RUBÉN - Las campanas de la iglesia

Las campanas de la iglesia

Campana de mi pueblín
tú, que me quieres bien de veras
cantaste cuando nací
y llorarás cuando me muera.

¿Quién no se ha emocionado al volver a escuchar el tañido de las campanas de nuestra Iglesia, después de haber estado fuera del pueblo durante una larga temporada? Ellas que han pasado tantos años allí, arriba en la espadaña, fieles y serviciales, siendo testigo de los sucesos habidos y siendo la voz que anunciaba los acontecimientos a los habitantes de nuestro pueblo tanto para lo bueno como para lo malo. Repiqueteo de alegría, en la fiesta del Santísimo Sacramento, pero también de tristeza cuando anuncian motivos desagradables, así como cuando suenan durante mucho tiempo seguido, que instintivamente miramos al cielo buscando la nube de humo.

En la época actual todos tenemos el reloj, pero en alguna época sirvieron para orientar a nuestros antepasados labriegos que se afanaban en las labores del campo, ellas les marcaban la hora del Rosario de Don Juan, por ejemplo.

Imprescindibles antaño para estar al día, los toques de campana eran el más importante medio de comunicación de la sociedad tradicional. No requerían de conexión a internet, ni antena de telefonía, nunca se ‘colgaban’, ni hacía falta estar abonado para recibir el ‘sms’

Ahora vamos a darlas la importancia que merecen, esa misma que ellas nos han prestado , observándonos desde la espadaña de la iglesia en nuestra que hacer diario, las dos campanas y el esquilin, como comúnmente son conocidas.

La comúnmente conocida como campana grande, poco hay que decir sobre ella, su silencio y paso de los años, nos han demostrado su grandeza, suponemos que fundida en el año 1896, como reza en ella inscrita. Ya se ha hecho mayor, ya tiene un siglo sin que nadie se haya percatado de ello, sin dale la importancia que se merece, pero ella sigue ahí, respondiendo a nuestra llamada cada vez que es socorrida.

La campana pequeña según reza la inscripción que posee es de D. José Cabrillo Mayor, afamado fundidor de campanas afincado en Salamanca, siendo su año de fundición 1944., y según habladurías de la gente del pueblo, fundida a los pies de la espadaña.

De esta afamada fundición salieron campanas que hoy están en catedrales de gran relevancia como son las de León, Ciudad Rodrigo, Palencia o Monzón en Aragón.

Entre los años 1922 y 1926 todas las campanas que salían de la fundición Casa Cabrillo llevaban el Escudo de la casa Real, rodeado por la leyenda: “JOSE CABRILLO MAYOR / PROVEEDOR DE LA REAL CASA / SALAMANCA”.

Mis indagaciones me llevan a descubrir que muchas de las campanas de estas fechas, salvo muy raras excepciones, vinieron a sustituir mediante cambios y compras, o ambas cosas a la vez, a otras campanas de fundición muy anterior. Buena parte de las campanas de estas fechas que hay por la zona, en porcentaje que raya el treinta por ciento, salieron de los talleres salmantinos de José Cabrillo Mayor, cuyos artífices recorrieron toda esta zona convenciendo a curas y responsables de parroquias de las virtudes de sus productos frente a las viejas campanas abiertas o aquellas que aún se mantenían airosas en torres y espadañas. Estos fundidores van a dejar su impronta entre los años de 1921 y 1974, ya que este ese año se cierra el taller familiar sito en el salmantino Paseo de las Aguas.

RUBÉN

Fuentes de los Oteros - Grande por tradición (13-05-2010)

  • PAJARES DE LOS OTEROS: Campanas, campaneros y toques
  • CABRILLO (SALAMANCA): Inventario de campanas
  • CABRILLO MAYOR, JOSÉ (SALAMANCA): Inventario de campanas
  • Campanas (epigrafía, descripción): Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Fuentes de los Oteros - Grande por tradición (2010)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 21-10-2017
    Convertir a PDF