J. L. S. - Cuentecitos

Cuentecitos

Aquella mañana Pedro el campanero estaba mas alegre que de costumbre, porque, como decia el bueno del muchachote,no está bien que ponga mala cara el que está en visperas de hacerse dueño absoluto de las miradas y sonrisas ,de la muchacha mas guapetona y sonrosada de toda la aldea. Así es que aquella mañana los cuentos con que todos los dias distraia á los rapazuelos. sus ayudantes, durante los ocios del campanario, no eran los lúgubres de brujas y duendes que inician temblar á los chiquillos; ni aquellas lucecitas que desde la altura veían muchas veces allá abajo, en el cementerio,como danzando sobre las tumbas, obedecian á nocturnos aquelarres; ni el aceite de las lámparas de la iglesia era bebido por seres mas sobrenaturales que las lechuzas y sacristanes; ni había en su campanario mas campanero que Pedro, aunque en las noches tempestuosas vibrasen los metales sin que él lo dispusiese.

—El Domingo—decia el funcionario de tejas arriba—cuando toqueis para la misa que hemos de oir antes de la boda, he de subir á ayuda ros un momento. Y entonces, los vecinos todos oirán el alegre dalán de la campana grande, y nadie ignorará en la aldea que se casa el campanero.

Y los rapazuelos ayudantes reian de muy buena gana, mientras con sus manecitas arrancaban á los bronces las notas melancólicas del toque del crepúsculo.

II

—No—decía pocos dias después á los chiquillos el compungido campanero;—no sonará mañana el datan de la campana grande anunciando mi boda.¡Ella ha muerto!

Y en efecto; aquella mañana habia muerto la muchacha mas sonrosada y mas buena moza de toda la aldea.

III

Al dia siguiente, cuando iban a dar tierra al cadáver de la novia, Pedro,fuera de sí por el dolor,trepó mas que subió al campanario, é hizo

sonar con furia el dalán de la campana grande.

Cuando lo sacaron de allí, estaba loco.

• • • • •

Esto que acabo de relatar, no es creación mia, sinó - una realidad muy triste.

Sí alguna vez encontráis en Vuestro camino un pobre loco imitando el sonido de las campanas, acordaos de que es Pedro.

Si, Pedro el campanero.

Vigo, Noviembre de 1892.

J. L. S.
Las Mariñas (11-12-1892)
  • VIGO: Campanas, campaneros y toques
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Las Mariñas (1892)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 22-10-2017
    Convertir a PDF