VÁZQUEZ, M. - Las campanas de Mancor buscan su sonido en Valencia

Las campanas de Mancor buscan su sonido en Valencia

Una compañía valenciana idea una nueva estructura que soporte el conjunto tras retirar la anterior, que era de hierro y había provocado severos daños en el campanario

El ingeniero Javier Calero, con las campanas de Mancor - Autor: COMES, A.
El ingeniero Javier Calero, con las campanas de Mancor - Autor: COMES, A.

Las campanas no doblan en Massanassa (Valencia), pero muchas dejarían incluso de sonar si no pasaran por allí. Buscan las sabias manos de los técnicos de la empresa 2001 Técnica y Artesanía, una firma ubicada en el polígono de Massanassa que en doce años ha recuperado centenares de metales hasta devolverles su tañido original. Las últimas en llegar han sido las cuatro campanas de la parroquia de Sant Joan Baptista de Mancor de la Vall.

Llegaron el viernes por mar junto al ingeniero de la empresa, Javier Calero, que se desplazó a la isla para supervisar su desmontaje, su traslado, y documentar hasta el más mínimo detalle los yugos de madera que soportaban en alto las campanas y que no serán reutilizados debido a su pésimo estado. A cambio, Calero les hará otros nuevos con madera tropical, aunque respetando "por completo" el diseño de los originales, que en un futuro se expondrán en la parroquia mallorquina.

Cada zona tiene sus propias particularidades en la silueta de los y en la forma de tañer de las campanas. "En la Comunitat Valenciana voltean, pero en la mayor parte de los sitios simplemente balancean", explica Antonia Molina, gerente de 2001 Técnica y Artesanía, por lo que el soporte de madera varía en función de cómo se vayan a repicar y de qué toque se quiera sacar de ellas (difuntos, fiesta, horario...).

Las campanas de Mancor son cuatro: dos pequeñas (de 15 y 35 kilos) para toques de horas y otras dos más grandes (de 100 y 400 kilos), para llamadas litúrgicas. La última, la mayor, es también la más antigua. Fue fundida en 1818, mientras que su ´hermana´ data de 1919, cuando se refundió el metal del instrumento original.

Las pequeñas se forjaron en 1855 en un mismo taller: el de Isidoro Pallés, un barcelonés común en los campanarios de Balears. En su superficie, muestran las típicas cruces (símbolos de protección), aunque también hay espacio para un Santo Cáliz y una rica cenefa vegetal en el caso de la más grande, o dos vírgenes en la mediana.

Todas están sucias por la oxidación natural que sufre la aleación de cobre y estaño de la que están hechas, pero, sobre todo, por aguantar, año tras año, la acidez de los excrementos de las palomas que se refugian en el campanario de Sant Joan Baptista. El primer paso será someterlas a una proyección de silicato de aluminio que las dejará impecables y doradas.

Luego, 2001 Técnica y Artesanía tendrá que emplearse a fondo en los yugos, los badajos y la nueva estructura que sustentará el conjunto, ya que el día de San Juan la parroquia volverá de nuevo a lanzar sus campanas al vuelo.

VÁZQUEZ, M.

Diario de Mallorca (11-04-2012)

  • MANCOR DE LA VALL: Campanas, campaneros y toques
  • 2001 TÉCNICA Y ARTESANÍA, S. L. (MASSANASSA) : Intervenciones
  • Restauración de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Mallorca (2012)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 12-12-2017
    Convertir a PDF