GALÁN, Raquel - Las campanas de Santa Creu se modernizan

Las campanas de Santa Creu se modernizan

La parroquia del Puig de Sant Pere electrifica el campanario con un complejo mecanismo diseñado para poder programar los días y horas de los tañidos

El especialista en campanas Simon Westermann, junto a la más antigua de Santa Creu, del siglo XIV y de una tonelada de peso - Autor: MIELNIEZUK, M.
El especialista en campanas Simon Westermann, junto a la más antigua de Santa Creu, del siglo XIV y de una tonelada de peso - Autor: MIELNIEZUK, M.

Tras subir más de 80 peldaños de la estrecha escalera de caracol del campanario de Santa Creu, todavía queda trepar un último tramo ayudados de pies y manos. El final merece la pena, no solo por las espectaculares vistas del puerto, sino porque en lo alto de la torre se encuentra la campana de bronce de una tonelada que desde el siglo XIV tañe y resuena por todo el barrio pesquero del Puig de Sant Pere. Siglos después se sumó su hermana pequeña y, hace casi una década, ambas fueron atadas y sus badajos se dejaron de mover, por lo que el sonido del campanario procedía únicamente de la percusión de los martillos contra el bronce. "Un experto me dijo que era muy agresivo anular el movimiento de las campanas y hacerlas sonar solo con los martillos, debido a que se podrían agrietar. Además, el tañido es más desagradable e incluso ridículo", como explica el rector de la parroquia de Santa Creu, Josep Jaume.

Este problema le llevó a llamar a la empresa alemana Bachert, de gran prestigio en la construción y electrificación de campanas, y con quien había trabajado para rehabilitar el campanario de la iglesia de la Vileta. "Contacté hace años con ellos a través de la abadía de Monserrat, ya que son muy buenos y respetuosos con las campanas". Tras llegar a Santa Creu y gracias a la aportación de "particulares benefactores de la parroquia", Josep Jaume impulsó la restauración y electrificación que concluye esta semana y ha costado 9.000 euros.

Desde el pasado martes, el constructor de campanas Simon Westermann vive prácticamente todo el día en lo alto del templo del Puig de Sant Pere. "He hecho lo mismo en iglesias de Italia y Rusia", afirma sobre el traslado y montaje de las nuevas vigas de madera que sirven de soporte a las dos campanas, así como los motores, martillos, badajos y las piezas metálicas para unirlo todo. El tradicional sistema de poleas ha sido utilizado para subir este delicado material al campanario, donde el técnico ha encajonado el puzle al milímetro.

El complejo mecanismo está diseñado para poder programar absolutamente todos los tañidos de las campanas, desde cómo tienen que golpear los martillos electrónicos y los badajos hasta cuántas veces, a qué horas y qué días de la semana, especifica el párroco Josep Jaume.

Las funciones

Con la desaparición paulatina del oficio de campanero, a las iglesias no les está quedando más remedio que recurrir a la electrificación para no perder este sonido tan característico de pueblos y ciudades.

Cada lugar tiene sus propios toques de campana, aunque los más usuales son los de difuntos, de comunión, los relacionados con el tiempo (el alba, maitines, las horas y los cuartos, etc.), las celebraciones religiosas y hasta de alarma por algún tipo de peligro o incendio. Antiguamente, una de las principales funciones de la campana mayor de Santa Creu era "advertir a la población de las incursiones marítimas a través del puerto de Palma", como recuerda el rector. Hoy en día, su utilidad ha disminuido, pero el doblar de las campanas sigue invitando al recogimiento, ahora con la tecnología del siglo XXI.

La iglesia de la Vileta, con la misma tecnología

El rector de Santa Creu, Josep Jaume, ejerció antes como párroco de la Vileta y allí tuvo un problema similar con el campanario de la iglesia. Además de electrificarlo, también se vio obligado a reformar el piso y la escalera que asciende a la torre debido a su mal estado, por lo que en 2006 se realizaron las obras gracias a la colaboración de un grupo de feligreses.

La tecnología utilizada para el repique de campanas es la misma que en el casco antiguo, aunque el templo de la Vileta tiene cuatro, dos nuevas y dos antiguas.
Tal como destaca el rector, con ellas se puede entonar la melodía de las cinco primeras notas de la Salve Regina, ya que una nota se repite. Lo mismo quería hacer en la iglesia de Santa Creu, pero la falta de financiación ha postergado este proyecto "para dar prioridad a lo esencial", concluye.


GALÁN, Raquel
Diario de Mallorca (25-03-2011)
  • PALMA: Campanas, campaneros y toques
  • BACHERT, ALBERT (HEILBRONN): Inventario de campanas
  • Reparación de campanas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario de Mallorca (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-10-2017
    Convertir a PDF