LLOP i BAYO, Francesc - Informe sobre la campana gótica existente en el Ayuntamiento de Huesca

Informe sobre la campana gótica existente en el Ayuntamiento de Huesca


Con motivo de la bajada de las campanas de la Catedral de Huesca, que van a ser restauradas de acuerdo con una propuesta redactada y dirigida por el técnico que suscribe, pudimos documentar una campana gótica, existente en el Ayuntamiento de Huesca, ubicada hasta hace poco en una espadaña del propio edificio y que actualmente se encuentra depositada en la antigua capilla de Santiago Matamoros del propio edificio consistorial.

No estudiaremos la campana, sus inscripciones y decoraciones, ya que está próxima la publicación en la revista Argensola del Instituto de Estudios Altoaragoneses de un completo trabajo realizado por Carlos GARCÉS MANAU. Sí que reflexionaremos sobre las características de esta campana, su interés histórico, simbólico y musical al mismo tiempo que propondremos su restauración, esto es la recuperación plena de sus valores originales. Conocimos la campana con la señora María Jesús TORREBLANCA GASPAR, archivera municipal y con el citado señor GARCÉS MANAU, a quien agradecemos las facilidades prestadas para ese acercamiento que ha propiciado este informe.

Una antigua campana municipal

No hay duda que se trata de una campana municipal, puesto que los sellos de la ciudad se repiten por una veintena de veces. No son habituales en Aragón las campanas municipales, es decir asociadas a los ayuntamientos, para las señales que les son propias. Ciertamente hay muchas campanas de reloj con marcas e incluso titularidad municipal, pero la campana que nos ocupa no parece haber tocado nunca asociada a un reloj sino para avisar reuniones y actos propios del municipio.

Demuestran estos usos el pequeño yugo de madera, propio de campana fija o que oscila suavemente, y sobre todo el gran badajo, característico de campana inmovilizada, para que suene de manera suficiente a ser oída por toda la ciudad.

Hay otros factores que aumentan su interés: la limpia epigrafía gótica, las decoraciones aún medievales, el propio yugo de madera, que parece de la época de la campana aunque fue remodelado en el siglo XIX como lo atestiguan las tuercas de forma cuadrada. Incluso el nombre del fundidor, que parece ser “rosada” es nuevo entre la lista de fabricantes medievales de campanas.

No olvidemos que las campanas suenan siempre igual a lo largo de los siglos, lo que supone que cuando escuchamos una campana medieval, oímos la única música viva que queda del pasado. Ciertamente puede haber otros instrumentos musicales, pero depende de su estado de conservación e incluso del conocimiento de las técnicas antiguas, que el sonido varíe incluso según el intérprete. Por el contrario, la campana suena siempre igual. Solamente la suciedad, el abandono de sus instalaciones o la rotura de la misma, pueden distorsionar ese sonido que puede recuperarse mediante una adecuada restauración.

La restauración plena de la campana pasa por recuperar sus valores originales para que se convierta en una voz viva de la ciudad, en una garantía sonora que enraíce los valores municipales del pasado con el futuro a través del presente.

Un yugo medieval, modificado en el XIX

El yugo o yubo, como se decía tradicionalmente en Huesca, es de pequeñas dimensiones y aunque tenía ejes, cortados para sacar la campana de su lugar original, parece medieval. Recuerda mucho al de la campana más antigua de la ciudad, la Campana del Corpus o de Prima, que tuvo que ser ampliado para bandear la campana, aumentando su tamaño a base de poner madera y hierro en la parte superior, pero manteniendo tanto la forma original como los herrajes antiguos.

Así vemos en la fotografía de la izquierda la campana de la Catedral, posiblemente un siglo más antigua que la campana de la ciudad, aunque no figura ni la fecha ni el fundidor de la campana.

La principal diferencia entre ambas campanas radica en los herrajes, medievales aun en la primera, decimonónicos en la segunda. La campana municipal, por tanto, mantuvo su yugo original, porque seguía estando fija, aunque tuvo diversas reparaciones a lo largo de los siglos, consecuencia de su uso.

Posibles usos de la campana

Se baraja la posibilidad de exponer la campana de modo que sea accesible a los ciudadanos de Huesca. Vamos a sopesar los pros y los contras de esta posibilidad.

A favor figura el acercamiento de la campana a la población: se podrá ver de cerca su epigrafía, sus decoraciones, los antiguos grabados e imágenes e incluso el simpático detalle – propio de las campanas góticas – de la cinta que la envuelve a modo de cinturón, con una hebilla y un trozo colgando. Pero la campana perderá su principal papel: como elemento musical, como voz municipal. Incluso, aunque pudiese tocar, su voz no tendría el significado colectivo y simbólico que tuvo en su momento y que puede recuperar con una adecuada restauración.

Por el contrario, si se devuelve la campana a su espadaña, puede recuperarse (o innovarse) el toque de la misma, marcando con su voz la presencia municipal, los actos propios de la ciudad: desde unos primeros toques rápidos para iniciar con su voz las fiestas, antes que toquen otras campanas o suenen cohetes o bandas de música, hasta marcar con una serie fija de toques, digamos veinte seguidos, para señalar los plenos municipales o incluso el acompañamiento con toques lentos para ciertas ceremonias fúnebres organizadas por el municipio.

No creemos en absoluto que su papel sea marcar las horas: para eso hay otras campanas. Por eso, para esos usos rituales municipales, la campana debiera ser dotada de una larga cuerda unida al badajo para tocar manualmente esas escasas pero simbólicas señales. Al pie de la cuerda debería figurar un panel no sólo con las características simbólicas y técnicas de la campana sino con un “manual de instrucciones”, con la lista de toques que se deben hacer con ella.

Proceso de restauración

Proponemos por tanto que esta campana municipal se restaure, para recuperar sus valores originales. En aquello que hemos podido ver, la campana se encuentra en buen estado, y también el yugo, aunque los herrajes se encuentran medio sueltos.

La propuesta pasa pues por la limpieza interior y exterior de la campana, no por motivos estéticos sino acústicos. El yubo, propio de una campana estática, parece también en buen estado, y puede ser restaurado, manteniendo en lo posible los herrajes actuales, para que la campana vuelva a su lugar original. Finalmente la campana debe ser dotada de un conjunto de cables que permitan, desde el lugar más apropiado, tocarla con el propio badajo medieval que la acompaña. De ningún modo debe mecanizarse. Por el contrario, los toques rituales deben divulgarse de manera que vuelvan a formar parte de la memoria colectiva de Huesca, de modo que se identifiquen con actos municipales solemnes.

En cuanto al conocimiento de las decoraciones o incluso la afinación y sonoridad de la campana, basta una pequeña publicación o incluso un acceso desde la propia página Web municipal.

Para esta restauración debería seguirse el mismo proceso que se ha realizado en la Catedral, es decir la solicitud de tres presupuestos y la valoración del más apropiado para la restauración de la campana, incluso aunque sea el más económico, ya que deben primar los valores patrimoniales importantes de esta campana antes que una baja temeraria de oferta económica.

Es ciertamente un privilegio que no tiene a nuestro conocimiento ninguna otra ciudad en Aragón ni de otras Comunidades Autónomas de poseer una campana exclusivamente municipal, de estas dimensiones, y no asociada ni a un reloj (de las que hay docenas de ejemplos) o a usos también eclesiales (menos comunes, pero también habituales: campanas de titularidad municipal que se utilizan para usos litúrgicos).

Esta campana exclusivamente municipal debe recuperar su papel histórico peculiar de servir de voz, de medio de comunicación del Ayuntamiento de Huesca, en cuya espadaña debe ser marcando, a lo largo de los próximos siglos, los momentos rituales más significativos de la ciudad.

LLOP i BAYO, Francesc (26-03-2011)

  • HUESCA: Campanas, campaneros y toques
  • ROSADA: Inventario de campanas
  • Restauración de campanas: Bibliografía
  • Francesc LLOP i BAYO: bibliografia

     

  • Volver a la página anterior
  • Menu inicial CAMPANERS DE LA CATEDRAL DE VALÈNCIA
    Campaners de la Catedral de València
    Buscar campana, campanario, población, fundidor, año fundición, epigrafía, autor, artículo
    © LLOP i BAYO, Francesc (2011)
    © Campaners de la Catedral de València (2017)
    campaners@hotmail.com
    : 18-11-2017
    Convertir a PDF