector privado y es testigo de que la tasa delicuencial en el campo por la crisis ha crecido una barbaridad. Y eso que muchos robos no se denuncian".

FERNÁNDEZ, D.

20 minutos (11-01-2013)

  • ARANCÓN: Campanas, campaneros y toques
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © 20 minutos (2013)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 20-10-2017
    Convertir a PDF