GONZÁLEZ GUADALIX, Jorge - De campanas, faldas y pantalones

De campanas, faldas y pantalones

Se puede ver la noticia en diferentes medios. La asociación Granada Laica ha denunciado al convento de Santa Catalina, del Albaicín, en Granada, porque parece ser que el tañido de las campanas a las 6:30 de la mañana produce molestias insufribles en los vecinos.

Es la disculpa, porque la verdad de la cuestión la ha expresado perfectamente la superiora: “En estos tiempos como la gente no cree, molestan hasta las campanas, que siempre se ha dicho que eran la voz de Dios”. Pues no se confunde ni un ápice.

En la parroquia de un servidor suenan las campanas llamando a misa cada día desde que se levantó el templo. Recuerdo que a poco de inaugurar el templo me vino un joven al despacho a pedirme por favor que dejáramos de tocar las campanas porque a él le molestaban. Le pregunté los motivos: que si tenía especial aversión a los ruidos, que si era muy sensible a los sonidos. Pues no, nada de eso. Seguí con ejemplos: ¿te molestan los autobuses, las sirenas, los megáfonos de los vendedores? Tampoco. Fui más allá: ¿y si fuera un muecín llamando a la oración desde el alminar de su mezquita? No le molestaría. Fue sincero y me dijo: es que es un sonido que sale de la iglesia y a mí todo lo que sale de la iglesia me molesta.

Mi respuesta fue contundente: estamos dentro de los horarios y decibelios que marca la ley y no pienso dejar de tocar las campanas. Así que tendrás que acostumbrarte o marchar a vivir a otro sitio. No faltaron los buenistas que me dijeron que si alguien se siente molesto por las campanas quizá fuera mejor que no sonaran. Claro. Y si a alguien le molestan la cruz, la torre o la iglesia, nos vamos a las catacumbas y a vivir como las ratas.

El convento de Santa Catalina fue fundado en 1520, es decir, que lleva casi quinientos años tocando la campana sin mayor problema, es más, me atrevo a decir que con gran contento de una inmensa mayoría de los vecinos. Porque es curioso cómo el sonido de las campanas es agradable para creyentes o no. Pues aquí llegan los de Granada laica y deciden que van a acabar con quinientos años de toque de campana porque hay gente que no puede dormir bien. No creo yo que la campana de un convento de clausura produzca sonido similar a cañonazos. Más me inclino por lo de la superiora: “las campanas molestan porque son la voz de Dios”.

He leído también que las monjas se están planteando, para no molestar a los vecinos, que la primera llamada a la oración “se haga de forma interna”. Pues a un servidor eso le parece una claudicación y una subida de faldas de las monjas o una bajada de pantalones de los clérigos correspondientes.

Vaya usted a cualquiera de los miembros de Granada laica y toque un solo privilegio o prebenda de que gocen por la razón que sea. Verán cómo rápido les salen con lo de los derechos adquiridos. ¿Qué pasa, que tocar la campana durante quinientos años no son derechos adquiridos? Tampoco estaría de más preguntar a los vecinos qué piensan de las campanas, porque en este momento en el que todo tiene que ser democrático a lo mejor mira por dónde resulta que la inmensa mayoría del barrio quiere seguir oyendo las campanas de las monjas aunque sea a las 6:30 de la mañana.

Desde luego lo que no acepto de ninguna de las maneras es la claudicación para no molestar a unos cuantos vecinos –sí, no se engañen, no serán más que unos cuantos-. Porque mañana otros vecinos dirán que mejor que no vuelvan a sonar las campanas, para no incordiar a los que trabajen en turno de noche, y diremos que sí. Y más tarde que hay que quitar cruces e imágenes en consideración a los musulmanes. Y luego que si… Y otra vez a las catacumbas, mientras el muecín sigue llamando a la oración y Granada laica se carcajea de lo fácil que es quitarse a los católicos de en medio.

Y una sugerencia: ¿algún informático de buena voluntad no podría iniciar una recogida de apoyos al toque de campanas en los conventos y especialmente en este de Granada? Cuenta con mi firma y con la de muchísimos de mis feligreses.

GONZÁLEZ GUADALIX, Jorge

Jorge. Como profesión, cura (20-09-2012)

  • GRANADA: Campanas, campaneros y toques
  • Ruido y denuncias: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Jorge. Como profesión, cura (2012)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF