OLIDEN, Kepa - Las campanas doblan en Arientza

Las campanas doblan en Arientza

Mañana arrancan las I jornadas en torno a las campanas que se desarrollarán toda la próxima semana. Una escuela de campaneros revive esta tradición moribunda en el barrio atxabaltarra

Arientza cuenta desde 2007 con una escuela de campaneros de la que han salido 4 nuevos tañedores

Una grabación del difunto Juane Madinabeitia ha servido de material didáctico para la escuela

El barrio de Arientza, enclavado a los pies del Kurtzebarri. - Autor: OLiDEN
El barrio de Arientza, enclavado a los pies del Kurtzebarri. - Autor: OLiDEN

Mucho antes de que la telefonía móvil y sus insufribles politonos se adueñaran de nuestro espacio acústico, las campanas constituían un imprescindible medio de comunicación para festejar celebraciones, lamentar defunciones, dar alarmas, convocar reuniones o conjurar tormentas. La vida diaria de las comunidades rurales se articulaba en torno a su iglesia parroquial y se regía a golpe de campana. Desde la «argi kanpaia» del amanecer hasta el del Ave María que decretaba el toque de silencio general en el barrio. Así lo recuerda el arientzarra Félix Madinabeitia (Aretxabaleta, 1938), campanero como casi todos los hombres de su casa. Quinto hermano de 9 varones y 2 mujeres, Félix nació en el caserío Joxe Joakinena, situado justo en frente de la iglesia parroquial de la Natividad de Nuestra Señora.

Los hermanos Madinabeitia eran hijos, sobrinos y nietos de campaneros. El 'oficio' de tañedores de campanas les reportaba «una cuarta de trigo al año» que los restantes 8 caseríos del barrio les entregaban en pago por los servicios prestados.

Pero con la progresiva desaparición de los cultivos de trigo este modesto pago fue extinguiéndose a partir de los años 50-60. Para más inri, por aquel tiempo perdió la iglesia de Andra Mari a su último cura párroco, el elgoibarrés don Simón Ansola.

Vistas. Magníficas vistas sobre Orixol, Anboto y Muru que se divisan desde Arientza, barrio cuyas campanas enriquecen el 'paisaje sonoro' en el entorno de Urkulu con los ensayos de los sábado de 12.30 a 13.30 - Autor: OLiDEN
Vistas. Magníficas vistas sobre Orixol, Anboto y Muru que se divisan desde Arientza, barrio cuyas campanas enriquecen el 'paisaje sonoro' en el entorno de Urkulu con los ensayos de los sábado de 12.30 a 13.30 - Autor: OLiDEN

Sin trigo en los campos, sin cura en la iglesia y con las líneas telefónicas prodigándose al socaire del desarrollo económico-industrial, las campanas fueron perdiendo utilidad. La transmisión de este conocimiento se interrumpió y en muchas anteiglesias del Alto Deba se perdió irremediablemente.

Los hermanos Juane, Félix y Eugenio Madinabeitia hubieran pasado a la historia como los últimos campaneros de Arientza de no ser por el empeño de un joven convecino. Julen Abasolo, del caserío Etxebarri, no se resignó a ver morir esta ancestral tradición cruzado de brazos. Como él, Gorka Madinabeitia quiso hacer honor a su apellido y mantener la tradición familiar. Algo había aprendido a tocar gracias a su padre. Pero a Félix le fallaba la vena pedagógica. «Sabe tocar pero no sabe enseñar», resumía Gorka.

Escuela de campaneros

El obstáculo se solventó grabando un DVD con todo el repertorio campanil interpretado por el mejor tañedor del barrio. Juane Madinabeitia, ya fallecido, era el hermano mayor de Félix y «el mejor de todos nosotros» reconocía sin ambages. Su buen hacer y su testimonio oral han quedado guardados para la posteridad en el DVD 'Kanpai jotzea, kolpez kolpe', elaborado por Arteman y editado por el Ayuntamiento de Aretxabaleta en 2001.

Juane Madinabeitia lleva la voz cantante e interpreta uno por uno los 15 toques de campana que componen el repertorio completo que desde siempre se ha tañido en Arientza. Sus hermanos Eugenio y Félix también fueron grabados en el desempeño más difícil de todos, el repique de campanas.

Campaneros. Beñat y Julen Abasolo, Felix y Gorka Madinabeitia y Pedro Azkargorta. Los cuatro más jóvenes representan la nueva generación de campaneros del barrio de Arientza - Autor: OLiDEN
Campaneros. Beñat y Julen Abasolo, Felix y Gorka Madinabeitia y Pedro Azkargorta. Los cuatro más jóvenes representan la nueva generación de campaneros del barrio de Arientza - Autor: OLiDEN

«Los tres son buenos -reconocía Abasolo- pero el saber y el oído popular coinciden con el juicio experto de Oihan Vega», el músico y percusionista bergarés que extrajo las partituras y las tradujo a una especie de karaoke para que pudieran aprender imitando a los viejos campaneros. Y el dictamen general es que «el bueno es Juane; Eugenio y Félix quieren tocar como él pero no llegan a alcanzarle. Eugenio es puro nervio y se nota su descarga, y Félix es zurdo y todos los ritmos los lleva con la izquierda».

Estos juicios partían de la Arientzako Kanpaijole Eskola (Escuela de Campaneros de Arientza) que Julen Abasolo y Gorka Madinabeitia se lanzaron a crear en 2007 con el objetivo de revivir esta tradición en trance de desaparición.

Fue en noviembre de aquel año cuando doce 'alumnos' iniciaban el primer curso de esta peculiar escuela en Arientza.

El material didáctico consistía en el 'karaoke' para campaneros elaborado por Oihan Vega a partir de la grabación realizada a los hermanos Madinabeitia. Un 'simulacro' de campanas confeccionado con dos badajos instalados en el pórtico de la iglesia evitó que los ensayos de los aprendices de campaneros volviera loco al barrio con sus continuos y todavía poco acertados toques y repiques.

Sólo cuatro de los 12 alumnos inicialmente inscritos persistieron en su empeño por aprender. Y Arientza cuenta ahora con una nueva hornada de campaneros compuesta por Gorka Madinabeitia, el aramaioarra afincado en Aretxabaleta, Pedro Azkargorta, y Julen y su hijo de 13 años, Beñat Abasolo.

El empeño «no fue sencillo» confesaba Abasolo. Tocar bien las campanas requiere sentido del ritmo y cierta musicalidad, además de bastante fuerza física para mover de forma coordinada los badajos de más de 20 kilos». Pero transcurridos cuatro años desde la creación de esta escuela, un nuevo 'paisaje sonoro' enriquece aún más este bello enclave rural situado a los pies del macizo de Kurtzebarri y junto al embalse de Urkulu. Incluso un cartel situado a la entrada del pantano recomienda disfrutar de este 'paisaje sonoro' añadido. Ocurre cada sábado, entre las 12.30 y 13.30 horas, cuando los 'nuevos' campaneros de Arientza se aplican con entusiasmo a ensayar y practicar los conocimientos heredados de sus viejos maestros. Ya no llaman a misa, ni alertan de fuego alguno, ni avisan de ninguna defunción. Las campanadas de Arientza constituyen ahora un puro placer acústico con sabor a tradición antigua y ambiente rural.

Jornadas

Los campaneros de Arientza no están solos en su esfuerzo por revivir esta tradición. Ni su cometido se limita a decorar acústicamente los sábados a la mañana. También han organizado las I jornadas en torno a las campanas 'Atxabaltan kanpaiak die', a celebrar en esta localidad a partir de mañana lunes 3 y hasta el 29 de octubre.

La casa de cultura Arkupe acogerá mañana el acto inaugural de las jornadas (19.00) con la apertura de una exposición de fotos, campanas y otros elementos como badajos, mecanismo de relojes, inscripciones... De hecho, quien descifre la leyenda que decora una campana proveniente de Mendiola ganará una cena para 2 personas. Quienes asistan al acto tampoco se quedarán sin probar bocado. Habrá sidra de los caseríos Etxebarri, Basabe, Goikoetxe e Iturralde, así como queso de Etxazuri.

El martes 4 (19.00) el etnógrafo, investigador y erudito escritor donostiarra Antxon Agirre Sorondo pronunciará una conferencia sobre los 'orígenes y curiosidades en torno a las campanas'.

El jueves 6 intervendrá el txalapartari Juan Mari Beltran con la conferencia titulada 'txalaparta, laneko erritmoetatik, musikara'.

El sábado 8 se anuncia intenso. Además de sendas conferencias por la mañana a cargo de Francesc Llops i Bayo, presidente del Gremio de Campaneros de Valencia, y del etnógrafo vitoriano Francisco Fernández de Jáuregui, el plato fuerte de la jornada vendrá por la tarde con un concierto rural de campanas (17.00). La cita, detallaba Abasolo, será en Larrino, y el público podrá escuchar en acción y de forma coordinada -gracias a la colaboración de los radioaficionados de Arrasate- un concierto en el que intervendrá las campanas de Larrino, Azatza, Arientza, Korueta y Mendiola. Todo un reto si consideramos que el sonido tarda 6 segundos en llegar desde Mendiola, 4 de Korueta y Arientza y 2 desde Azatza.

OLIDEN, Kepa
Diario Vasco (02-10-2011)
  • ARETXABALETA: Campanas, campaneros y toques
  • JUANE ARIENTZAKO KANPAI JOLE ESKOLA (ARETXABALETA) : Toques y otras actividades
  • Escuelas de campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Diario Vasco (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 15-12-2017
    Convertir a PDF