VERANO, Abel - El lado oscuro de la iglesia de Castro

El lado oscuro de la iglesia de Castro

Patricia Camino, guía turística y secretaria del CIT

El Centro de Iniciativas Turísticas de Castro celebró el pasado jueves la primera edición de 'Una noche en vela', un programa a través del cual ofrece a sus visitantes la posibilidad de contemplar la riqueza cultural de la localidad desde el 'lado oscuro' que ofrece la noche.

Previo pago de un euro, los asistentes al recorrido inaugural realizaron una visita guiada a la iglesia de Santa María, donde pudieron visitar zonas habitualmente cerradas al paso de los visitantes como el coro, el campanario o el triforio. Además, a lo largo de la hora y media que duró esta primera visita, los 20 participantes pudieron conocer todos los entresijos de la construcción de esta joya arquitectónica construida a principios del siglo XIII y declarada Bien de Interés Cultural en el año 1931.

Ibón Álvarez, el guía del templo, fue el encargado de realizar todas las explicaciones de la visita, que empezó a las ocho y media y se prolongó una hora, entrada la noche. Los primeros participantes de esta iniciativa -curiosamente vecinos de Castro en su mayoría- no ocultaron su asombro ante curiosidades que desconocían hasta ahora. También destacaban la diferencia entre visitar el templo de día y hacerlo entrada la noche.

«Hay zonas de la iglesia que tienen más encanto de noche que de día. La visión es muy diferente», reconocía uno de ellos.

Recorrido

La visita al templo de Santa María comienza justo en la entrada principal. Allí, el guía explica las características principales de su construcción y, a continuación, invita a subir a la zona del coro y el antecoro, un lugar que ofrece una panorámica inigualable.

Los asistentes pueden observar el «impresionante» órgano que se instaló en el año 2001, procedente de la catedral francesa de Évreux. Posteriormente, los participantes se dirigen hacia el triforio, la galería que rodea el interior de la iglesia sobre los arcos de las naves y actualmente repleta de escombros. El lugar no es muy vistoso, pero permite conocer parte de las entrañas del templo.

Luego, resta ascender a la parte más alta de la iglesia: el campanario. Es la zona con mayor encanto. Todo el mundo aprovecha para hacer fotografías: del castillo-faro, del rompeolas, de la bahía... Incluso algunos, los más atrevidos, pueden subir el tejado, donde las vistas son aún mejores. La visita concluye entorno al altar, dónde el guía explica el valor escultórico de las figuras que hay en las capillas.

VERANO, Abel

El Diario Montañés (28-08-2011)

  • CASTRO URDIALES: Campanas, campaneros y toques
  • Visitas a campanarios: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © El Diario Montañés (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 14-12-2017
    Convertir a PDF