SAINZ, Sanda - Un campanero de trece años

Un campanero de trece años

A los cuatro años subió con su padre al campanario de Santa Ana y desde entonces se aficionó a tocar

Un campanero de trece años - Autor: SAINZ, Sanda
Un campanero de trece años - Autor: SAINZ, Sanda

Aunque hoy en día las campanas de las iglesias que todavía no han enmudecido están dirigidas por un sistema electrónico, en algunas ocasiones pueblos como Cervera del Río Alhama recuperan el toque manual que irremediablemente camina hacia el olvido.

Lejos de las miradas de la gente pero presente en sus oídos, Joaquín Sainz Chivite, un cerverano de trece años, subió a la torre de la parroquia de Santa Ana durante las pasadas fiestas para tocar.

La primera vez que pisó el campanario tenía cuatro años y quedó prendado por el sonido, el ambiente, la grandiosidad del lugar. Le llevó allí su padre, Jesús, y -por supuesto- no pudo resistirse a golpear esos grandes instrumentos anclados en las paredes. También le atrajo el disparo de cohetes que se realiza allí, en las alturas del templo. Desde entonces no ha faltado a la cita y piensa continuar. Poco a poco le ha enseñado un campanero veterano, Pablo Martínez 'el pollo'.

Joaquín representa lo inusual en la juventud y al mismo tiempo la esperanza de mantener una tradición casi perdida. Carlos Gómez 'el sastre', Manolo Gil Miguel y Alejandro Ladrón son algunos de los santaneros que aún se resisten a dejar de lado este ritual.

Con motivo de las fiestas han tocado las campanas de forma manual en la novena, en el rosario de la mañana y las vísperas. El día 25 de julio, en la misa mayor de Santiago y la bajada de la patrona de su camarín en el retablo mayor. El día 26, en la procesión y misa de Santa Ana. Y el 27, durante la subida de la escultura.

Hay repiques, volteos e incluso acompañamiento de la música de 'la Gaita'. Además de las diferentes formas de tocar, los sonidos son distintos en cada campana y en la torre parroquial permanecen activas media docena.

De boca a boca

Muchos de los toques característicos han desaparecido con el paso del tiempo en la medida en que la gente que los conocía ha muerto o, al dejar de interpretarlos, se han olvidado de ellos. Los que se conservan han pasado de boca en boca entre los devotos. Antiguamente las campanas no sólo tenían función religiosa sino que servían para comunicar a los vecinos todo tipo de sucesos. Por ejemplo, si se producía un incendio se tocaba a rebato, cuando fallecía un niño el golpeo era distinto al que anunciaba la muerte de un adulto.

SAINZ, Sanda

larioja.com (01-08-2011)

  • CERVERA DEL RÍO ALHAMA: Campanas, campaneros y toques
  • Campaneros: Bibliografía

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © larioja.com (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 23-10-2017
    Convertir a PDF