MOROTE, Cira - La campana de Heynricvs

La campana de Heynricvs

La ermita de Bañaderos guarda un tesoro, una campana con una misteriosa inscripción que podría ser de las más antiguas que se han encontrado en las Islas

El historiador y licenciado en Ciencias del Mar Vicente Benítez ha intentado desentrañar qué historia se esconde tras esta hermosa pieza olvidada en un rincón de la sacristía

La campana de Heynricvs - Autor: MOROTE, Cira
La campana de Heynricvs - Autor: MOROTE, Cira

"Heynricvus est nomen meum anno MCCC-CCXXVII". O lo que es lo mismo: "Enrique es mi nombre. Año 1527". Ésta es la inscripción que aparece en una campana que espera ser restaurada en la sacristía de la Ermita de Bañaderos, en Gran Canaria. Vicente Benítez, licenciado en Historia y en Ciencias del Mar, enamorado de la arqueología subacuática y curioso por naturaleza, ha reconstruido, junto a su amigo Manuel Hernández, los pasos de la pieza hasta que han elaborado una hipótesis. Podría tratarse de una de las más vetustas campanas halladas en Canarias y proceder de un navío inglés que naufragó en las costas del norte de la Isla.

"Hace unos meses que un vecino de Bañaderos me puso sobre la pista de una antigua campana que, según la tradición oral, perteneció a un barco inglés que encalló o naufragó en época remota en la costa norte de la Isla. Al parecer, cuando el barco encalló, el mar arrojó en la costa toda una serie de materiales y restos de madera que fueron reutilizados por los vecinos", explica Benítez, que presentará el trabajo en el próximo Coloquio de Historia Canario Americana de la Casa de Colón. "Por la fecha de datación, 1527, estamos ante un hallazgo de gran importancia patrimonial, pudiendo ser incluso una de las campanas más antiguas conocidas en las Islas Canarias", señala el investigador, teniendo en cuenta que hasta las que robó Van der Does de la Catedral, en su ataque a Las Palmas, eran, como mínimo, de 1599, año de la incursión pirática.

Benítez se puso en contacto con el profesor de la ULPGC Manuel Ramírez, que, a su vez, le recomendó a un especialista en campanas valenciano, Salvador A. Mollá Alcañiz, al que le envió el material del que disponía. El experto descartó que la factura se llevara a cabo en los talleres de Amberes y Malinas, por las características físicas de la pieza.

La inscripción es el mayor valor para desentrañar el misterio. "En cuanto al nombre que aparece, Heynricvs es probablemente de origen germánico, holandés o alemán. El latín es correcto, pero la inscripción no tiene ninguna referencia sagrada, lo cual es extraño hasta para un país protestante", argumenta. Pero, ¿quién es el tal Enrique? "Podría ser el hombre que encargó su fundición o podría ser un monarca, eso no lo sabemos", aclara. En cualquier caso, Benítez considera que "se trata de una campana singular del siglo XVI, posiblemente de fabricación holandesa, con toda probabilidad fundida ex profeso para un barco".

El sistema de suspensión de la campana coincide, según sus pesquisas, con el utilizado tradicionalmente por la armada británica en las campanas de sus navíos del siglo XVIII, que consistía en seis lazos llamados canons que se juntaban en un aro o lazo central llamado argent. "Contrastando la forma y las líneas de la campana de Bañaderos (1527), con una campana inglesa contemporánea (Mary Rose, 1510), podemos observar que tanto la forma como el sistema de líneas en ambas piezas es muy similar. También encontramos en ambas que la banda de inscripción tiene elementos góticos coincidentes en algunos de sus caracteres. Sin embargo, el sistema de suspensión de ambas piezas es diferente, lo cual pudiese tener explicación en la diferencia de dimensiones y peso de las campanas contrastadas", indica Vicente Benítez.

En cuanto a cómo llegó la pieza a la Ermita, la investigación se ha basado en una crónica del Boletín de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, de 1899, en la que se habla de una extracción, en una playa próxima a Gáldar, de unos cañones y una campana por parte del reverendo arcipreste del pueblo, José Romero y Rodríguez. Benítez cree que él conocía la existencia de la campana en la playa de El Agujero y que buscándola, dio con los cañones. La Ermita fue inaugurada en 1891 y el campanario se terminó en 1902.

Benítez lanza, "con los datos que tenemos", la tesis de que la campana corresponde al pecio que hay en esa misma playa y que, por ahora, está datado en el siglo XVII, lo que concuerda con la tradición oral de que un navío inglés se hundió en la zona y que de allí procede la campana. El puzle de Heynricvs ya tiene otra pieza.

MOROTE, Cira

La Provincia (08-04-2012)

  • ARUCAS: Campanas, campaneros y toques
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © La Provincia (2012)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 24-10-2017
    Convertir a PDF