DÍEZ, R. - Concurso Provincial de Campaneros - Avellanosa del Páramo

Concurso provincial de campaneros

Un lenguaje universal

Las cigüeñas y sus nidos no son lo Único que han desaparecido de las torres de los templos burgaleses. Por desgracia también han desaparecido los campaneros, aquellos que transmitían con el tañer del badajo los Últimos acontecimientos, buenos o malos, de la localidad. Claro que en otras poblaciones además han desaparecido «por arte de magia» las campanas e, incluso, hasta las torres, pero ese no es el tema que nos atañe.

Por una vez no vamos a ser pesimistas, sino optimistas. Gracias al concurso provincial de campaneros, evento que anualmente organiza y promociona la Diputación de Burgos, este viejo oficio cuyos profesionales no ganaban ni para compran las zapatillas que rasgaban de subir a bajar la torre de la iglesia, no se ha desaparecido. En menos de cinco años, este certamen ha pasado de contar con una veintena de participantes y la mayoría de ellos ya «mayorcitos», es decir, que peinaban canas y muchas, a casi los 50 concursantes y algunos, eso sí, los menos, jovencísimos, tan solo 13 añitos.

Esto se debe a la labor de los primeros, hijos de campaneros o reminiscencia-afición que les quedó de cuando fueron monaguillos, que además de contagiar su devoción por toques, piques, repiques, retintines, clamores..., han creado escuelas de campaneros, como la de Manuel Estébanez Villaverde en la localidad de Castrillo de Murcia, dependiente del municipio de Sasamón, o las dos en la ribera del Duero.

Ayer en Avellanosa del Páramo, localidad perteneciente al Valle de Santibáñez y que con este acto daba por inauguradas las obras de mejora en su campanario, fueron 15 los finalistas de los 47 participantes quienes brindaron a las cerca de 300 personas del público sus mejores sones y repiques.

Los mejores

El jurado de la novena edición del concurso provincial de campaneros volvió a esta formado por Alejandro Céspedes, sacerdote jubilado y experto en la materia, y Dolores Pérez, catedrática de Etnomusicología en el Conservatorio Superior de Salamanca.

Ambos decidieron que Basilio de la Torre Saiz, de 49 años y natural de Revilla del Campo, quedará en primer puesto. En segunda posición, Antonino Saiz González, de Puentedey, y el tercer lugar lo ocupó Jesús Vicario Arroyo, vecino de San Martín de Humada. En las últimas convocatorias de este certamen, estos últimos vencedores también resultaron ganadores.

R. DÍEZ
"El diario de Puentedey" (16/09/2002)
  • HUMADA: Campanas, campaneros y toques
  • MERINDAD DE VALDEPORRES: Campanas, campaneros y toques
  • REVILLA DEL CAMPO: Campanas, campaneros y toques
  • SASAMÓN: Campanas, campaneros y toques
  • VALLE DE SANTIBÁÑEZ: Campanas, campaneros y toques
  • CÉSPEDES, ALEJANDRO (BURGOS) : Toques y otras actividades
  • DE LA TORRE SÁIZ, BASILIO (REVILLA DEL CAMPO) : Toques y otras actividades
  • PÉREZ, DOLORES: Otras actividades
  • SÁIZ GONZÁLEZ, ANTONINO (PUENTEDEY) (MERINDAD DE VALDEPORRES) : Toques y otras actividades
  • VICARIO ARROYO, JESÚS (SAN MARTÍN DE HUMADA) (HUMADA) : Toques y otras actividades
  • Concursos, encuentros, muestras de campaneros: Bibliografía
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El diario de Puentedey (2002)
    © Campaners de la Catedral de València (2018)
    campaners@hotmail.com
    : 13-11-2018
    Convertir a PDF