SÁNCHEZ-RODRIGO, Gonzalo - El Abuelo Mayorga, Campanero

El Abuelo Mayorga, Campanero

El Abuelo Mayorga, Campanero - Autor: FERNÁNDEZ PRIETO, Álvaro
El Abuelo Mayorga, Campanero - Autor: FERNÁNDEZ PRIETO, Álvaro

La torre renacentista del Ayuntamiento de Plasencia fue construida en 1546, pero hasta el año 1743 no apareció “El Abuelo Mayorga” como complemento del reloj. Es en esta época en la que se incorporaron personajes autómatas, con movimiento, como aplicación al desarrollo mecánico de los relojes. Lo mismo ocurrió con el “papamoscas” de la catedral de Burgos. El primitivo “Abuelo Mayorga”, fue destruido por los franceses en el año 1811. Se repuso provisionalmente y por poco tiempo en el año 1936. Y el actual “abuelo” se colocó sobre la torre en el año 1972.

Le molesta al Abuelo Mayorga que el bullicio de la Plaza Mayor los días de mercado, impida que resuenen poderosos los golpes de la maza que empuña sobre la campana del Ayuntamiento.-Estos “marteros” vociferan, gritan y pregonan sin ningún respeto a mi trabajo-. Y es que el Abuelo Mayorga se ha convertido, con el paso del tiempo, en un personaje presumido y vanidoso. Se ha creído ser “símbolo de Plasencia” como le denominan en algunos folletos turísticos. Se torna coqueto cuando los niños le señalan o cuando los excursionistas le miran. Entonces él se pavonea sobre la torre del Ayuntamiento y hasta se siente administrador del tiempo de los placentinos.

-Creo que me he equivocado de personaje, le dije. Supuse que entrevistaría a un excepcional testigo de la historia de la ciudad y me encuentro un viejo petulante. Miró de soslayo el abuelo hacia mí e hizo un mohín despectivo al escuchar mis palabras. -Nadie podrá poner en duda mi entrega al servicio de la ciudad durante siglos. Yo convocaba a la Corporación y alertaba al vecindario sobre cualquier peligro o acontecimiento. Y si fuera necesario todavía hoy lo seguiría haciendo.

-¿Pero sólo sabéis alardear abuelo? Al fin y al cabo su función es la de un simple empleado municipal… De nuevo sintió mi aguijonazo verbal y esta vez sí me miró con desprecio. Traté de suavizar la conversación hablando de hechos presenciados desde su atalaya privilegiada: ¿Acaso no recordáis los grandes festejos taurinos que se celebraban en esta Plaza convertida en coso de “alegrías”, hasta el punto que se ocupó de ellos el propio Rey Alfonso X el Sabio en sus “Cantigas”?. ¿No es menos cierto que el Colegio de la Compañía de Jesús representó en este mismo escenario el “Naufragio de Jonás”?

-En ese tiempo yo no había nacido y difícilmente pude conocer semejantes espectáculos. Subí a

esta torre a mediados del siglo XVIII. Desde entonces estoy aquí para tocar la campana, no para ver entretenimientos, ni hacer seguimiento de paseantes, contestó rotundo el abuelo.

-Aún siendo así, supongo que del mismo modo que le molesta la bulla del mercado, no le habrán pasado desapercibidos los conciertos de la banda municipal sobre el templete que estaba en medio de la Plaza o las “iluminaciones a la veneciana” que adornaban el lugar con motivo de las Ferias y Fiestas. Empezaba a enternecerse.

-¡Claro que me acuerdo! Y también de episodios menos festivos como el horrendo crimen que bajo mis pies cometieron Manuela Rangel y otros vecinos airados acuchillando a los “afrancesados” que estaban prisioneros, en aquél aciago verano del año 1808. En esos años nos invadieron en más de diez ocasiones las tropas francesas y se vengaron en mí haciéndome añicos y quemando mis restos.

Al abuelo se le bajaron los humos y apareció el entrañable cascarrabias que yo imaginaba. Se le soltó la lengua y terminó hablándome del Carnaval y del Corpus, de Festivales, de visitas reales …. Inopinadamente dejó de hablar y recompuso su figura, mientras escuché tras de mí el “clic” de una cámara fotográfica.

SÁNCHEZ-RODRIGO, Gonzalo

Vivir Extremadura (23-01-2012)

  • PLASENCIA: Campanas, campaneros y toques
  • Tardones o autómatas: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Vivir Extremadura (2012)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 19-10-2017
    Convertir a PDF