ONTORIA OQUILLAS, Pedro - Recuerdos del reloj de la torre de la iglesia

Recuerdos del reloj de la torre de la iglesia

La brillante, engrasada y mimada maquinaria del reloj de la Puerta del Sol de Madrid, que la TVE nos mostró en la noche de las Campanadas de fin de año, me hace recordar los oxidados y arrinconados restos de la otrora máquina del tiempo de la torre de la iglesia gomellana. En 1978 le llegaba la hora de su retirada y le atañía la lapidaria frase, que solía estar colocada antiguamente en los cuadrantes de los relojes de las iglesias y de los edificios públicos, "vulnerant omnes, ultima necat" (todas hieren, la última mata), al más que bicentenario reloj gomellano. Hacía varios años que el reloj no funcionaba y por desidia se dejaron perder la maquinaria, que en su retirada de 1978, todavía estaba íntegra, pero muy deteriorada. El desalojo del lugar donde estaba fue por los retoques que sufrió el interior de la torre en las reformas de dicho año.

En el año 1769, Juan José Casajús, maestro relojero de Palencia, hizo el reloj de la torre por 8.000 reales. la Villa de Gumiel de Izán pagó 5.000 reales y la Iglesia, por su parte, abonó 3.000. Los funcionarios del ayuntamiento de la villa eran los encargados de su funcionamiento. Algunos gomellanos recordarán haber visto a los alguaciles, señores Isacio, Antonio y José, con manubrio en mano ascender por la escalinata de la iglesia para dar cuerda al reloj todos los días del año.

En un tabique de cuchitril, donde estaba resguardada la maquinaria, había unos grafitos que reseñaban diversos datos concernientes al reloj. Así, entre otras cosas, podemos leer: Se pintó la esfera el año 1919 siendo alcalde Pablo Garcés ponerla Dionisio y Daniel... Hermanos. Salvador Russo relojero 1904. Se arregló el reloj y se puso la esfera nueva. Russo.

En 1987, aprovechando la misma esfera, se instaló un nuevo reloj electrónico

La esfera del reloj está colocada entre los blasones o escudos de armas de los Mendoza y de los Girón en la fachada sur de la airosa, sólida y esbelta torre de la iglesia gomellana.

Si haces un alto en el camino y contemplas la torre y miras la hora de la jornada, no busques inscripción latina alguna sino recuerda y medita estas dos lacónicas palabras de visión escatológica: ultima forsan. Tú miras la hora, quizás, la última.

ONTORIA OQUILLAS, Pedro
Nos interesa nº 63 (15-03-2002)
  • GUMIEL DE IZÁN: Campanas, campaneros y toques
  • CASAJÚS, JUAN JOSÉ (PALENCIA): Inventario de relojes
  • RUSSO, SALVADOR (GUMIEL DE IZÁN): Inventario de relojes
  • Destrucciones de campanarios y campanas: Bibliografía
  • Relojes: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © Nos interesa nº 63 (2002)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 16-12-2017
    Convertir a PDF